EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

El régimen de Ortega confisca la UCA de Nicaragua

La UCA es el último de los 31 centros de enseñanza superior de Nicaragua que han sido clausurados, lo cual reduce groseramente las opciones para educarse de los jóvenes del país. Más de 5,000 jóvenes no podrán continuar sus estudios y 500 catedráticos quedarán cesantes.

Por El Diario de Hoy |

El régimen nicaragüense, en el paroxismo de la locura, confiscó la Universidad Centro Americana (UCA) de Nicaragua, un golpe más a la Iglesia Católica, a la educación y a la libertad de los nicaragüenses, que, al igual que en nuestro país, enfrentan el espectro de un partido único que pretende regir las vidas de todos, sus creencias religiosas, su manera de pensar.


Irónicamente el régimen —que de acuerdo con muchos se menea por la Murillo más que por Ortega— acusó a la UCA de “terrorismo”, pese a que en el lugar, como en la casi totalidad de centros universitarios privados, no se acumulan artefactos de guerra, armas de ninguna naturaleza, fuera de lo que es más peligroso para toda dictadura: las ideas, el pensamiento libre y crítico, la capacidad de denuncia aún en las más difíciles circunstancias.


La UCA es el último de los 31 centros de enseñanza superior de Nicaragua que han sido clausurados, lo cual reduce groseramente las opciones para educarse de los jóvenes del país, los que en su mayoría se ven forzados a ingresar en el remedo “académico” formado por la dictadura.


Las nefastas consecuencias de esta serie de brutales actos son evidentes, siendo la más grave que Nicaragua va a ir quedando sin profesionales capaces de administrar recursos, manejar centros de producción, ordenar actividades de toda naturaleza a medida que vayan retirándose los que recibieron una adecuada formación.

Más de 5,000 jóvenes no podrán continuar sus estudios y 500 catedráticos quedarán cesantes.


Sin gente verdaderamente motivada para “arreglar lo que requiere ordenarse” y en especial lo que viste, alberga y alimenta a los nicaragüenses, el espectro de carestías, altos precios, casi nula inversión y lo que siempre acompaña a las dictaduras, la corrupción, van a golpear a todos, pues al no haber un Orden de Leyes, no existir contrapesos a lo que la dictadura por sí y ante sí dispone, el engranaje social comienza a marchar mal y cae rápidamente en lo que es usual en esta clase de dictaduras absolutistas: la hambruna, sin los necesarios mecanismos de protección a los sectores más vulnerables, como sucede en Venezuela y, en el caso más extremo de todos, en la Cuba castrista.


Hay un jinete más en ese infernal apocalipsis: el colapso monetario, que ya se dio cuando asumieron el mando esa partida de salvajes, lo que llevó a que un dólar se cotizara en varios millones de córdobas en los años 80, como en su propia versión sucede en Venezuela, en la actualidad el país con la mayor inflación del mundo.


El mundo no hace nada por la mujer en Afganistán

Nicaragua, a diferencia de El Salvador, tiene una ventaja: no hubo un Duarte que se dejara imponer una “reforma agraria” aunque fue escenario de una grotesca piñata, cuando los cabecillas del sandinismo cayeron encima de las propiedades vinculadas a la familia Somoza y sus allegados.


Los jóvenes de familias de pocos recursos, que son mayoría, van a quedar sin los saberes necesarios para labrarse un futuro; los que son ahora niños tendrán aún menos posibilidades para recibir una educación con sentido, pues faltarán libros de texto, utensilios en las escuelas…. como están pasando en Afganistán y en menos medida en Irán con las niñas y la mujer, una tragedia de horror ante la indiferencia del mundo, que mira, emite estériles condenas verbales y se encoge de hombros…

KEYWORDS

Dictadura Nicaragua Opinión UCA

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad