EPAPER Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Selecta | Espectáculos

María Corina Machado señala que los opresores no escarmientan con “regaños”

María Corina, quien arrasó en una elección primaria de la oposición como precandidata a la presidencia de Venezuela, señala que la única respuesta estadounidense a los abusos de la narcodictadura han sido “sanciones diplomáticas” que seguramente provocan carcajadas en los grupos de poder del país.

Por El Diario de Hoy |

"Regaños y regañitos” no enmiendan nada, como se demuestra con las censuras del Papa Francisco a los reiterados atropellos del binomio Murillo/Ortega de Nicaragua, que ha apresado obispos y sacerdotes, expatriado a cientos de opositores y saqueado sus bienes y pensiones y llegar al extremo de castigar a un joven por pintar en una pared un retrato de la actual Miss Universo.


“Fuertes sanciones diplomáticas”, empero, no disuaden a los hutíes de atacar con drones buques mercantes y posiciones estadounidenses o internacionales en el Mar Rojo; la respuesta no ha sido retirar a un embajador o quitarles visas sino hacerles llover fuego, como asimismo han respondido con misiles a ataques de los enloquecidos ayatolas iraníes.


Las “sanciones diplomáticas” (léase regañitos) no detienen el narcotráfico ni la intromisión, por distintos medios, en diversos países sudamericanos y hasta europeos, incluyendo la ola de violencia que sacudió a Chile hace un tiempo, cuando se provocaron incendios y mataron a personas dentro de edificios.


Como se pregunta María Corina, hay una especie de doble standard, pues Washington no vaciló en usar la fuerza para deponer a los que asesinaron al primer ministro Maurice Bishop en Granada en 1979 y no le tembló la mano para derrocar al panameño Manuel Antonio Noriega en 1989, operación en la que murieron soldados estadounidenses cuando un helicóptero cayó al mar frente a la ciudad.


Noriega fue condenado a 40 años de cárcel y luego extraditado a Francia y tiempo después devuelto a Panamá, donde murió en 2017. Muchos de sus bienes fueron incautados, con excepción de su casa, que está abandonada en una zona residencial de Panamá, una especie de advertencia a los corruptos, como es la condena a casi once años de cárcel a Martinelli por corrupción, aunque Ortega ya le dio asilo en Nicaragua como a otros de su calaña.


Dictadores y traficantes no se asustan con “sanciones diplomáticas”

Lo que no se acaba de entender es que “los regañitos” no detienen la producción de la droga en Colombia bajo el amparo de Venezuela, lo que ha generado los diversos carteles que operan en diversos países, entre ellos Honduras, donde dos grupos de narcotraficantes se disputan el poder desde hace décadas y particularmente en México, sede de la guerra entre el Cártel de Sinaloa y el Cartel de Jalisco, que entre otros horrores llevo a que una comunidades del país quedaran en poder de traficantes. Esto mismo es además es el origen del horror que en estos momentos sufre Ecuador, tragedia que en parte se fue gestando en tiempos del correísmo, según explicó el sociólogo, doctor en ciencias políticas y profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Simón Pachano, en reciente entrevista con El Diario de Hoy.


Más y más “regañitos” a oídos más sordos que una pared, los oídos de los malvados a quienes tales admoniciones deben de divertir…


Durante años las denuncias de las entidades que velan por la vigencia del Orden de Derecho en el mundo parece que no tienen mayor efecto, fuera de cerrar fronteras a la entrada de malvados como los Maduro y los torturadores de numerosos países, mientras los pueblos son oprimidos y llevados a comer hasta la basura…

KEYWORDS

Dictadores Opinión Venezuela

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad