EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

“Quiero ser una mamá fresca”: Verónica Guerrero habla sin reservas sobre cómo vive la maternidad

famosa reveló el método de crianza de sus hijas Montserrat y Romina. Y aunque es psicóloga asegura que “no puedo ser la psicóloga de la familia, primero soy mamá”.

Por H. Sermeño | May 10, 2023- 06:00

Video EDH/ Nohemí Angel

Decir que Verónica Guerrero es una de las famosas salvadoreñas más amigables y con un exquisito sentido del humor, es quedarse corto. La psicóloga de profesión, quien saltó a la fama tras conducir durante años “Domingo para todos”, habló en exclusiva con El Diario de Hoy sobre cómo vive la maternidad en un mundo ‘mediáticamente caótico’.

Lo que redescubrimos fue a un ser humano genuino, cuya fe le permitió convertirse en madre; además no solo mostró su vulnerabilidad al compartir que perdió a su tercer bebé, sino también el temple que le hizo sobreponerse y enfocarse en lo positivo.

A continuación, las respuestas de una amena conversación plagada de risas, que puso los sentimientos a flor de piel.

Te puede interesar: Ella es Rosinés Sosa, cantante salvadoreña que brilló en Miss Universo 1975

¿Cómo te enteras que vas a ser mamá?
Cuando supe que iba a ser mamá… Mi esposo fue quien me dijo que estaba embarazada.

Sin embargo, para que esa noticia llegara pasaron muchos años.

“No sabes lo difícil que es embarazarse hasta que realmente lo estás intentando. Cuando caí en la cuenta de que llevábamos casi tres años y no nos embarazábamos nos empezamos a preocupar y nos comenzamos a hacer chequeos, pero el doctor dijo que todo estaba bien, que nos relajáramos, pues era por el estrés. Yo a todo esto ya había tenido algún indicativo en mi cuerpo que estaba embarazada y corrí al laboratorio y yo decía: ‘hoy sí tengo todos los síntomas’, hasta que me cansé de escuchar el NO. Con el tiempo dejamos de hacernos chequeos. Hasta que mi mamá me dice: ‘hay que doblar rodillas. No puede ser que no puedas tener bebés si en la familia somos súper fértiles’”, recordó la presentadora de bella sonrisa. “Y empezamos a orar. Mis hijas son de Dios, son niñas de oración, definitivamente”.

Y... ¿llegó la esperada noticia?
Un día empezaba a sentirme mal y según yo tenía anemia. No toleraba el café, me sentía totalmente cansada, hasta que mi esposo me sugirió que compráramos una prueba de embarazo. Y yo lo dudé y le dije: “bueno ve a comprarla si tanto insistes”. Ese día me hice la prueba en la casa y él me dijo: “Vero estás embarazada”. Yo no tenía tantas expectativas y me reía a carcajadas, le dije que era mentira, pero después pensé que no iba a bromear con eso.Entonces me pide que lo vea y yo le dije: “no pero solo tiene una rayita”, y nosotros leyendo la cajita (risas). Fui donde la ginecóloga y me mandó a realizarme una prueba en sangre y, en efecto, venía bebé en camino. En la noche reuní a mi familia para compartirles la noticia.

Lee también: Rodner Figueroa presenta su línea de ropa a El Salvador

Imagen de carácter ilustrativo y no comercial / https://www.instagram.com/veroguerrero_/

Y se hizo el milagro. Ahora que estás criando a tus hijas de 10 y 8 años, ¿hay alguna frase que te decían tus papás y que ahora tú les dices a ellas?
“¿Cuántas veces se los tengo que decir?”. (Lanza una carcajada ) Las mamás nos olvidamos que estamos educando y queremos que nuestros hijos hagan lo que nosotros hacemos. Pero tenemos que pensar en cuánto tiempo nos llevó a nosotros aprender o a qué edad aprendimos. A veces me sorprende que mis hijas a los 10 y 8 años ya conocen el significado de una palabra que yo aprendí a los 30. Cuando soy consciente de eso, me digo: “qué maravilla, es una labor celestial ser mamá”, y es ahí cuando respiro hondo y digo: “¡sí se puede!”.

¿Aplicas la psicología en la crianza de tus hijas?
Mi esposo muchas veces me ha dicho que use la psicología. No te puedo explicar lo que eso me ofende (risas); primero, porque yo soy la mamá y no puedo tratar a un familiar porque no es objetivo. No puedo ser la psicóloga de la familia (…) Claro que ayuda. Hay momentos en que les he levanto la voz y luego me disculpo. Hay que aprender a disculparse y decirles: “mi enojo o mi estrés o mal humor fue por este motivo, no es por ti”.

¿Hay algo que aseguraste que no les permitirías hacer a tus hijas, pero sucedió?
¡Que pintaran las paredes! Y empecé bien con Montserrat, pero después comencé a ver las maravillas que hacen. Mis hijas son sumamente artísticas. Montserrat a los 3 años me hizo unos tacones de rollos de papel, hizo a escala la casa de las muñecas a los 4 años. Entonces dejé de decirles NO a las cosas que ellas querían expresar. Después Romina comenzó a manchar la pared (…) hicieron unas mariposas y unas muñecas que son abstractas y me encantó. En su momento lo publiqué en redes. Y lo que hice fue evitar el estrés y les dije: “esta pared va a ser de ustedes”. A veces no puedo hacer stories desde ahí porque se ve sucia, pero si la ves bien es la historia de ellas desde que tenían 2 años.

De acuerdo con Guerrero, la maternidad es lo mejor que le ha pasado en la vida y se ha encargado de disfrutar cada etapa; pues siempre tuvo claro que quería ser mamá. Foto EDH/ Jessica Orellana

¿Tus hijas saben que eres famosa?
Cuando Montserrat tenía 8 años tomó conciencia de eso. Un día alguien me saludó en la calle y me preguntó quién era, le respondí que no sabía. Ahí fue que ató cabos: “es que una amiga del colegio me dijo que su mamá le dijo que tú eres famosa”. Yo le respondí: “¿eso dijo?”, y añadió: “Sí, eso dicen las mamás de mis amiguitas”. Le explique que lo que pasaba es que mamá salía en televisión y tenía tantos años saliendo en un programa que fue muy popular y entonces íbamos a los lugares y la gente me reconocía (…) están tan conscientes, que una vez en un almacén se me perdió Romina y le dije: “te advertí que no quería que te apartaras de mi vista”. Ella me responde: “mamá, y cuál es el problema si tú eres famosa. Me van a llevar a la casa”. Me causó gracia su ocurrencia.

¿Cómo manejas el estar expuestas en redes sociales?
Al principio la gente te dice que no las expongas, pero no puedo tenerlas en una burbuja. Mejor les hablo claro, les comento que así como hay gente muy buena, muy de Dios, muy humana, también hay gente que no es tan amable y hay gente que no nos va a decir cosas lindas, y gente que tiene algún tipo de trauma o problema que lo va a exteriorizar y que puede dañarnos y que por lo menos nos puede hacer sentir mal. Con lo de las redes sociales, van surgir muchas críticas hacia mí, desde la forma de vestirme, los zapatos que uso, el cómo me maquillo, de que ya tengo 50 años... y es increíble que hay gente que nunca va a envejecer, les encanta esa idea de que jamás van a envejecer cuando envejecer es un privilegio.

Entérate: Male Cuéllar, el rostro del arte digital salvadoreño en el Miami NFT Week

Mis hijas han ido como entendiendo eso. A veces ven los comentarios y me dicen que quieren ver lo que me han puesto, y luego me preguntan: “¿mamá y esto no te da tristeza?”. Yo les digo que no, porque he aprendido a asimilarlo y mis hijas también están expuestas a eso, pero les digo que eso no les tiene que afectar porque así como hay gente de todo tipo, también va a existir gente que las va a querer por lo que son.

¿Alguna vez tus hijas te han dicho algo que ha tocado fibras sensibles?
Hubo algo que me marcó. Un día Montserrat, creo que tenía 4 años, me dijo “mamá yo te quiero decir algo pero no sé como decírtelo… es que yo creo que amo más a papá”. Yo me sorprendí y le pregunté por qué sentía que amaba más a papá, y me dijo: “no sé, es que tú tienes a Romina”, porque ve que conmigo Romina es bien apegada. Yo le expliqué que las amo a las dos y que no importaba que amara mucho a papá, que me gustaba oírla decir eso y que ella sabía que yo la amaba, “todos nos amamos…”, yo no sabía ni que decir… y se fue.

Pensé en no decirle a mi esposo pero cuando estábamos sentados viendo tele le comenté y no alcancé a decirle porque empecé a llorar, pero era algo como diciendo: “cómo mi hija me dice que ama más a su papá que a mí”. Porque en algún momento pensé: “será que de verdad no me quiere tanto”, pero no, en realidad es que ella es más allegada a mi esposo.

Verónica Guerrero
Vero es una de las mujeres más bellas de la farándula nacional. Foto: Imagen de carácter ilustrativo y no comercial / https://www.instagram.com/p/Cm12wzCOhd9/

¿Cómo te proyectas como mamá?
Quiero ser una mamá fresca. No quiero que digan: “¡Ay mi mamá!”. Quiero evitar a toda costa lo que la mayoría de mamás dice: “espérate a la adolescencia, es complicada, después eres la enemiga”. Mientras tanto quiero que mantengan su infancia hasta donde se pueda.

¿Las dejas comer “chucherías”?
Yo hago el súper y les indico que mientras yo sirva la comida les voy a dar lo que considere que les haga bien. En la casa no hay chucherías. Mi esposo las acostumbro que los viernes al salir del colegio las llevaba a comer hamburguesas; entonces, ahora que yo las voy a traer, ellas me dicen mamá hoy es viernes.

Ellas creían que solo se podían pedir a domicilio las pupusas y lo descubrieron un día que llegó mi hermano y me dijo que por qué no pedimos pizza para que no cocinara y ellas reaccionaron: “¿se puede pedir pizza?”. Ahora yo la saben.

De Verónica para Montserrat y Romina ¿Qué mensaje les dirías a tus hijas?
Que creo en ellas, en su talento. Estoy convencida que serán mujeres realizadas, se los decía desde que estaban en mi vientre, se los digo en su subconsciente, lo hago cuando están dormidas… como ese mensaje subliminal. Cuando están dormidas les digo: “vas a ser grande, vas a ser alguien temerosa de Dios, vas a ser alguien que va a sobresalir”, pero que lo trabajen que sepan que nada es fácil y que voy a estar aquí siempre para apoyarlas, aconsejarlas, para escucharlas y para verlas crecer y ojalá Dios me permita estar con ellas en cada momento como lo ha estado mi mami conmigo. Es el mejor regalo que yo tendría en la vida: poder acompañarlas.         

VERO, LA PROFESIONAL
Mi pasión es la televisión, por eso sigo asimilando el hecho de ya no estar. Estoy abierta a cualquier propuesta. Lo positivo es que tengo tiempo para estar en las actividades de mis hijas. Gracias a Dios el trabajo siempre esta presente, las redes sociales, los eventos. Quiero trabajar en un proyecto personal enmarcados en los temas que a mi me gustan y apasionan como psicología, educación, decoración, moda, familia y ahí estoy tratando de armar el rompecabezas porque todavía no sé por donde empezar con quien asociarme pero de que quiero estar vigente quiero estar vigente y es un reto personal.
No solo lo hago por mi quiero que mis hijas me vean activa, creo que eso es la mejor herencia que le podemos dejar. Enseñarles a que trabajen y se esfuercen por lo que quieren. Que sean proactivas.

REGRESAR A LA PORTADA

KEYWORDS

Día De La Madre Presentadores De Televisión Salvadoreños Destacados Trends Verónica Guerrero Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad