EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Garantías judiciales, populismo punitivo, linchamientos mediáticos y propaganda

Por Juan Antonio Durán
Juez y profesor universitario

A propósito del video que ha publicado en las redes sociales el señor presidente de la República, en el que se exhibe a un detenido acusado de haber asesinado a una niña en la colonia La Campanera, Soyapango, comparto algunas reacciones a dicha publicación:

1) Populismo punitivo: Ni la política criminal es para hacer propaganda a favor de los gobiernos de turno; ni la persecución del delito, ni la acusación, ni el juzgamiento de los presuntos responsables, debe usarse como publicidad y propaganda a favor de los gobiernos. Hay que investigar, juzgar y sancionar, sin hacer alharaca. Caso contrario, se evidencia una clara manipulación de los sentimientos y emociones de la gente, ante un crimen reprochable y bárbaro, pero exacerbando la ira, la indignación, y generando hasta odio contra el acusado; y, obvio, simpatía a favor del gobernante.

2) Dignidad humana: No debe presentarse a las personas como presuntos culpables y menos exhibirlas como piezas de caza, ni trofeos; y mucho menos, siendo exhibidas en condiciones en las que claramente se advierten tratos crueles, inhumanos y degradantes. La dignidad humana es inherente a la persona, y como tal, debe respetarse.

3) Presunción de inocencia y juicio previo: Tampoco debe exhibirse o presentarse a las personas acusadas como culpables o presuntos culpables. A toda persona a quien se le imputa un delito, se presume inocente, lo que implica que su estado de inocencia se mantiene hasta ser vencido en juicio y con sentencia condenatoria firme; que la carga de la prueba corresponde a quien acusa; y que en caso de duda, debe resolverse a favor del acusado. Entonces, ¿para qué juicio o separación de poderes? ¿Para qué el derecho a gozar de un juez independiente e imparcial? ¿Para qué las garantías del debido proceso? ¿Para qué las evidencias? Ya el gobernante dictó su fallo de culpabilidad. Lo demás es mera formalidad, mero trámite de pasapapeles. Bien decía el Dr. Ricardo Gallardo en su célebre ensayo: “Si con acusar bastara, todos fuéramos culpables (nadie sería inocente)”.

4) Falacias, falacias y más falacias: La propaganda del gobierno orientada a asegurar la inconstitucional reelección del gobernante de turno, incurre en muchas falacias o razonamientos engañosos, así como de afirmaciones mendaces, dentro de las que se destacan: 1) La falacia del hombre de paja, al comparar la “justicia” de hoy con la de antes, porque no es cierto que antes había impunidad, y que estos criminales quedaban libres. Las estadísticas de condenas de los años anteriores lo demuestran; 2) La falacia del falso dilema, porque no es cierto que la vigencia y eficacia de los derechos humanos y garantías constitucionales sea incompatible con la justicia y seguridad. Es una afirmación falsa que el respeto a los derechos humanos y a las garantías constitucionales genere impunidad o que favorezcan al delincuente; 3) La falacia de la apelación a la ignorancia, que sostiene de manera anticipada, la culpabilidad del acusado, puesto que como no conocemos las evidencias, es culpable; 4) la falacia del argumento especial, porque solo él y sus autoridades conocen las evidencias (aún contra la reserva del sumario, en muchas ocasiones, filtran las evidencias violentando el secreto de la investigación); en este caso, hay creerles que es culpable, porque ellos lo dicen. Hay que señalar también que hace un par de días, presentaron a otro detenido como autor del mismo asesinato. Esas, entre otras tantas falacias.

5) Presente y futuro. ¿Esta forma de “justicia” (con minúscula) es la quieren los salvadoreños? Esa de donde se hacen shows y linchamientos mediáticos contra personas acusadas, ¿esa justicia se merecen los salvadoreños? El claro menosprecio a la dignidad humana, al debido proceso y a los derechos humanos, invita a presumir el conocimiento de las más altas autoridades, sobre los graves crímenes de lesa humanidad cometidos por este régimen. Víctimas inocentes que han fallecido por tortura, hambre, falta de atención médica; o detenidos por más de un año siendo inocentes, como lo han reconocido las altas autoridades, al liberar a más de siete mil inocentes; víctimas que son invisibilizadas en el discurso oficial o que se aceptan como daños colaterales. ¿Eso merecemos?

Juez y profesor universitario

KEYWORDS

Jueces Nayib Bukele Opinión Propaganda Electoral

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad