EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

Tomémosle la palabra

Un mal ejemplo, que los organismos multilaterales  se hagan los del ojo pacho ante las violaciones de los derechos de las comunidades indígenas, y otras minorías

Por Carlos Francisco Imendia

La estación seca nos  regala espectáculos naturales maravillosos como la floración del maquillishuat (Tabebuia rosea) , la palabra maquilishuat es de origen náhuat –pipil, Maquilli: cinco, Ishuat, Hoja. No cabe duda de que en tiempos prehispánicos fue un árbol sagrado de Cuzcatlán y si hablamos de pueblos nahuas, en su religiosidad podría coincidir la floración de este árbol con la fiesta de Xochipilli o el Príncipe niño Flor muy importante para los pueblos mesoamericanos.

El mismo Presidente Bukele no dejó de impresionarse por la belleza  del hermoso árbol floreciendo en nuestro territorio y mandó a su ministro de obras públicas (por medio de la red social Twitter) a plantar más Maquillisthuat por todo el territorio, años atrás con la construcción del Bypass de la Libertad, la nueva carretera a Surfcity el mandatario mandó al mismo ministro a reforestar la zona con un millón de árboles.

La reacción de la sociedad civil, en específico los ambientalistas no se hizo esperar, muchas veces prevaleciendo el espíritu de contradicción , no tardó la dura crítica contra Bukele y su forma de  actuar en la red social sin ampararse en un estudio técnico de suelo,  forestal, etc. Sugirieron sembrar árboles como mango, limones y aguacates.

Pero lo importante de esto, ante una ciudad terriblemente deforestada, donde muchos,  en vez de conservar áreas verdes, prefieren construir parqueos, o solo porque las hojas de los arboles ensucian las aceras, deciden talar árboles, debemos tomarle la palabra al Presidente, y realmente reforestar nuestro país.  Las olas de calor con el cambio climático serán más mortíferas (Ojalá no lleguemos a sufrir como la India y Paquistán), el calor que sufrimos  en la actualidad, es por los árboles que nos hacen falta. Ejercicio: Solo váyase con este descomunal calor a pasear al Jardín Botánico en Antiguo Cuscatlán o al mismo Parque Cuscatlán y sentirán la diferencia con respecto a la temperatura.

Con el tema de sostenibilidad y medio ambiente, el convencimiento debe recaer en los tomadores de decisiones, si ellos no están convencidos, en vano será todo el gasto de documentación y verborrea al respecto. El primer tomador de decisión en nuestro país es el Presidente de la República, y vemos que está convencido que hay que reforestar, equilibrar el tema de desarrollo y producción y cuidado del medio ambiente.  Hoy más que nunca se debe potenciar el tema de la reforestación, hacer dicha acción articulada por medio del Gobierno Central, gobiernos municipales, gremios y empresa privada. Hace unos años escribimos por este mismo medio escrito, sobre los árboles y que deberían clasificarse  como bienes públicos, incluso los que se encuentren en colonias privadas, la tala (sin permiso)  de cualquier árbol mayor a 5 años debería ser multado (como parte del compromiso nacional contra el cambio climático).

En otras latitudes del Istmo centroamericano, en la dictadura nicaragüense, el irracional comandante Daniel Ortega, como en su mente está la enfermiza perpetuación en el poder, el tema ambiental pasa a un segundo plano, tan así que le fue cancelado la asignación de recursos por medio del Fondo Verde para el Clima (GCF) “Proyecto BIO – CLIMA: Acción Climática Integrada  para reducir la  deforestación  y fortalecer  la resiliencia  en las biosferas  BOSAWAS y Río San Juan”. $116.6 millones de dólares privará la dictadura nicaragüense  para las reservas de Bosawas e Indio Maíz (Casi del tamaño de El Salvador) .Imaginen la magnitud de esa situación.

Durante años, los sandinistas han mirado a los pueblos y comunidades del Caribe con odio, desprecio y resentimiento, por la misma característica de ser gobiernos autónomos como lo es la región autónoma del Atlántico Norte (R.A.A.N) y región autónoma del Atlántico Sur (R.A.A.S) que no es compatible con la franja pacifica de Nicaragua, además el sometimiento al régimen incide poco en esas comunidades divididas por una enorme franja de selva casi virgen, además de la brecha cultural muy diferente la del Atlántico a la del Pacífico.  Una zona bendecida con recursos naturales entre ellos la madera, maderas preciosas, etc., Que los sandinistas han explotado al máximo y se han enriquecido (oxigenado) para hacer sus negocios millonarios  con el régimen cubano, sobre todo durante la temporada de huracanes donde venden más madera.

Según el medio electrónico CONFIDENCIAL de Nicaragua: “Las comunidades indígenas alegaron la falta  de consulta adecuada con las comunidades indígenas y afrodecendientes e incumplimiento de políticas  y procedimientos de la Entidad Acreditada, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)”.

Confidencial de Nicaragua resalta que: “El ex presidente del BCIE, el hondureño Dante Mossi, omitió información clave  sobre la situación de violencia  que  se vive en las comunidades indígenas  de la costa caribe de Nicaragua”.

Un mal ejemplo, que los organismos multilaterales  se hagan los del ojo pacho ante las violaciones de los derechos de las comunidades indígenas y otras minorías, saltarse ese aspecto es imperdonable  y hasta de doble discurso y lo grave conceder préstamos a regímenes opresores violentos  como el de Nicaragua, que desfavorece a esta magnífica región y atenta contra el equilibrio ambiental del Centroamérica.

En X @Chmendia 

KEYWORDS

Indígenas Medio Ambiente Opinión Pueblos Indígenas

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad