Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Curiosity detecta alzas de metano en la atmósfera de Marte

Las elevaciones del gas pueden ser causadas por fuentes geológicas, biológicas y no biológicas

El vehículo de la Nasa está en Marte desde 2012. foto edh / efe

El vehículo de la Nasa está en Marte desde 2012. foto edh / efe

El vehículo de la Nasa está en Marte desde 2012. foto edh / efe

Metano en la atmósfera marciana y químicos orgánicos en el suelo del planeta rojo son los últimos hallazgos del robot Curiosity de la NASA en su misión de buscar claves sobre la posibilidad de vida extraterrestre, informaron científicos ayer.

Científicos de la NASA señalaron que el Curiosity halló oleadas de metano, un gas que en la Tierra está fuertemente relacionado con la vida, en la atmósfera alrededor de su sitio de aterrizaje en el cráter Gale.

El robot también halló químicos orgánicos en el suelo, dijeron los científicos en una conferencia de prensa vía Internet en la reunión de la organización American Geophyscial Union en San Francisco.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California divulgó un comunicado diciendo que el robot midió "un aumento de 10 veces" en el metano de la atmósfera a su alrededor, y detectó otras moléculas orgánicas en una muestra recogida por una perforadora robótica.

Christopher Webster, del Laboratorio de Propulsión a Chorro, encabezó el estudio del metano.

"Hay muchas fuentes posibles, biológicas o no biológicas, como la interacción de agua y roca", detalló en un comunicado Sushil Atreya, de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, miembro del equipo científico del Curiosity.

Y añadió que "este incremento temporal en el metano es un alza considerable y una subsiguiente baja nos dice que debe haber una fuente relativamente fija".

Años de investigación

Los últimos hallazgos combinan más de dos años de información recogida por el robot desde su aterrizaje dentro del cráter en agosto del 2012.

La semana pasada, los científicos dijeron que habían determinado que miles de millones de años atrás, el cráter explorado por Curiosity era un lago de 154 kilómetros de diámetro. Este descubrimiento fue otra clave de que Marte, el planeta más parecido a la Tierra en el sistema solar, fue alguna vez adecuado para la vida microbiana.

Poco después del aterrizaje, el robot halló que Marte tuvo en otra época los ingredientes químicos y las condiciones ambientales necesarias para la vida microbiana, cumpliendo así el primer objetivo de su misión.

El robot, que se ha desplazado unos 8 kilómetros desde que aterrizó en el planeta, ha explorado un área conocida como Monte Sharp, donde las rocas contienen sedimentos depositados por agua, para conocer si existieron condiciones necesarias para la vida por un tiempo suficiente para que la vida se desarrollara.

Roger Summons, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y que participa en el equipo del Curiosity, apuntó que "el desafío ahora es hallar otras rocas en Monte Sharp que podrían tener series diferentes y más extensas de componentes orgánicos". —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación