Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cómo proteger a los niños de la amenaza del Grooming

La compañía ESET brinda 10 consejos para evitar que los menores sean víctimas de este tipo de peligro

A pesar de que estas situaciones comienzan en la red, con frecuencia trascienden al mundo físico, y llevan a delitos tales como el tráfico de pornografía infantil o el abuso físico a menores.

A pesar de que estas situaciones comienzan en la red, con frecuencia trascienden al mundo físico, y llevan a delitos tales como el tráfico de pornografía infantil o...

A pesar de que estas situaciones comienzan en la red, con frecuencia trascienden al mundo físico, y llevan a delitos tales como el tráfico de pornografía infantil o el abuso físico a menores.

Grooming es la persuasión de un adulto hacia un niño con la intención de generar una relación de confianza para que el menor realice actividades sexuales.

En algunos casos, el adulto se hace pasar por un infante de la misma edad para posteriormente concretar un encuentro personal.

Es recomendable seguir los siguientes consejos para evitar estas situaciones:

1. Establecer un vínculo de confianza entre los padres y los chicos, entablando un canal de comunicación de forma que se puedan conocer los hábitos y preferencias al utilizar los dispositivos móviles.

2. Dejar claro cuáles son los lugares permitidos para utilizar el dispositivo, el tiempo durante el cual se puede usar y qué puede hacer durante este tiempo.

3. En el smartphone toda la información almacenada (fotos, videos, mensajes) podría volverse pública en Internet en caso de que el dispositivo sea intervenido o atacado. Es muy importante hacer hincapié en la importancia de mantener los datos en privado, para no perder el control sobre los mismos.

4. No molestar o insultar a otros utilizando algún dispositivo. Ya lo dice el conocido refrán: No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti.

5. Crear la conciencia de no responder mensajes o llamadas de origen desconocido. Si se considera importante debe ser comentado con una persona mayor.

6. Cuando se realice una compra utilizando el dispositivo móvil o al realizar la descarga de alguna aplicación, debe acompañarse de un adulto para estar seguro de cómo funciona el proceso.

7. La opción de GPS del dispositivo es muy útil para ubicarse, pero se debe utilizar con precaución ya que mantenerlo siempre encendido permitiría que a través de las redes sociales puedan saber la ubicación del menor.

8. Al igual que la computadora personal, el sistema operativo y las aplicaciones del dispositivo móvil deben mantenerse actualizadas.

9. Las aplicaciones maliciosas están también presentes en ambientes móviles. Además del uso de sistemas para la protección de los datos, no se deben descargar aplicaciones de sitios no oficiales y antes de instalar cualquier aplicación es necesario tener en cuenta qué permisos son solicitados.

10. Tomar precaución al conectarse a redes wifi o bluetooth es una muy buena práctica para evitar ataques a la información contenida en el dispositivo. Asimismo, cualquier conexión por estos medios debe estar protegida con contraseña.

Un fenómeno en auge

Con el Internet las comunicaciones instantáneas han mejorado, pero no se pueden omitir los riesgos que ha generado, especialmente para los niños.

El grooming es una de esas amenazas. El término proviene del inglés "groom" que significa acicalar o cepillar en caso de animales.

Mientras que desde el punto de vista social el "grooming" es "un nuevo tipo de problema relativo a la seguridad de los menores en Internet, consistente en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual".

Se trata de un fenómeno cada vez más acuciante y que ya ha puesto en guardia tanto a la policía como a distintas asociaciones.

Para la Fundación Alia2, las principales dificultades para luchar contra él son el anonimato de los delincuentes, la inocencia de los menores y la fácil accesibilidad de Internet.

"A pesar de que estas situaciones comienzan en la red, con frecuencia suelen trascender al mundo físico, derivando en delitos tales como el tráfico de pornografía infantil o el abuso físico a menores", señala la fundación.—EDH/ESET

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación