EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

"Visitas domiciliares" del Seguro Social

Quizá sea importante resaltar que el equipo médico y enfermera asignados a estas loables labores no realiza simples “visitas domiciliares” sino que son “visitas al hogar de los derecho habientes”.

Por Ricardo Lara
Médico

Por cuatro meses me ausenté de mi trabajo en el ISSS y al regresar me asignaron uno de los programas más sensibles y humanos que el ISSS ofrece a sus derechohabientes: el de las “Visitas Domiciliares”, uno entre tantos excelentes servicios que se brinda a la población y del que poco se escucha hablar.


Cuando abordamos el tema de “Visitas Domiciliares” no es algo ligero, no es algo sin caldo; al contrario, hablar del programa es sumergirnos en el calor que brinda el hogar que recibe al equipo de médico y enfermera, que el paciente de la tercera edad o al paciente que en un accidente de moto queda parapléjico o el enfermo con alguna patología que lo inhabilita poder ir a un centro de atención y con ello no deba ir a hacer filas para que se les realicen curaciones, cambios de sondas vesicales , explicaciones y educación en salud a los familiares, un poco de aliento a quienes los cuidan, se refuerzan indicaciones y los cuidos necesarios que dan los familiares.


Y el que la institución se acerque a sus afiliados y brinde el cuidado en casa es una forma de humanización institucional. Dicho gesto vale la pena transmitirlo a las autoridades responsables de la creación y mejoramiento de tal programa que, aunque es muy completo, siempre se puede mejorar, ampliar y reforzar.


El personal de salud de la institución lleva a cada hogar la atención en salud necesaria y apoyo al paciente sin que éste tenga que salir de su hogar. Realmente no conocía este programa hasta iniciar a trabajar en el acá se reafirma que la palabra “Seguro” Social da esa “Seguridad” que el afiliado y sus beneficiarios reciben, sentir que tienen el apoyo de una institución presta a brindar lo mejor de ella, y eso genera una satisfacción de desarrollar dicho programa.


El tráfico en San Salvador se ha vuelto cada día más complicado. El tráfico vehicular, el costo de la vida y todo esto dificulta la movilización de la población hacia los diferentes centros de atención, y con este programa el gran beneficiado es el derechohabiente y y sus familiares las “Visitas Domiciliares” desde el punto de vista salud publica permite conocer el modo de vida de las personas que se atienden, conocer la comunidad de las personas que consultan.


Solo visitando estos hogares podemos darnos cuenta de que aun en medio de las limitaciones hacen lo mejor por sacar adelante a su familiar enfermo, de la realidad que se vive en cada casa, de poder escuchar de viva voz lo que son las necesidades de cada familia necesidades que muchas veces son mas de ser escuchados y recibir consejos y luego ese agradecimiento que nos regalan, es lo más importante que como personal de salud, recibimos.


Deben estas sencillas líneas servir de estímulo para hacer de cada día laboral, una entrega y desde el ámbito cristiano ver en cada enfermo en cada familia un Cristo que necesita ese servicio hace tan solo dos meses me eran desconocidos personas con don Aparicio, la señora Aminta , doña Lucia tan sonriente en la zona de Apulo, don Medardo, don Samuel, don Nelson en San José Guayabal, Melvin en San Pedro Perulapán, todo esto por mencionar uno de los muchos pacientes que hoy en día ya son amigos ellos y sus familiares y que siempre preguntan por mis colegas que también colaboran en este programa que el común salvadoreño conozca que el Instituto Salvadoreño del Seguro Social no es solo una torre, hospitales, unidades medicas y clínicas comunales diseminadas a lo largo del país, sino que llega a tocar las puertas de hogares salvadoreños.


Los trabajadores de salud no solo llevamos el programa llevamos calor humano y palabras de aliento, el cual es devuelto por la familia salvadoreña con un profundo agradecimiento. Tan importante es recuperar la identidad y demostrar que nuestros pacientes no son un número de expediente y volver a los inicios de la medicina, de esa medicina humana donde el paciente tiene rostro, tiene un nombre, tiene un hogar.


Quizá sea importante resaltar que el equipo médico y enfermera asignados a estas loables labores no realiza simples “visitas domiciliares” sino que son “visitas al hogar de los derecho habientes”.


Ojalá este programa tenga larga vida, para beneficio de la familia del asegurado al igual que el logo de la Institución lo cual es nuestra razón de ser.

Médico.

KEYWORDS

ISSS Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad