EPAPER Dengue | Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Alza precios alimentos | Selecta | Espectáculos

Dra. María Isabel Rodríguez ¡Sus logros en 100 años de vida!

En lo personal, a la Doctora Rodríguez la estimo y admiro muchísimo, pero más que todo, tengo una inmensa gratitud con ella. ¡Si no fuera por la Doctora Rodríguez yo nunca hubiera llegado a ser médico! Su ayuda y apoyo al inicio de mi vida universitaria fue instrumental para, que con muchísimo esfuerzo de mi parte, lograr entrar a la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador, que era mi sueño.

Por Carlos Emilio Álvarez |

Llegar a los 100 años de edad no es fácil y son pocos los dichosos que integran este “club” – no solo dichosos sino que es un “club exclusivo”. Pero si cumplirlos en sí es una proeza, llegar a esa edad con gran energía y con la mente lúcida, es un privilegio, ¡un gran regalo de Dios!

Este es el caso de la Doctora María Isabel Rodríguez, quien este sábado 5 de noviembre cumplió sus 100 años de vida con una energía y entusiasmo envidiables y con su privilegiada mente muy clara.

A una temprana edad logró el primer éxito de su vida al graduarse del Instituto Nacional General Francisco Menéndez como Primer Bachiller del Instituto, pero también obtuvo el tercer puesto de Bachiller de la República, detrás de Mario Velasco del Liceo y Tomás Palomo Alcaine del Externado.

Con algunas dificultades pudo iniciar los estudios de medicina y se graduó en 1949. Fue la tercera mujer graduada por la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador, después de las Dras. Estela Gavidia (después de Grabowski) y Adela Cabezas (después de Allwood). Segundo logro de su vida.

Ya como médico, ingresó al Instituto Nacional de Cardiología de México que lideraba el cardiólogo mexicano Dr. Ignacio Chávez, donde tuvo la dicha de trabajar con eminentes cardiólogos de la época, entre ellos, además del Dr. Chávez, los doctores Demetrio Sodi Pallares, Rodolfo Zuckerman y Arturo Rosenbleuth. De ahí salió con la especialidad de Cardiología y con la Subespecialidad de Electrocardiografía y Fisiología Cardíaca.

De regreso al país, el eminente cardiólogo salvadoreño Dr. Ricardo Quesada la nombró Asistente de Cardiología para cubrir el área de electrocardiografía en el Hospital Rosales y después fue el Dr. Fabio Castillo Figueroa quien la incorporó al Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina; a la renuncia de éste, la Dra. Rodríguez fue nombrada Jefe del Departamento de Fisiología, cargo que desempeñó por muchos años.

Fue en el Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador donde ella se desarrollo como docente, logrando así, el tercer gran logro de su vida.

Qué orgullosas estarían “sus tres mamás” de verla de docente, no como profesora de escuela o colegio, como ellas soñaron verla, sino enseñando a jóvenes estudiantes de medicina a quienes la doctora Rodríguez, gracias a su larga vida, ha logrado “verlos crecer y desarrollarse como médicos y científicos con éxito y de gran prestigio”.

Durante la presidencia de José María Lemus y bajo la bandera del partido político PRUD, en 1956 fue Diputada en La Asamblea Legislativa de El Salvador, cargo que tuvo por unos 6 meses, pues con muchas dificultades logró que aceptaran su renuncia al cargo para participar, y liderar, en un proyecto de cardiología en los Estados Unidos, en Seattle, estado de Washington. Esta fue su primera experiencia fuera del suelo patrio, sobresaliendo y así comenzó su reconocimiento internacional.

En el año de 1967 fue electa Decana de la Facultad de Medicina, cargo que desempeñó hasta 1971. Fue durante este período que hizo una renovación de la facultad, y con colaboración de las fundaciones Rockefeller y Kellogg logró hacer una transformación y modernización de ella. Obtuvo una biblioteca médica, organizó varios de los departamentos de la facultad y se equiparon los laboratorios, e invitó a profesores internacionales de calidad a impartir ciencias básicas de medicina.

Fue durante este período que la Facultad de Medicina tuvo un punto culminante de excelencia, llegando a ser considerada como una de las mejores de Latinoamérica.

¡Gran logro y mucha satisfacción para ella!.

La  intervención de la Universidad Nacional en 1972 la obligó a buscar nuevos horizontes en el extranjero y fue asi como inició su vida en el Departamento de Recursos Humanos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Washington D. C.; fundó el Programa de Salud Internacional y fue pionera de la Salud Social, ambos programas lanzados por la OPS. Luego fue nombrada Consultora de la OPS en México y Venezuela, para finalmente pasar a la República Dominicana, como Representante de la OPS, siendo la primera mujer Representante de la OPS en América Latina.

Su paso por la OPS fue una etapa diferente en su vida pero que le dejó muchas cosas buenas y amistades increíbles. ¡Un logro más!

Al retirarse de la OPS regresó al país en 1994, dedicándose a hacer algunas consultorías con su Alma Mater, la Universidad Nacional, asi como algunas otras en el extranjero.

A sus largos 77 años de edad, en 1999, fue electa a la Rectoría de la Universidad Nacional, siendo la primera mujer electa a ese cargo. Por su efectiva gestión, fue reelecta para un segundo período 2003-2007 y fue durante este segundo período que inició una completa reestructuración de la Universidad, la cual no logró llevarla a feliz término.

Al terminar con la Rectoría, pensó que por fin llegaría al tan anhelado retiro; dicho   ”retiro” se interrumpió al ser nombrada Ministra de Salud en la Presidencia de Mauricio Funes. A sus 87 años de edad iniciaba una nueva etapa de trabajo en su vida.

El cargo de Ministra de Salud lo desempeñó del 2009 al 2014, y echó a andar una Reforma de Salud, que consistió en llevar salud de buena calidad al pueblo, tratando de acercar una salud de calidad al área rural que se encontraba en abandono y se logró una amplia cobertura con la formación de los Equipos Comunitarios de Salud (ECOS). Organizó el Sistema Nacional de Emergencia e inició una reorganización de Salud Mental, así como se fundó el Instituto de Investigación de Salud.

Al final de su gestión, ella quedó satisfecha, pero después se lamentó de que a algunos de sus logros no se les dio el seguimiento que necesitaban.

Durante el período del Presidente Sánchez Cerén fue Asesora de Salud y Educación, cargo que desempeñó del 2014 al 2019.

Tres logros más en su vida: RECTORA DE LA UNIVERSIDAD, MINISTRA DE SALUD Y ASESORA PRESIDENCIAL

Por fin, a sus 97 años de edad, logró un bien merecido retiro definitivo de su vida como funcionario público y docente.

Son 14 Doctorados Honoris Causa, en el mismo número de Universidades de Latinoamérica, que la honran, y ha recibido las siguientes  condecoraciones y honores: HEROÍNA DE LA SALUD DE LAS AMÉRICAS (OPS 2015),  ORDEN DEL ÁGUILA AZTECA (Gobierno de México 2006), ORDEN GABRIELA MISTRAL (Gobierno de Chile 2007), ORDEN NACIONAL DE LA LEGIÖN DE HONOR (Gobierno de Francia 2004), ACADEMIA EXTRANJERA DE LA REAL ACADEMIA DE MEDICINA (España 2018), HIJA MERITÍSIMA DE LA CIUDAD DE SAN SALVADOR (Alcaldía de San Salvador), HIJA MERITÍSIMA DE LA REPÚBLICA DE EL SALVADOR (Asamblea Legislativa El Salvador), y otros.

Cuenta en su currículo con más de 100 publicaciones y artículos científicos y es la única mujer latinoamericana miembro de la Real Academia de Medicina de España y una de las fundadoras de las sociedades de Cardiología de El Salvador y Cardiología Centroamericana.

En su paso a través de sus 100 años, nunca bajó la guardia en su lucha por el derecho igualitario de la mujer; ahora ve para atrás y dice que le gusta mucho cuando oye que la llaman DOCTORA, y cuando le decían DECANA, RECTORA, ASESORA Y MINISTRA.

En lo personal, a la Doctora Rodríguez la estimo y admiro muchísimo, pero más que todo, tengo una inmensa gratitud con ella. ¡Si no fuera por la Doctora Rodríguez yo nunca hubiera llegado a ser médico! Su ayuda y apoyo al inicio de mi vida universitaria fue instrumental para, que con muchísimo esfuerzo de mi parte, lograr entrar a la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador, que era mi sueño.

 ¡GRACIAS, DRA. RODRIGUEZ!

DRA. MARÍA ISABEL RODRÍGUEZ: UNA MUJER MUY PEQUEÑA DE ESTATURA PERO MUY  GRANDE EN SU VIDA – ESPECIALMENTE EN LO QUE HA LOGRADO EN SU LARGA VIDA DEDICADA A LA DOCENCIA Y AL SERVICIO PÚBLICO.

Médico Coloproctologo

KEYWORDS

María Isabel Rodríguez Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad