Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hallan iglesia bizantina en Jerusalén

La estructura data de hace 1,500 años de antigüedad y era un complejo de una estación de carretera para los viajeros

Los arqueólogos encontraron esta estructura con muchos detalles del arte bizantino.

Los arqueólogos encontraron esta estructura con muchos detalles del arte bizantino.

Los arqueólogos encontraron esta estructura con muchos detalles del arte bizantino.

TEL AVIV. Las autoridades arqueológicas de Israel anunciaron el descubrimiento de una iglesia bizantina de 1,500 años de antigüedad que atendía a los viajeros que se dirigían a Jerusalén, informaron ayer fuentes oficiales.

El hallazgo fue hecho cerca de la localidad árabe de Abu Gosh durante las excavaciones de ampliación de la autopista 1, que conecta Jerusalén con la ciudad de Tel Aviv, informó la portavoz de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

Descubrimiento. Según los expertos, se trata de una iglesia que formaba parte de un complejo de una estación de carretera para los viajeros que se desplazaban entre Jerusalén y la costa mediterránea

Está situada cerca de una fuente de agua conocida en árabe como Ein Naqa, cerca de la actual localidad de Bet Neqofa, y la iglesia tiene una longitud de 16 metros, una capilla lateral de 6.5 por 3.5 metros con un suelo de mosaico blanco, un baptisterio con forma de árbol de cuatro hojas en su esquina nororiental y paredes que en su tiempo estuvieron decoradas con frescos.

En uno de los cuartos adyacentes al templo cristiano se han encontrado grandes cantidades de azulejos de cerámica y en el lugar han aparecido lámparas de aceite, monedas, vasos de cristal, fragmentos de mármol y conchas de madreperlas.

Annette Nagar, directora de la excavación, detalló que el complejo fue construido al lado de la calzada que llevaba a Jerusalén, probablemente en el periodo romano.

"Esta estación de carretera dejó de ser utilizada a finales del periodo bizantino, si bien la carretera que había construida a su lado fue renovada y continuó usándose hasta los tiempos modernos", precisó Nagar en la nota.

La cultura normando-árabe-bizantino surgió durante el periodo de la conquista normanda (años 1040 al 1189); fuertemente influidos por el sustrato de arte y cultura bizantina y árabe anterior (siglos VI al XI). Su principal característica es el eclecticismo.

Los normandos que ocuparon estas tierras provenían de Normandía (norte de Francia), donde se habían establecido en el siglo IX desde su lugar de origen en la Península Escandinava. La conquista normanda dio un gran impulso en la construcción de diferentes edificios en Apulia, Calabria, Campania y Sicilia, pero los constructores y maestros de obras provenían de las mismas regiones y pocas veces del Norte.

La aportación normanda a la arquitectura siciliana se limita a algunos detalles específicos de la planta; mientras que abundan mucho más las características del arte islámico, debidas no solo a los operarios locales, sino a arquitectos árabes y egipcios convocados que pusieron su sello con los arcos ojivales y muchos detalles más. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación