EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

La discriminación contra la mujer es un crimen igual al “apartheid”

Las familias deben parejamente educar a sus hijos, niños y niñas, de acuerdo con sus capacidades y el esfuerzo que pongan para aprender y superarse, aunque sucede que un hermano o hermana se sacrifique por otro cuando la especial capacidad es evidente, como en el famoso caso del gran pintor alemán Alberto Duero, que se formó gracias al sacrificio de su hermano mayor.

Por El Diario de Hoy |

Ha llegado el momento de considerar que el apartheid —como se dio en Sudáfrica al separar blancos de negros socialmente— de géneros es un crimen.


Durante décadas las mujeres en Irán, al igual que en muchos países musulmanes, han sido discriminadas, forzadas a llevar trapos en la cabeza y tener que ser acompañadas de hombres de su familia para cualquier trámite que quieran efectuar, lo que llevó a la muerte de una joven, Mahsa Amini, en manos de la “policía moralista del régimen” por no llevar en forma debida el trapo obligatorio.


Que asesinen a alguien por mostrar un poco de su cabello pone al desnudo el horrible drama que sufre Irán.
“Los enloquecidos ayatolas, al igual que los talibanes y en varios lugares de Pakistán violan las obligaciones que deben cumplir bajo la ley internacional, que condena esas prácticas.


“Tales restricciones afectan nuestras vidas, desde las posibilidades de recibir una educación, en el empleo y nuestra autonomía en cuerpo y vestimenta.


“El sufrimiento de la mujer en Irán, como de toda la población, sujeta a lo que un grupo de individuos desquiciados dispone, debe terminar.


Tal es el mensaje de Narges Mohammadi, receptora del Premio Nobel de la Paz y encarcelada por sus críticas, que logró hacer llegar al mundo, exponiendo la tragedia que viven tantas niñas y mujeres en los países musulmanes donde invariablemente, con excepción de Arabia Saudita, la mujer es discriminada, forzada a ponerse velos e, inclusive bajo los talibanes, burkas que las cubren de pies a cabeza con una abertura para un ojo.


Esta situación fue denunciada por Malala Yousafzai, también receptora del Premio Nobel de la Paz y víctima de una agresión que por milagro no la dejó ciega, al igual que otras mujeres que tuvieron la valentía de denunciar tales atropellos.


Esto sucede desde “la revolución iraní” que no fue tal cosa, sino la situación provocada por Jimmy “derechos humanos” Carter al deponer al Shah, aliado de Estados Unidos y persona que controlaba los movimientos sediciosos, para entregar el poder a esos fanáticos, que financian movimientos terroristas y además apoyan la agresión rusa contra Ucrania vendiéndoles drones de ataque.


Bajo el Shah las mujeres no estaban forzadas a colocarse trapos en la cabeza sino que llevaban vidas libres y muy normales, pero la intromisión de Carter es la causa del espantoso derramamiento de sangre tanto en Israel como en Palestina y Gaza.


Discriminar grupos indistintamente de sus cualidades y condición es un crimen de lesa humanidad, como en estos momentos en que la mujer recibe el trato de “ser inferior”, literalmente perseguido y acosado.


Los padres deben esforzarse para educar igualmente a sus hijos


Las familias deben parejamente educar a sus hijos, niños y niñas, de acuerdo con sus capacidades y el esfuerzo que pongan para aprender y superarse, aunque sucede que un hermano o hermana se sacrifique por otro cuando la especial capacidad es evidente, como en el famoso caso del gran pintor alemán Alberto Duero, que se formó gracias al sacrificio de su hermano mayor.


Un famoso cuadro de Durero muestra dos manos en oración, manos marcadas por la labor de años, las manos de su hermano cuyos sacrificios contribuyeron decisivamente a hacer del hermano menor uno de los más grandes pintores de todos los tiempos…

KEYWORDS

Derechos Humanos Discriminación Sexual Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad