EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Envejecer con dignidad

Ángela Molina, de sesenta y siete años, es la nueva imagen de Zara (tomado del periódico El País de España), que lucha contra la discriminación para aquellas personas que pasan determinadas edades, siendo esto una sacudida al mundo empresarial mundial.

Por Ricardo Lara
Médico

Abordar un tema tan importante como es la vejez debe quizá ser un revulsivo en la vida de los que ya la viven; el mundo da vueltas drásticamente, las franquicias de ropa cambian a sus jóvenes modelos por personas mayores que bien pudiesen ser las abuelas de tales modelos; sin embargo, debemos preguntarnos ¿qué está pasando que una mujer de cincuenta años luzca tan fresca y radiante como una veinteañera?

 Muchísimas cosas están sucediendo; los cambios tan dramáticos que el mundo ha traído va desde abandonar la multiparidad y decidir únicamente tener uno o dos hijos; los hábitos alimenticios se han modificado y tenemos mujeres entrando a la sexta década de la vida con  cuerpos esculturales y debo señalar que esto difiere muchísimo de la España rural o El Salvador rural pues poco puede hacer una mujer en un ambiente que históricamente la ha machacado siendo ella en muchísimas ocasiones el padre y la madre .Por ende, poco tiempo habrá para cuidar su figura, su alimentación pues en ese El Salvador escondido no hay opciones para regímenes especiales a base de proteínas, pues ¡apenas se come lo que hay dentro de la canasta básica! 

Tenemos gimnasios a reventar donde ya el ejercicio no es un derecho propio de jóvenes sino que hombres y mujeres que patean los setenta años hacen su mejor esfuerzo para tonificar su masa muscular, por cuidar su peso y por ser partícipes de tantos beneficios que el ejercicio acarrea.

 Ahora todo tiene un límite y sabedores de ello debemos apostarle al título de este artículo “Envejecer con Dignidad” y entender los múltiples beneficios que el cuido de la salud da vida a aquella hermosa frase “Mens sana in corpore sano”.

Cada día es más frecuente que los mayores decidan por el cuidado personal, lamentablemente no podemos decir lo mismo de jóvenes y adultos, cuyos altos índices de obesidad hablan por el sedentarismo que el táctil atraído y las consecuencias a la larga serán devastadoras, como ejemplo sordera, ceguera, problemas de convivencia y trabajo en equipo en forma presencial.

Sí es importante recalcar que al “Envejecer con dignidad”, aparte de ser una nueva forma de vida, estamos de una u otra forma alargando un sistema de pensiones a nivel mundial que se preocupó por su gente en el sentido estricto de mejoras en el cambio de vida; sin embargo, tendremos personas arriba de la séptima década de vida con cuerpos de Charles Atlas y sin un céntimo en el bolsillo, pues los sistemas económicos mundiales no pueden soportar a una población cuya expectativa de vida aumenta cada año.

 Podemos ver cómo Ángela Molina, de sesenta y siete años, es la nueva imagen de Zara (tomado del periódico El País de España), que lucha contra la discriminación para aquellas personas que pasan determinadas edades, siendo esto una sacudida al mundo empresarial mundial. Queda claro que la edad no es un impedimento para lograr lo que nos propongamos, pues esta portada deja al descubierto la marginación o exclusión que sufrió el mundo de los mayores, donde a pesar de senda experiencia, ésta poco importaba y el jubilado quedaba relegado a pasar postrado su vida en un sofá, creyendo que el mundo les pertenecía a los jóvenes.

 Esto da un giro radical al mundo pues será más fácil que una bella mujer arriba de los cincuenta años desfile en una pasarela u obtenga un trabajo altamente remunerado y menudo problema se les viene a los jóvenes, que mientras veían el táctil, el mundo pasaba sobre ellos sin misericordia alguna. 

“El edadismo fue un término acuñado por Robert Butler en la década de los Sesenta  para referirse a los estereotipos y prejuicios existentes en relación a la edad. Las investigaciones sugieren que la discriminación por motivos de edad puede ser ahora incluso más generalizada que el sexismo y el racismo y tiene graves consecuencias”. 

“Envejecer con dignidad” se puede ampliar a un término que cobije a todo ser humano como lo es “Vivir con Dignidad”. Dejo la interrogante que es más importante en nuestra vida, ¿”Envejecer con dignidad” o “Vivir con dignidad”?

KEYWORDS

Opinión Tercera Edad

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad