EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Hedy Lamarr: un genio tecnológico que enriqueció al mundo

Cada innovación o invento de Hedy ha fructificado y al día de hoy sigue beneficiando al mundo, como asimismo se le recuerda por las películas que protagonizó y que le dieron fortuna y fama popular.

Por El Diario de Hoy |

Cuando hacemos llamadas por celulares o nos enteramos de que gracias al radar se han detectado tormentas que amenazan una región, gran parte de ello se deriva de tecnologías e inventos realizados por una joven judía nacida en Austria llamada Hedwig Kiesler pero que el poderoso cineasta Louis B. Mayer la rebautizó con el nombre de Hedy Lamarr, nombre con que se le recuerda al día de hoy.


Hedy Lamarr fue una de las grandes pioneras de las comunicaciones inalámbricas y su tecnología fue desarrollada por a Armada de EE.UU. que la ha utilizado de entonces, como seguramente cualquiera de nosotros echa mano de sus innovaciones en una forma u otra.


Hedy era hija de un fabricante de armas judío de Austria, lo que permitió recibir en su casa a Hitler y Mussolini antes que iniciara la persecución contra los judíos por el nazismo. Y fue precisamente para contribuir en la lucha contra los nazis que ella desarrolló tecnologías que ayudaran a localizar submarinos y buques nazis.


Desde muy temprana edad Hedy se destacó como un genio en matemáticas y las ciencias físicas, pero como era judía tuvo que escapar de Austria, para lo cual tuvo que endrogar a su sirvienta y con sus ropajes escapar hasta llegar a Inglaterra.


Su belleza fue uno de los atributos que usó para alcanzar fama y fortuna: al inicio de su trayectoria se desnudó frente a un director de cine, quien hizo un fílmico donde ella se bañaba “como vino al mundo” en un lago, causando furor en su momento, película que fue prohibida en la mayoría de países y que al día de hoy no está disponible. Se cuenta que Mussolini rehusó vender su copia y las otras las iba comprando un magnate argentino que fue uno de los seis esposos de Hedy.


En ese entonces las comunicaciones entre navíos usaban una sola frecuencia, la que era posible descifrar. Pero Hedy combinó la tecnología descubierta por un cantante con sus propios desarrollos, para que los mensajes pudieran alterar sus frecuencias y en tal forma ser indescifrables.


Gran parte de su labor tuvo un objetivo: contribuir a la lucha contra los nazis, una diabólica corriente política que se dice inspira a personajes supremacistas como Donald Trump, aunque él lo niega a los cuatro vientos… Por sus frutos los conoceréis, dice el Buen Libro.


Las infernales sectas inventan un “enemigo” (los judíos para Hitler) y se presentan como sus salvadores. En ese afán Hitler destruyó a Alemania pues partes de sus antiguos territorios son ahora de dominio francés, polaco y ruso.


Su gran secreto: estar parada y parecer estúpida ante el resto

Cada innovación o invento de Hedy ha fructificado y al día de hoy sigue beneficiando al mundo, como asimismo se le recuerda por las películas que protagonizó y que le dieron fortuna y fama popular, entre ellas la clásica “Sansón y Dalila” con Víctor Mature, de 1949.


Ella afirmó que el secreto de su belleza era “estar allí parada y parecer estúpida”. En realidad, Kiesler estaba lejos de ser estúpida. Era un genio. Creció como la única hija de un prominente banquero judío. Era una prodigio de las matemáticas. Sobresalía en ciencias. A medida que crecía, se volvía despiadada, utilizando todo el poder que su cuerpo y mente le daban.


Entre los roles sexuales que interpretó, su tremenda belleza y el poder de su intelecto, Kiesler desconcertaría a los hombres en su vida, incluyendo a sus seis esposos, dos de los dictadores más despiadados del siglo XX y uno de los más grandes productores de cine de la historia. Su belleza la hizo rica por un tiempo. Se dice que ganó y gastó $30 millones de dólares en su vida.

KEYWORDS

Cine Inventos Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad