Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Coma etílico puede llevar a la muerte

La intoxicación con alcohol puede afectar la memoria y causar daños irreparables No hay primeros auxilios para este tipo de intoxicación. Sólo los médicos están capacitados para tratarla

Coma etílico puede llevar a la muerte

Coma etílico puede llevar a la muerte

Coma etílico puede llevar a la muerte

Todos son vulnerables, pero los adictos corren mayor riesgo. Los adolescentes y adultos jóvenes también son presa fácil. De la embriaguez a un coma etílico hay un paso.

Este estado comatoso sobreviene tras la intoxicación alcohólica y dependerá de varios factores, como el metabolismo del paciente, el sexo y del tipo de bebidas.

En El Salvador, las bebidas alcohólicas resultan ser ese invitado especial que hace de una reunión una experiencia excitante. Lamentablemente el placer de disfrutarlas suele degenerarse en adicción en miles de casos.

Solo el año pasado, el Ministerio de Salud Pública registró más de nueve mil pacientes que presentaron trastornos mentales y del comportamiento debido al alcohol.

Del gran total, 2,745 tuvieron que ser hospitalizados. Al final, 163 de estos pacientes dejaron los centros hospitalarios en un ataúd.

Pese a la cantidad significativa de salvadoreños que enfrentan problemas de alcoholismo son muy raros los casos de coma etílico.

Incluso la doctora Alfonsina Chicas, del departamento de Toxicología del Hospital Rosales, afirma que en el país no se cuentan con estudios sobre el tema.

El coma etílico es uno de los más grandes riesgos de la intoxicación alcohólica, con consecuencias que varían desde deshidratación severa, pérdida de memoria y la muerte.

Una persona cae en coma etílico cuando los niveles de alcohol sobrepasan los 400 miligramos por decilitro de sangre. Para poner esto en contexto, es necesario saber que de 200 mg a 300 mg de alcohol por decilitro de sangre son suficientes para que una persona no pueda hablar, carezca de coordinación motriz, vomite e incluso se desmaye.

Esto se debe a que el hígado procesa sólo una unidad de alcohol por hora. "Usualmente las personas que caen en coma etílico son bebedores frecuentes o alcohólicos", explica el Dr. Orlando Maestre, médico del "staff" de profesionales del Hospital de Diagnóstico y Hospital de la Mujer. "Para que una persona que sólo bebe socialmente o nunca ha bebido llegue a este nivel tendría que beber sin parar por horas", añade.

En el país, el alcoholismo es más común en hombres que en mujeres. En el 2012 se reportaron 8,415 casos de hombres que se presentaron a hospitales o clínicas Fosalud. Mujeres fueron 831.

El Dr. Maestre explica que "cuando un paciente ingresa al hospital por coma etílico lo primero que se hace es, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), hidratarlo por vía intravenosa, esperar que saque el alcohol por la orina y ponerlo en ventilador".

Sin embargo, las consecuencias a largo plazo, si se sobrevive, pueden ser muy graves. La pérdida de memoria y la atrofia cerebral son dos de las consecuencias más comunes en casos de coma etílico leves. Estos pueden durar de un día a cinco semanas, pero mientras más tiempo tarda el paciente en salir del coma más probabilidad de muerte tiene.

La sobreingesta de alcohol durante el embarazo también puede causar que el bebé nazca con intoxicación o incluso el coma, como el caso de una mujer polaca de 24 años que, tras una disputa con su esposo, bebió tanto que el parto tuvo que ser inducido. El niño, que nació por medio de cesárea, presentó una tasa de alcoholemia de 4.5 gramos por litro de sangre, 13 veces el límite de un adulto.

Las fiestas universitarias suelen ser propicias para la intoxicación alcohólica. En el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT por sus siglas en inglés), un joven de 18 años murió luego de tres días en coma etílico. Sus compañeros de fraternidad lo encontraron desmayado en su dormitorio y llamaron inmediatamente a la policía universitaria. Este suceso causó que las autoridades del MIT prohibieran el alcohol en la universidad.

¿Qué hacer ?

Si una persona que ha estado bebiendo vomita o tiene ataques repentinos de frío, lo mejor es hidratarlo. Las bebidas como el café contribuyen a la deshidratación del cuerpo y, por lo tanto, no deben ser consumidas en esta etapa de la intoxicación. Una vez la persona haya sido hidratada es bueno que coma o duerma.

En caso de que esta persona convulsione se debe llamar al 911. En lo que llega la ayuda no hay que moverlo y debe estar de lado por si vomita. Si la persona deja de respirar hay que administrar RCP mientras llega la ayuda.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación