EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

El Gobierno Bukele: Hacia un Estado-Pandilla Fallido

.

Por Carlos E. Vela
Ingeniero científico

El Salvador es un país que se aproxima aceleradamente a convertirse en un Estado fallido: Tenemos un gobierno que tiene un pacto de gobernanza con las pandillas; un Estado que se aproxima hacia una insuficiencia y bancarrota fiscal, endeudado y catalogado como el segundo de mayor riesgo en Latinoamérica, sin posibilidades de préstamos y sin ningún plan como superar la crisis que se aproxima; un gobierno aislado internacionalmente; un país en Estado de Excepción donde los derechos constitucionales son diariamente atropellados; una administración sin un plan de Estado, sin un plan de gobierno e incluso sin un plan de administración gubernamental.

Tenemos, en fin, un Estado a la deriva, con el capricho por norma, con un presidente que no tiene sentido de la realidad y que se rige por la fantasía; un Estado cuyo gobierno no funge en todo el territorio ni en beneficio de toda la población. Un país secuestrado por las pandillas y un gobierno pandilleril.

El crimen más grande cometido por Bukele (alias Batman, su seudónimo entre las pandillas) ha sido: 1-entregar parte del territorio nacional a las pandillas. 2-inmiscluir al Ejército Nacional, la Policía Nacional Civil y a la fiscalía en la guerra entre pandillas por el control territorial y el concomitante botín del crimen organizado. Ahora se sabe de la existencia de policías y soldados que extorsionan a las familias para evitar la captura arbitraria de familiares, principalmente jóvenes.

Como lo demuestran los audios publicados por El Faro, los pandilleros tienen además acceso a automóviles y choferes asignados por el Ministerio de Justicia y Seguridad Publica. Los audios demuestran, además, que el brote de violencia fue provocado por el gobierno Bukele al arrestar a capos de la MS 13 quienes se transportaban bajo salvo conducto y protección del Ministerio de Justicia Y Seguridad Pública.

Que significa este salvo conducto y protección: Que los pandilleros no pueden 1- ser detenidos por ningún órgano del estado, sea la Policía Nacional Civil, El Ejército Nacional o la Fiscalía General de la República, es decir se movilizan por el territorio nacional con plena impunidad. 2-No pueden ser atacados por otros pandilleros u otros miembros del crimen gobernizado.

Es decir, su vida y libertad está garantizada y asegurada por el gobierno Bukele, donde el presidente Bukele propio funge como un intermediario “neutral” para la acción pandilleril.

Además, el gobierno propio funge como instrumento de prófuga y evacuación de pandilleros de las cárceles, aun aquellos que están en procesos legales y han sido solicitados para extradición por gobiernos extranjeros, como fue el caso del “Crook de Hollywood” quien fue extraído de la cárcel y trasladado en vehículo oficial, bajo salvo conducto y la custodia de un miembro del gabinete Bukele, a Guatemala para evitar una pendiente petición de extradición de los EEUU.

¿A qué se debió el arresto de capos de la MS 13?
Provocar a la MS 13 a una reacción criminal, como fueron los asesinatos del 25 al 27 de marzo, que le permitiera al gobierno Bukele declarar el Estado de Excepción y desatar una persecución contra la MS 13.
¿Cuáles eran los objetivos del gobierno Bukele al provocar un brote de violencia?

1. Arrebatar el poder, cada vez más creciente de la MS 13, a excepción de la fracción “programa San Cocos Locos Salvatruchos” que opera fundamentalmente en Sonsonate y que aparentemente esta vinculada con el ministro de Justicia Y Seguridad Pública.

2. Inmiscuir y enredar al Ejército, la Policía Nacional Civil y a Fiscalía en la lucha entre pandillas por el control territorial a favor de la pandilla Barrio 18 Revolucionarios y la fracción antes mencionada de la MS-13.
3. Garantizar su tajada del botín de las rentas, el tráfico de drogas, el robo de furgones y otras formas del crimen gobernizado.

4. Distraer a la población del cumulo de desaciertos del gobierno Bukele y la crisis financiera que se avecina, hacer creer a la población que se es está combatiendo a las pandillas, cuando lo que en realidad lo existe es un pacto de gobernanza entre el gobierno Bukele y la dirección pandilleril.

5. Infundir miedo en la prensa, la oposición y sociedad civil y la población en general.

Se trata de una lucha de poderes por el control territorial y el botín concomitante de las rentas, el tráfico de drogas y otros actos ilícitos como el robo de furgones.

Es decir, Bukele ha repartido al país en cinco pedazos: Fracciones de la MS 13, Barrio 18 Sureños, Barrio 18 Revolucionarios, gobierno local bajo Nuevas Ideas y otros partidos allegados al gobierno Bukele, y el gobierno de Bukele propio. Cada cual manda y controla su territorio asignado.

Este gobierno-pandilla puede y debe ser derrotado políticamente antes de que El Salvador se convierta en un Estado fallido, en un Estado-pandilla.

KEYWORDS

Opinión Pandillas

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad