EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

OPINIÓN | Cuatro mentiras del proyecto de “reforma” de pensiones

El gobierno “ya no meterá mano en los ahorros de los trabajadores”: la MAYOR MENTIRA y, muy posiblemente, la vía para apropiarse de todos los ahorros previsionales. Esta es la mayor estratagema para la “gran estafa” que en realidad es la falsa “reforma integral”. Esto es lo que en realidad interesa a CAPRES.

Por Enrique Anaya
Abogado constitucionalista

PUESIESQUE…ya sabemos que el actual régimen de Casa Presidencial (CAPRES) y sus acólitos se caracteriza por una compulsiva mitomanía, un cinismo estructural y una incapacidad escandalosa, de lo cual es muestra reciente una supuesta reforma previsional que en realidad no es tal.

Una idea previa pero esencial que me permite expresar la base de mi opinión es que un sistema de seguridad social, desde una perspectiva humanista y constitucional, debe tener en cuenta al menos cuatro dimensiones: la suficiencia de la prestación social (en este caso, la pensión); una cobertura adecuada (que incluya al mayor número de personas); la equidad (de modo tal de conceder beneficios a las personas más vulnerables); y la sostenibilidad financiera del sistema (de nada sirve prometer paja si luego no hay plata, o si el sistema quebrará en algunos años).

Siendo así, una verdadera reforma a un sistema de pensiones -sobre todo si se le denomina integral- debería abordar las cuatro dimensiones del sistema, así como elementos relacionados, como el mercado laboral y la reforma fiscal; de lo contrario, son reformas específicas o que se limitan a atender únicamente una variable del problema.

En El Salvador, seamos francos, nunca hemos contado con un adecuado sistema de pensiones, ya que siempre se han presentado y persisten deficiencias muy relevantes en suficiencia, cobertura, equidad y sostenibilidad, pero la “reforma integral” que anuncia CAPRES y sus empleados tampoco aborda esos problemas, pues no hay medidas para aumentar la cobertura, garantizar la sostenibilidad o potenciar la equidad (al contrario, más bien se establecen medidas para mayor inequidad o regresión del sistema).

Y es que, en realidad, el proyecto de Ley Integral del Sistema de Pensiones (LISP…híjole…que feo les quedó el acrónimo), que CAPRES mandó a la Asamblea Legislativa (AL) para que la aprueben, es la misma Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP), solo que cambiando el orden de incisos y artículos, con muy pequeños cambios, pero que no modifican ni mejoran el sistema: ¡no le den paja a la gente!

La mal llamada “reforma integral” del sistema de pensiones únicamente aborda, en forma muy limitada y regresiva, algunos aspectos de la suficiencia de la pensión, con un aumento irreflexivo y regresivo del monto de las pensiones: sin embargo, a la espera que se hagan públicos los supuestos estudios actuariales, muy probablemente es una medida que por insostenible financieramente, eventualmente haga quebrar al sistema previsional en un lapso no muy extendido.

Veamos algunas de las FALSEDADES y DISTORSIONES de la propaganda de CAPRES y sus empleados:

Primera: que la pensión mínima será de US$400.oo: MENTIRA. Al menos, el artículo 114 del proyecto de LISP dice que la pensión mínima es de US$304.17 (posiblemente dirán que con el 30% de incremento, las pensiones subirán a US$400.oo, pero lo correcto es consignar el importe mínimo de la pensión, para no andar con interpretaciones propias de “arguetazos”).

Segunda: que desaparecerán las pensiones VIP: MENTIRA. A pesar de que el inciso último del artículo 98 LISP asegura que ningún pensionado, “sin excepción alguna” podrá gozar de una pensión superior a US$3,000.00, el inciso 2º de la misma LISP dispone que “en ningún caso, el monto de las pensiones existentes a la entrada en vigencia de la presente Ley, serán afectadas o disminuidas (…)”. Así que, en realidad, la pensiones VIP persisten o se mantienen igual (con franqueza, con este tema hay una problemática sobre lo que antiguamente se denominaba “derechos adquiridos” -hay para discutir-, pero denuncio la falsedad de la propaganda de CAPRES).

Tercera: que la “reforma” será en beneficio de los más vulnerables: MENTIRA. Todas las pensiones, hasta un monto máximo de $3,000.00 tendrán un incremento del 30%, pero entonces, si a usted le correspondería una pensión de US$500.oo, le aumentarán US$150.oo (hasta US$650.oo); pero si a usted le tocaba una pensión de US$2,000.oo, se la incrementarán en US$600.oo (hasta US$2,600.oo), lo que significa que los ahorros en las cuentas previsionales se agotarán en el corto plazo y, entonces, es la Cuenta de Garantía Solidaria (que la pagamos todos los cotizantes), la que cubrirá esas pensiones de mayor monto.  

Cuarta: que el gobierno “ya no meterá mano en los ahorros de los trabajadores”: la MAYOR MENTIRA y, muy posiblemente, la vía para apropiarse de todos los ahorros previsionales. Esta es la mayor estratagema para la “gran estafa” que en realidad es la falsa “reforma integral”. Esto es lo que en realidad interesa a CAPRES.

Es que CAPRES y sus empleados salen diciendo que el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) desaparece, que ya no emitirán certificados de inversión previsional (CIP), y que ya no ocuparán los fondos de pensiones; pero la verdad es que eso es una gran mentira: contar el mecanismo de “estafa” requiere escribir más de lo cabe en este espacio, pues lo que ha hecho CAPRES en introducirlo por reformas a una ley y la emisión de otra ley, precisamente para esconder el engaño o truco, así que lo explico en la próxima entrega de estas humildes reflexiones de un cotizante del sistema de ahorro para pensiones.

P.D: no estoy pensionado…ja,ja,ja. 

Abogado constitucionalista.

KEYWORDS

Fondos De Pensiones Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad