EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

La muchas veces difícil decisión de emigrar…

Además de su contribución económica, los migrantes enriquecen la diversidad cultural en áreas como la música, la gastronomía, entre otros, son sin duda parte del tejido social, económico y cultural de los Estados Unidos.

Por Sandra Guevara

Emigrar es una experiencia transformadora que implica una serie de desafíos y sacrificios tanto para el que se va como para el que se queda, pero también involucra oportunidades y crecimiento, que suelen ser los principales impulsores. No dudo que una decisión de esta envergadura va plagada deuna mezcla de emociones, desde la esperanza y el optimismo hasta el miedo y la incertidumbre. 

En esta oportunidad, deseo dedicar estar líneas, a esos milesde migrantes, principalmente salvadoreños y latinos que tomaron un día la decisión de emigrar, pero la difícil, la no voluntaria, la forzada por las circunstancias, la que duele.

Y es que emigrar es mucho más que simplemente dejar atrás el lugar de origen. Generalmente se dejan atrás a los seres queridos, nuestro entorno, idioma y todo lo que nos resultaba familiar. Para muchos, sobre todo los más grandes, es dejar atrás la seguridad de lo conocido y aventurarse hacia lo desconocido, enfrentando la incertidumbre del futuro y las dificultades de adaptarse a un nuevo entorno.

El que emigra, no siempre es el que se encuentra en situación crítica en su país de origen. Muchos emigran dejando atrás empleos estables, -en ocasiones estables, pero no bien remunerados, o bien remunerados pero insuficientes para sus gastos o expectativas de vida- muchos otros se van dejando atrás carreras profesionales en las que invirtieron tiempo, dinero y esperanzas, se van en un claro desafío tras un sueño, que esperan se vuelva realidad.

Ya en el nuevo país, los retos que enfrentan son muchos y variados. Desde la dificultad para encontrar empleo, vivienda, salir adelante con los nuevos costos de vida, insertarse en la sociedad, lidiar con el choque cultural, el desarraigo, y a esto aunado -para algunos- la barrera del idioma, puede ser realmente desafiante para cualquiera. 

Sin embargo, a pesar del desconcierto y los desafíos deciden quedarse, con determinación, dispuestos a salir adelante y dar lo mejor para ellos y sus familias, el sacrificio y el aporte es innegable, tanto para el país de acogida como para el nuestro. En los Estados Unidos, nuestros migrantes contribuyen con su trabajo y dedicación a sectores principalmente agrícolas, de construcción, manufactura, servicios, impulsando la productividad y el crecimiento de los EEUU y el nuestro, a través de las remesas familiares. Pero también tenemos miles de casos, que están insertados a nivel profesional y de negocios.

Además de su contribución económica, los migrantes enriquecen la diversidad cultural en áreas como la música, la gastronomía, entre otros, son sin duda parte del tejido social, económico y cultural de los Estados Unidos.

Y no, de ninguna manera estoy instando a la migración, únicamente es detenernos un momento, reconocer y valorar el inmenso aporte que hacen los migrantes, principalmente los que deciden hacer todo conforme a ley, pues implica esperar, llevar procesos y etapas. Estimados, les debemos mucho.

Directora COIMSAL Asesoría Migratoria

www.asesoriamigratoriacoimsal.com

KEYWORDS

Inmigrantes Migrantes Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad