EPAPERDonald Trump|Alza precios alimentos|Lluvias en El Salvador|Selecta|Espectáculos

Tarde o temprano la verdadera justicia llega

“Si los malos tienen éxito al mentir, se vuelven soberbios. Llegan a pensar que pueden hacer lo que desean y que permanecerán impunes. Sin empachos se jactan de su capacidad para salirse con la suya.... Pero «El SEÑOR responde: “He visto violencia contra los indefensos y he oído el gemir de los pobres. Ahora me levantaré para rescatarlos como ellos anhelaron que hiciera”». Salmo 12, citado por el pastor Mario Vega, de la Iglesia Elim

Por El Diario de Hoy |

Un grupo de once estudiantes fue detenido en forma irregular en el Bajo Lempa, denunció el Comité de Víctimas del Régimen en esa zona, donde los abusos contra jóvenes y otras personas son “lo usual”, como hemos venido informando desde hace largo rato.


Lo “normal” es que se acuse a jóvenes o personas detenidas con testimonios o partes policiales falsos, que en ocasiones a los capturados los obligan a firmar, según se denuncia.


La Fiscalía, al servicio del régimen, asegura que en el lugar se encontraron grafitis de pandillas, dibujos que, para algunos, fueron hechos para acusar luego a los lugareños, una versión muy creíble.


La versión policial es que los estudiantes fueron detenidos de noche cuando salían de pintar las imágenes, lo que ha sido desmentido por los padres de familia que aseguran que los jóvenes, algunos menores de 12 años, fueron sacados de sus viviendas entre nueve de la mañana y el mediodía.


Los padres de los jóvenes dicen que el martes nueve de abril varios agentes llegaron al centro escolar y anotaron los nombres de todos los estudiantes mayores de 12 años, literalmente de niños, como los catalogaría cualquier familia y la misma legislación salvadoreña.


Los policías les habían indicado a los estudiantes que se cortaran el pelo “en forma adecuada”.


Es posible que los policías tengan que llenar cuotas de capturados, lo que son cuotas de jóvenes y adultos cuyas vidas son machacadas, todo en aras de un pretendido éxito en combatir la delincuencia.


Esas redadas han llevado a mantener injustamente detenidos a inocentes hasta por varios meses y al final ni disculpas les piden, sin contar con que también los exponen al escarnio público al presentarlos a los medios como pandilleros sin serlo. Sólo hay que recordar a los meseros de El Boquerón que hasta los expusieron públicamente sin camisas y arrodillados.


El régimen ha tenido que reconocer que debió dejar en libertad a siete mil detenidos debido a que no encontró pruebas contra ellos. Sin embargo, muchos de ellos pasaron varios meses en prisión injustamente.


Es importante —y era el clamor general— combatir a las pandillas, pero no a costa de sacrificar a inocentes, capturar al que va pasando o le cae mal al soldado o policía que dirige la redada. Esto descalifica o contamina cualquier esfuerzo que se haga, por muy loable que parezca, porque el fin no puede justificar los medios.


Pagando justos con pecadores

Ya que retomamos al principio una cita del pastor Mario Vega en su columna dominical en El Diario de Hoy, recordamos que la Biblia reseña que Abraham intercedió ante Dios para que no destruyera Sodoma y Gomorra. Y Dios dijo que no destruiría las ciudades si hubiera 50 justos en ellas, pues “no iba a castigar al justo con el culpable”.

Abraham siguió regateando, con mucho respeto y cautela, que no procediera si hubiera 40, 30 o 20, y el buen Dios accedió, incluso si hubiera 10 justos. Pero al final no los había, sólo la familia de Lot, sobrino de Abraham.
Como podemos ver, el Altísimo, “el Juez de toda la tierra”, da la pauta al decir que “no podía destruir al justo con el culpable”, pero acá eso no importa por más que invoquen hasta ocho veces el nombre de Dios o la Biblia en los discursos.


Se habla de Dios y de justicia, pero no puede hablar de Dios quien no obedece sus mandatos —si mata, roba, miente— ni de justicia quien no la practica.

KEYWORDS

Lucha Contra La Corrupción Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad