EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Ucrania : el nuevo atolladero ruso

,

Por Pascal Drouhaud
Politólogo, presidente LATFRAN

Podría volverse Ucrania un nuevo atolladero para Rusia, tal como fue Afganistán en los años 1980? Por cierto, la situación militar se complica mientras Ucrania lanza una contraofensiva y las tensiones siguen fuertes a nivel internacional.

Tanto en los aspectos militares como políticos o diplomáticos, las noticias que llegan revelan una forma de empantanamiento de las posiciones rusas. Con los avances de las tropas ucranianas en el este y en el sur de Ucrania, la concesión del Premio Nobel 2022 que resuena como una crítica hacia Vladimir Putin, la alerta del Presidente estadounidense contra un riesgo de un “Armagedon” nuclear, más que nunca el Kremlin parece estar a la defensiva mientras Europa y Rusia se preparan a entrar en el otoño e invierno, volviéndose más duras las condiciones operacionales del conflicto.

Este es el nivel de peligro y de tensiones en el cual el mundo está entrando en el octavo mes de guerra en Ucrania. Tantas razones de preocupación mientras el fantasma de la crisis energética empieza a aparecer en Europa: planes gubernamentales de prevención tanto como de economías, perturbaciones en el suministro de gasolina como estos últimos días en la región capital francesa, todo indica cuán largo se anuncia el conflicto a las puertas de la Unión Europea. El nivel de peligro fue confirmado luego de que el propio Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, haya advertido el riesgo de “Armagedon”, si Vladimir Putin hace uso de armas nucleares para intentar “ganar” la guerra en Ucrania. “Nunca hemos sido confrontados a la perspectiva de un Armagedon desde Kennedy y la crisis de los misiles cubanos”, afirmó el líder norteamericano en Nueva York. Por cierto, hizo referencia a la crisis que tuvo lugar en octubre de 1962, cuando el Presidente John F. Kennedy decidió montar un bloqueo a Cuba mientras la ex-URSS estaba favoreciendo la instalación de misiles SS-4 de cabezas nucleares. El 29 de octubre de 1962, Nikita Krutchtchev, primer secretario del entonces Partido Comunista Soviético, paró sus barcos al límite de la zona del bloqueo. Un convenio entre ambas potencias había establecido el desmantelamiento de misiles: en Cuba para la ex-URSS, en Turquía e Italia, con 15 misiles PGM-Jupiter para los Estados Unidos.

Hoy en día, la situación se desarrolla sobre un terreno internacional diferente pero comparable en términos de peligro. Vladimir Putin amenaza con usar “todos los medios a su disposición” para disuadir a los Estados Unidos y sus aliados de apoyar a Ucrania para resistir a las tropas rusas. Pero la lógica de constitución de bloques ya sea a través de apoyo en armas y logística tanto como financiera o diplomática, sigue y se refuerza. Mientras las agencias de inteligencia occidentales consideran que el líder ruso está considerando una derrota en Ucrania como “una amenaza existencial contra Rusia”, justificando un posible uso de armas nucleares.

En este contexto, una forma de “resistencia” a las posiciones rusas aparece en varios eventos. La concesión del premio Nobel a defensores de los derechos humanos, de la democracia y de la coexistencia pacífica deja un gran mensaje moral. Por cierto, Ales Beliatski, militante encarcelado en Bielorrusia, la ONG rusa de defensa de los derechos memoriales y el centro ucraniano para las libertades civiles, han sido destacados, ilustrando una faceta de resistencia civil a las posiciones rusas.

Se trata de una distinción que suena como una firme crítica, para algunos, una “bofetada” a Vladimir Putin. El Presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el 7 de octubre pasado, para la primera cumbre de la comunidad política europea, la creación de un fondo especial europeo de 100 millones de dólares para la compra directa de armamentos para Kiev.

Por su parte, el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU decidió crear un mandato de relator especial encargado en vigilar la represión de Putin contra los opositores rusos. Ha sido la primera vez que Moscú es el objeto de un texto sobre la situación interna de los derechos humanos . El relator especial tendrá como misión “recoger, examinar y evaluar las informaciones pertinentes provenientes de los partes interesadas, incluyendo la sociedad civil rusa tanto en el interior como el exterior”. Esta situación ha sido rechazada por Moscú, provocando sin duda su ira. Estas posiciones demuestran una nueva forma de movilización externa e ilustran la extensión de las consecuencias del conflicto en Ucrania sobre los terrenos políticas, diplomáticos y simbólicos que hacen parte de la organización mundial. Más que nunca, el horizonte se oscurece en Ucrania para Moscú, arrastrando lo comunidad internacional en una crisis tanto a nivel militar como económico y comercial.

KEYWORDS

Invasión De Rusia A Ucrania Opinión Ucrania Vladímir Putin

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad