Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Adelantar rehabilitación cardíaca trae beneficios

El proceso debe iniciar entre uno y cuatro meses después del alta médica

Las terapias tempranas evitan que los pacientes caigan en el sedentarismo, afectando su salud cardíaca.

Las terapias tempranas evitan que los pacientes caigan en el sedentarismo, afectando su salud cardíaca.

Las terapias tempranas evitan que los pacientes caigan en el sedentarismo, afectando su salud cardíaca.

Un estudio demuestra que adelantar la primera sesión de rehabilitación cardíaca dentro de los 10 días posteriores al alta hospitalaria mejora la adherencia al tratamiento.

Los autores observaron que eso aumentaba un 18% la concurrencia de los pacientes a su primera sesión de orientación, comparado con los programas que comienzan al mes o más del alta médica.

"Es realmente un gran efecto", apuntó el doctor Quinn Pack. "No es algo difícil de implementar. Sólo hay que adelantarle la consulta al paciente antes de que deje el hospital", dijo.

La rehabilitación cardíaca permite que los pacientes que tuvieron un infarto, a los que se les colocó un stent o se les realizó un bypass cardíaco puedan volver a hacer ejercicio y adopten un estilo de vida sano.

"Se utiliza desde hace 30 años. El problema principal es que los pacientes no concurren a las sesiones", dijo Pack.

El equipo de Pack recuerda que se recomienda que los pacientes cardíacos comiencen la rehabilitación entre uno y cuatro meses después del alta médica.

Pero apenas el 30% de los sobrevivientes de un infarto realiza la rehabilitación y los que lo hacen, comienzan a los 35 días del alta.

"Lo que ocurre es que los pacientes regresan a sus casas, tienen miedo de hacer ejercicio y retoman sus hábitos sedentarios (...) y así no se puede aprovechar la iniciativa de cambio", agregó Pack.

Entre los principales obstáculos que identificaron estudios previos se encuentran las demoras en la entrega de turnos o la obtención de la preaprobación del seguro de salud. Y cada día perdido está asociado con 1% menos de participación en el tratamiento.

El equipo dividió al azar en dos grupos a 148 pacientes. A uno se le adelantó la primera sesión de rehabilitación a 8,5 días del alta, mientras que el otro debía comenzar el tratamiento a los 42 días.

No se registró otra diferencia significativa entre los grupos, incluida la cantidad de pacientes que finalmente adhirieron a la rehabilitación, cuánto mejoró su capacidad física o cuántos finalizaron el programa.

Al doctor Frank Richeson, director del Programa de Rehabilitación Cardíaca , no le sorprendió que más pacientes concurrieran a la primera sesión cuando se adelantaba la fecha.

"Me sorprendió que ya no lo supiéramos. Adelantar las consultas cuando la oportunidad es la mejor tiene mucho sentido", dijo Richeson, que no participó del estudio.

Pack sostuvo que debería ser fácil adelantar las consultas porque el sistema ya está funcionando. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación