EPAPER Puente de Baltimore | Precios de la gasolina | Eclipse parcial solar | Selecta

Veto a la paz es un voto a la muerte

.

Por Carlos Balaguer |

“Mirando a Gaza, parece que los cuatro jinetes (del Apocalipsis) de la guerra, el hambre, la conquista y la muerte galopan sobre ella” expresó recientemente Antonio Guterres, Secretario General de la ONU. No obstante, cualquier veto a la paz del Consejo de Seguridad de la misma -así como la neutralidad de la Corte Internacional de Justicia- es un voto a la actual limpieza racial en ciernes. Esto, al declarar la C.I.J. solamente “medidas cautelares” ante un “probable” genocidio, cuando el mismo está consumado. Como diría el célebre cómico “Chespirito”: “¡Y ahora…! ¡¿Quién podrá salvarnos?!" “Guerras -justifican historiadores- ha habido siempre.” La diferencia es que las armas actuales son más mortales que nunca. El actual arsenal nuclear -por ejemplo- sobrepasa las 12.512 ojivas de las cuales algunas ya apuntan a varias regiones del Orbe. La Inteligencia Artificial -y su programación- representa un nuevo y letal peligro para la Humanidad: máquinas contra el ser humano. ¿Suicidio? ¿Locura? ¿Anticientífico odio racial? ¿Ciega ambición al poder económico y político? El sigo XXI inicia con un inhumano, inmoral y profano holocausto en Medio Oriente. Ello ante la indiferencia mundial del cementerio palestino, donde deambulan bajo la nueva arma del Hambre miles de víctimas inocentes. ¿Culmen de la gloria humana y su evolución? Entre tanto, el nefasto galope de los apocalípticos jinetes se escucha en el horizonte, tal lo dijera el buen Secretario Guterres. 

KEYWORDS

Filosofía Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad