Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escándalo de Hollande genera debate de lo privado y lo público

Tolerancia ciudadana sigue reinando en Francia ante la vida privada de los políticos El 77 % de los franceses considera que el caso es privado y que no afecta la imagen del mandatario

El presidente de Francia, François Hollande, se ha robado titulares en todo el mundo.

El presidente de Francia, François Hollande, se ha robado titulares en todo el mundo.

El presidente de Francia, François Hollande, se ha robado titulares en todo el mundo.

El supuesto romance entre el presidente de Francia, Fraçois Hollande, y la actriz Julie Gayet ha generado un amplio debate sobre lo público y lo privado.

El mandatario sostiene que la publicación del reportaje que desató el escándalo es un "atentado contra el derecho a la vida privada". "Los franceses, según ha recordado el propio mandatario, creen que la privacidad es un derecho sagrado. Y esto, a ojos de muchos extranjeros, hace del país un caso especial: '¡Ah, la France!', se suele decir con un suspiro", publica El País.

A diferencia de algunas naciones, en Francia los vicios y virtudes privados no son decisivos para la función pública, así lo demuestra una encuesta, donde el 77 % de los franceses considera que el asunto Gayet es estrictamente privado y no afectará a la imagen del gobernante.

Pero el profesor de Sociología Eric Fassin explicó al periódico español que lo que está en juego en el caso Hollande "es el uso político de la privacidad, la redefinición de las reglas de la democracia mediática y la batalla entre políticos y periodistas por definir qué es público y no lo es. Sarkozy decidía a su antojo lo que era privado y público (...) Ahora, el presidente al que todos acusaban de ser débil por estar sometido a su pareja, intenta como Sarkozy imponer lo que es privado y lo que no. La duda es si Hollande quiso realmente ser discreto con Gayet. O si ha jugado ese juego para construirse una nueva imagen".

Por otra parte, el mandatario reconoció esta semana que este es un caso que le puede pasar a cualquiera, de donde surge las preguntas ¿Cuáles son las limitaciones de lo privado y lo público y quién las decide?

Edwy Plenel, director del diario digital Mediapart, explicó a El País el caso del supuesto amorío está en límite, pues aunque su relación sólo le compete a él, y lo no privado es saber quién es la primera dama y conocer si el romance cuesta dinero público.

Plenel considera que "la vida privada no puede ser una coartada de los poderosos. ( Y los medios) tienen la obligación de vigilar al poder, da igual que sea el presidente o un alcalde. No es que no tengan derecho a su vida privada, pero llegan al cargo con su privacidad a cuestas, y si se ven con alguien en un apartamento relacionado con la mafia corsa, es un problema político".

Gayet desmiente embarazo

La actriz Julie Gayet, a la que se le atribuye un romance con Hollande, desmintió ayer estar embarazada, en un intento por acabar con los rumores surgidos en las redes sociales y que aseguraban que ya había superado el primer trimestre de gestación.

"Gayet ha desmentido claramente y de manera espontánea en 'Europe 1' que esté embarazada", indica esa emisora en su página web.

El hipotético embarazo de la actriz, de 41 años de edad, es uno de los muchos rumores que han circulado.

El último de ellos procedió ayer de la revista "Voici", que en la red social "Twitter" indicó que la socialista Ségolène Royal, madre de los cuatro hijos del presidente francés, habría visitado en el hospital a Valérie Trierweiler, su actual pareja oficial.

"Pasar página y volver al trabajo. Las afirmaciones de Voici son totalmente falsas", indicó Royal en su cuenta de "Twitter".

Hollande mandó ayer flores y bombones a Valérie y no la ha visitado todavía, pero esa ausencia, según la emisora "RTL" se atribuye a una recomendación de los facultativos. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación