Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Apueste por su corazón y gane calidad de vida

Se calcula que para el año 2030 más del 50 % de los hombres de América Latina serán obesos

La actividad física varias veces a la semana ayuda a prevenir la obesidad y enfermedades del corazón.

La actividad física varias veces a la semana ayuda a prevenir la obesidad y enfermedades del corazón.

La actividad física varias veces a la semana ayuda a prevenir la obesidad y enfermedades del corazón.

La epidemia de la obesidad es un problema global que está incrementando la carga de distintas enfermedades no transmisibles (ENT), entre ellas las enfermedades cardíacas, y América Latina no se escapa de esta tendencia.

Según un estudio publicado en la revista Plos One, se calcula que para el año 2030 más del 50 % de los hombres y más del 60 % de las mujeres de América Latina serán obesos. Asimismo, indica que al haber un aumento en los índices de obesidad también incrementará la incidencia de las ENT en la región.

De acuerdo con los autores del estudio, reducir los niveles del índice de masa corporal (IMC) en las personas tiene un efecto dramático en la incidencia acumulada de las ENT. Por ejemplo, encontraron que al disminuir el IMC en un 5 % se pueden evitar hasta más de 1,000 casos de personas con enfermedades cardíacas para una población de 100,000 habitantes.

El desequilibrio calórico es una de las causas de la obesidad.

Los expertos concluyen que "existe una variedad de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer enfermedades cardíacas, entre ellos los biológicos (edad y genética) y aquellos que están relacionados con hábitos de vida que sí se pueden modificar, como una dieta desbalanceada y el sedentarismo, dos de las principales causas de la obesidad".

"En palabras sencillas, una persona llega a ser obesa cuando el consumo energético total, que se compone por todas las calorías que se ingieren a partir de los alimentos, es mayor al que gasta diariamente mediante las funciones básicas vitales y la actividad física", señala el estudio.

Analizar los hábitos alimenticios y la actividad física que se realiza es primordial para alcanzar un estilo de vida activo y saludable. La meta es buscar un balance entre la ingesta y el gasto calórico.

Según la Organización Mundial de la Salud un 80 % de los infartos prematuros se pueden prevenir al mantener una dieta balanceada, actividad física regular y no fumar. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación