Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gimnasia: una mezcla de fuerza, voluntad y disciplina

Esta práctica combina el ejercicio físico con la danza y expresiones artísticas

Gimnasia: una mezcla de fuerza, voluntad y disciplina

Gimnasia: una mezcla de fuerza, voluntad y disciplina

Gimnasia: una mezcla de fuerza, voluntad y disciplina

"Vamos a iniciar con el calentamiento, corramos niñas", son las primeras indicaciones de la tarde que da Laura Figueroa, entrenadora de gimnasia artística femenina del Polideportivo Merliot, donde dedica un par de horas diarias a un grupo de niñas que se reúne tres veces a la semana.

Las pequeñas atletas, entre las edades de cuatro a 13 años, llegan a su clase por las tardes cada una con un fin diferente. Un grupo de ellas está por competencias a nivel nacional e internacional, mientras que otro grupo lo hace por diversión.

El entrenamiento para las atletas inicia a edad temprana, entre cuatro y cinco años. Es un deporte diferente a otros ya que en esta edad se puede obtener niveles máximos de fuerza, flexibilidad y coordinación. Además es cuando las personas adquieren los hábitos posturales y el desarrollo de habilidades motrices básicas necesarias para el posterior aprendizaje de elementos de mayor complejidad.

La gimnasia general puede ser practicada por ambos sexos y estos tienen la alternativa de practicar las diferentes formas, por ejemplo, la gimnasia artística (opción que se practica en el suelo y valiéndose de diversos aparatos), la gimnasia rítmica (alternativa que conjuga movimientos de danza y ballet con música y aprovecha piezas como el aro, la cuerda, la pelota y la cinta), la aeróbica (rutina con aparatos y movimientos de alta intensidad) y la gimnasia acrobática (disciplina de carácter grupal que convierte al cuerpo humano en apoyo o disparador de fuerza para otros cuerpos).

Beneficios

La gimnasia ayuda a tener mejor concentración, dormir mejor y proporciona los conocimientos necesarios para manejar los desafíos emocionales y físicos que pueden encontrar. De acuerdo con la Academia de Gimnasia de Boston, EE.UU., a los niños que participan en la gimnasia se les da la oportunidad de aprender y comprender las habilidades sociales, tales como seguir instrucciones, escuchar, tomar turnos, respetar a los demás y en silencio.

A los niños que asisten regularmente a clases de gimnasia practican y experimentan la comunicación con la gente de su propio rango de edad, interactuan con adultos y el trabajo en equipo. Con el tiempo aprenderá a adaptarse a su nuevo entorno, divertirse, conocer nuevos amigos y finalmente aprenden a ser independientes, explican varios maestros.

También mejora la coordinación del cuerpo, el equilibrio y las habilidades motoras. Otro de los beneficios es que puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, la obesidad y la diabetes en la edad adulta. Dejar a su hijo participar en la gimnasia les puede proporcionar la resistencia cardiovascular, fuerza muscular y la agilidad.

Todo ejercicio es base para una buena salud combinada con la buena alimentación y la gimnasia es una opción que a temprana edad se puede practicar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación