Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El autor Juan Goytisolo, Premio Cervantes 2014

El escritor es considerado el renovador de la novela en los años 50

Este escritor se ha hecho famoso, ya que sus obras son una forma de crítica a la sociedad actual. foto EDH / efe

Este escritor se ha hecho famoso, ya que sus obras son una forma de crítica a la sociedad actual. foto EDH / efe

Este escritor se ha hecho famoso, ya que sus obras son una forma de crítica a la sociedad actual. foto EDH / efe

El escritor español Juan Goytisolo se agenció el Premio Cervantes 2014, considerado el galardón más importante de las letras hispanas, "por su capacidad indagatoria en el lenguaje", según el fallo que dio ayer el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

El jurado, presidido por José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes 2012, decidió conceder el galardón, dotado con 125,000 euros, a Goytisolo tras siete votaciones sucesivas.

El premiado conoció la noticia por una platica por teléfono desde Marrakech (Marruecos), donde reside y desde donde trasladó al jurado su agradecimiento.

El jurado destacó además en la obra de Goytisolo las "propuestas estilísticas complejas desarrolladas en diversos géneros literarios", además de su voluntad de integrar "las dos orillas, a la tradición heterodoxa española y por su apuesta permanente por el diálogo intercultural".

El director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, cree que "ya era hora" de que le dieran el Premio Cervantes a Juan Goytisolo, "por muchas razones, entre otras porque fue un gran renovador de la novela de los años cincuenta".

Aunque siguió publicando artículos, ensayos y hasta poesía, su último libro es el poemario "Ardores, cenizas, desmemoria" (2012), Juan Goytisolo se jubiló como novelista, dice él mismo, con la aparición hace seis años de El exiliado de aquí y allá. Su carrera como narrador arrancó a los 23 años, en 1954, con "Juegos de manos" una novela que lo situó entre los más destacados autores del realismo crítico de la posguerra.

Instalado en París desde 1956 y después de publicar otras novelas y libros de viaje, Goytisolo rompió con su exitosa etapa anterior y se lanzó a una experimentación narrativa que arranca en 1966 con Señas de identidad, una ácida y dislocada visión de la España franquista a través de la mirada de Álvaro Mendiola, alter ego del propio novelista y protagonista de una trilogía completada con Don Julián y Juan sin tierra.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación