Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desarrollan apps para medir contaminación

AirProbe, por un lado, permite medir la contaminación del aire gracias a un sensor que se puede cargar de forma fácil en un bolso Las aplicaciones fueron creadas por belgas, alemanes e italianos

Los cromos se publicarán los lunes, miércoles y viernes cromos se publicarán los lunes, miércoles y viernes cromos foto edh

Los cromos se publicarán los lunes, miércoles y viernes cromos se publicarán los lunes, miércoles y viernes cromos foto edh

Los cromos se publicarán los lunes, miércoles y viernes cromos se publicarán los lunes, miércoles y viernes cromos foto edh

Investigadores belgas, alemanes, británicos e italianos han desarrollado dos aplicaciones que miden la contaminación del aire y del sonido en el marco del proyecto Everyware, al que la Comisión Europea (CE) ha contribuido con dos millones de euros, informó ayer el Ejecutivo comunitario.

AirProbe, por un lado, permite medir la contaminación del aire gracias a un sensor que se puede cargar de forma fácil en un bolso o una mochila y que manda señales por Bluetooth al dispositivo móvil para informar sobre los niveles de ozono, carbono negro o de otras partículas contaminantes en el alrededor.

Por otra parte, WideNoise, que ya estaba siendo utilizada por más de 10.000 personas, es la aplicación diseñada dentro de este proyecto europeo para medir la calidad del sonido.

"Gracias a las nuevas tecnologías, estamos ahora en la era de la ciencia ciudadana, donde todo el mundo puede crear, recoger y compartir datos para el bien común", dijo la vicepresidenta de la CE y responsable de Agenda Digital, Neelie Kroes.

Estas dos aplicaciones han sido diseñadas por investigadores científicos e informáticos belgas, alemanes, italianos y británicos que pretenden con ello incrementar el nivel de concienciación de la ciudadanía respecto al medioambiente.

Los datos recogidos a través de la aplicación AirProbe se recopilan para informar al resto de ciudadanos acerca de las áreas más contaminadas, así como de las horas puntas en las que valdría la pena evitar la contaminación.

También pueden servir a autoridades y científicos para analizar las tendencias de contaminación y publicar los resultados para el conocimiento de los ciudadanos, indica la CE.

Para el desarrollo de esta aplicación, los investigadores realizaron pruebas con más de 300 voluntarios y recogieron un total de 28 millones de puntos de calidad del aire.

"El proyecto Everyware está destinado a capacitar a las personas y darles herramientas fáciles pero precisas para medir la calidad del aire y el ruido", dijo el coordinador del proyecto y investigador de la Fundación ISI en Torino, Vittorio Loreto.

La contaminación del aire es un grave problema que atañe a Europa y que provocó la muerte prematura de unas 400.000 personas, explica la CE.

La mala calidad del aire también incrementa los costes médicos y reduce la productividad económica, además de dañar los cultivos y los edificios, asegura el Ejecutivo comunitario. El proyecto Everyware fue premiado con un fondo del séptimo programa marco de la Unión Europea (UE) para la investigación y el desarrollo tecnológico (2007-2013).—EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación