EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

La muerte de Alejandro Muyshondt bajo “custodia” gubernamental

Por ahora la familia de Muyshondt, hasta donde sabemos, no ha interpuesto ninguna demanda ante entidades internacionales por el deceso de su hijo bajo custodia gubernamental, pero ha sido tan flagrante el hecho, tan burdo, que arroja una indeleble mancha sobre el régimen.

Por El Diario de Hoy |

"Oficialmente” la causa de muerte de Alejandro Muyshondt, como la de la inmensa mayoría de personas que perecen en las siniestras cárceles del régimen, fue “un edema pulmonar”, pero entre el momento en que fue capturado, la primera presentación como reo y la última vez que pudo verse, su grave deterioro físico fue evidente, ya que literalmente fue desintegrándose como ser humano, un hecho que alarma a los sectores pensantes del país.


Muyshondt, se nos dice, era un muy hábil informático, capaz de romper sistemas celosamente custodiados, lo que lleva a la pregunta de si le llevó a este final “saber demasiado”. Legalmente no hay licencia para matar a nadie, pero no parece ser impedimento alguno para que tantos mueran en las cárceles “por un edema pulmonar”.


La vida es el don más precioso de Dios a sus creaturas, lo que debe protegerse en la medida de lo posible, por lo que asesinos seriales, feminicidas y carceleros merecen el repudio general, como ha quedado en evidencia con el juicio y la condena de cárcel a la madre de un perturbado joven a quien ella misma le regaló un arma de fuego con la que perpetró una masacre, pese a las señales de su desquiciamiento. El padre, se nos dice, también será juzgado por iguales motivos.


Con horror las personas de bien, las comunidades, los ciudadanos de países democráticos contemplan la vorágine de violencia y barbarie que está causando tanta desgracia en el mundo, desde la guerra entre Israel-Hamas que ha cobrado tantas vidas inocentes de ambos lados, como la continuada agresión rusa contra Ucrania.


Una comisión internacional que vela por los derechos humanos ha declarado que la agresión rusa (de Putin ) a Ucrania rompe todos los cánones, calificando al sicópata de criminal de guerra.


Una muestra del estado mental de Putin es haber ordenado cancelar la candidatura de la única persona que se presentó a competir con él, como sucede en Nicaragua, Venezuela y con sus obvias variantes también en nuestro suelo, donde personas que “ni fu ni fa” se presentaron como candidatos, sin duda pensando que es una manera segura de enriquecerse sin límite.


Más y más el régimen se enreda en sus propias maniobras y abusos

Nicaragua, Venezuela y las dictaduras a lo largo del “mundo mundial” tienen sus presos políticos, lo que durante el estalinismo eran peor tratados que los presos comunes, alegando que estos últimos eran víctimas de la “explotación” previa.


Por ahora la familia de Muyshondt, hasta donde sabemos, no ha interpuesto ninguna demanda ante entidades internacionales por el deceso de su hijo estando bajo custodia gubernamental, pero ha sido tan flagrante el hecho, tan burdo, que arroja una indeleble mancha sobre el régimen. Y como en su sonambulismo decía Lady Macbeth al verse las manos manchadas de sangre en la obra de ese nombre de Shakespeare, “el agua de todos los océanos no lavará la sangre de mis dedos”.


Con el paso de los días el peso de tantas víctimas del “estado de excepción”, de los que mueren en las cárceles pese a haber orden de liberarlos, del creciente endeudamiento, el saqueo de los ahorros de los trabajadores y el que más y más tantas familias estén cayendo en la pobreza, son una terrible sombra para un régimen que ha violado gravemente el orden constitucional una y otra vez.

KEYWORDS

Opinión Regimen De Excepción

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad