EPAPER Puente de Baltimore | Precios de la gasolina | Eclipse parcial solar | Selecta

¿Y qué celebran?

Observadores internacionales, como la OEA, al constatar in situ, el propio domingo 14, las graves irregularidades que se estaban cometiendo, no dudaron en afirmar que “si en Europa sucediera esto, las elecciones se declararían nulas” pues  fueron testigos de los abusos y prepotencia de los miembros de NI que  invadieron los centros de votación, desplazando al personas que integró las JRV, debidamente capacitados, por correligionarios cyan que pronto demostraron su incapacidad para desempeñarse, lo que pronto fue detectado por los observadores: no podían  manejar el equipo informático para transmitir los resultados.

Por Teresa Guevara de López
Maestra

El  5 de febrero los periódicos y redes sociales se inundaron de turbas de militantes de NI y altos funcionarios del bukelismo celebrando con gritos, saltos y otras exageradas manifestaciones de alegría, por el arrollador triunfo obtenido en las elecciones del día anterior, llegando a proferir insultos contra la oposición y  la prensa y ocupando indebidamente instalaciones de la Universidad Nacional para realizar un mitin político, abusando de la autorización que les dio este centro de estudios para albergar personas relacionadas con el proceso electoral.

Y la sorprendida población ante semejante bochinche, se preguntó: ¿Y qué celebran?  Porque no era un triunfo de la democracia por los abusos cometidos por NI durante el año anterior a la elección, derogando leyes y emitiendo disposiciones para sepultar a la oposición y aprovecharse de fondos públicos con una AL sometida a los caprichos del gobernante buscando una reelección totalmente inconstitucional, y que él mismo, como candidato, había rechazado  en su campaña.

Pero estas groseras demostraciones de júbilo, contrastaban con las opiniones de observadores internacionales, como la OEA, que al constatar in situ, el propio domingo 14, las graves irregularidades que se estaban cometiendo, no dudaron en afirmar que “si en Europa sucediera esto, las elecciones se declararían nulas” pues  fueron testigos de los abusos y prepotencia de los miembros de NI que  invadieron los centros de votación, desplazando al personas que integró las JRV, debidamente capacitados, por correligionarios cyan que pronto demostraron su incapacidad para desempeñarse, lo que pronto fue detectado por los observadores: no podían  manejar el equipo informático para transmitir los resultados.

Se demostró  que el TSE no desempeñó su papel de máxima autoridad en las elecciones, sino actuó acatando órdenes del Poder Ejecutivo, haciendo oídos sordos a las quejas de irregularidades que estaban ocurriendo a la vista de la población.  La publicidad previa en que se comprometían a realizar un proceso moderno, independiente y transparente desapareció, cuando ante reclamos y denuncias sobre graves anomalías registradas, los magistrados se comprometieron a realizar un escrutinio de la elección de diputados, VOTO POR VOTO, para que quedara demostrada la voluntad popular. Ofrecimiento que ensució más el desarrollo del proceso, ya que en los dos lugares de escrutinio la presencia masiva de partidarios NI actuando con prepotencia para ejercer el mando y amenazando con sancionar a quienes osaran denunciar hechos verdaderamente fraudulentos, como las papeletas planchaditas,  con votos NI, señalados con plumón, el instructivo  especificaba que para asegurar la validez del conteo de cada mesa, se debían cotejar las firmas con las papeletas “dobladas” dentro de las urnas.  Pero sorpresivamente, y mediante órdenes emitidas por altavoces, se dijo que no era necesaria esta verificación firma/papeleta.  Esto permitió que en algunas urnas aparecieran más de mil votos cuando solo había 700 papeletas por mesa.

  La disculpa absurda fue un error de la imprenta que puso de más. Tampoco se permitió contar voto nulos o inválidos, además de votos duplicados y triplicados en el sistema. Maltrato a la prensa, pocos observadores de la oposición y miembros de NI como digitadores, contando con la presencia masiva de cuerpos de seguridad en los centros de escrutinio.

El magistrado Orellana tuvo el descaro de declarar “ante la faz de la nación y de la comunidad internacional, ha quedado comprobadaa la transparencia con la que se ha manejado este TSE en las elecciones”. Y que “si es necesario, daremos explicaciones a la OEA”, cuando el informe de observación de la OEA afirmó: “En la mayoría de mesas no se coteja el padrón de firmas con la cantidad de boletas utilizadas y la capacitación deficiente de las personas a cargo de la digitación”

También la magistrada presidente del TSE calificó esta jornada como un éxito, creyendo que los salvadoreños estamos ciegos y sordos, que tenemos derecho a unas elecciones limpias que demuestren la voluntad del pueblo.  No tiene mucho que celebrar el gobierno de NI, ni siquiera la felicidad de haber logrado miles de votos a su favor, gracias a un evidente fraude, planeado y anunciado, pero además muy mal estructurado, ya que tuvo serias grietas que pusieron en evidencia lo amañado de la elección del 4 de febrero.

Maestra.

KEYWORDS

Elecciones Legislativas Elecciones Presidenciales Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad