Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Café: la bebida que conquistó el mundo

Este líquido de tono marrón se ha convertido en el elixir de millones de personas al rededor del planeta, porque se disfruta a cualquier hora del día

Café: la bebida que conquistó el mundo

Café: la bebida que conquistó el mundo

Café: la bebida que conquistó el mundo

Es la bebida que más se toma, después del agua y resultados científicos han demostrado que consumirlo ofrece cualidades medicinales, eximiéndola así de ser la causante de alguna dolencia.

Una buena taza con café no solo se distingue por deleitar el paladar, sino también por reanimar a quien lo consume.

Alrededor del mundo, existen diversos tipos e infinidad de marcas, que varían según los países, y la zona donde se cultiva, así como su proceso de empacado y secado.

Pero no todas las plantas de cafeto son iguales y según sus particularidades, ofrecen un fruto diferente, sin embargo, las dos especies que destacan y que presentan el 98 % de la producción mundial son: arábicas y robustas.

La primera se cultiva en Centroamérica, Sudamérica, Asia y el Este de África, es la más apreciada, y simboliza el 75 % de la producción mundial de café. Es originaria de las regiones montañosas de Etiopía, es sensible al calor y la humedad.

Crece en altitudes superiores a los 800 metros y cuanto más alta es la cima, mejores son las cualidades del grano de café tostado.

Se destacan por ser muy perfumados, dulces, plenos, ligeramente ácidos, a menudo con un especial sabor a chocolate y un agradable gusto amargo.

En cuanto a la diversidad robusta, extendida por África, Brasil y Asia, predomina por ser resistentes a climas calientes y a los parásitos. Su cultivo se realiza en tierras bajas tropicales, crece incluso hasta en elevaciones que no sobre pasan los 200 o 300 metros.

Estos cafés ofrecen un sabor áspero, astringente, poco perfumado, un toque más amargo, y según análisis tienen aproximadamente el doble de cafeína que el arábica.

Beneficios de tomarlo

Son muchas las personas que necesitan de un café para iniciar el día con ánimo y energía. Con el paso de los años, médicos y científicos le atribuyen una serie de bondades relacionadas con la salud.

En el sitio www.ojocientifico.com. se destaca una gama de beneficios que derivan de ingerirlo.

Se dice que reduce las posibilidades de padecer diabetes tipo II, por cada taza que se tome a diario, el riesgo baja un 7 %. Fusionado por supuesto, con buenos hábitos alimenticios y ejercicios.

Se ha demostrado que ayuda a prevenir el Alzheimer y el Parkinson, entre quienes lo consumen de forma regular. En el caso del primero, el riesgo disminuye hasta un 60 %, mientras que en el segundo padecimiento, la reducción oscila entre el 32 % y el 64 %.

Modera también el riesgo de padecer cirrosis, una condición que puede llevar al fallo hepático total, incluso evita las posibilidades de padecer cáncer de hígado.

Un estudio elaborado en 2011 encontró que las mujeres que tomaban más de una taza de café al día tenían un 25 % de menor riesgo de sufrir derrame cerebral en comparación con las que tomaban menos café.

Su mayor beneficio son los antioxidantes, que entre sus múltiples funciones protegen de las mutaciones celulares y retrasan el envejecimiento.

Así como tomar una copa de vino al día es terapéutica, consumir café en forma moderada refuerza la salud. Pero abusar de su consumo, sin duda ocasiona consecuencias negativas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación