EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Elecciones 2024: Chibolas

La institución que más vigilante debe estar a estos cambios de última hora, es el Tribunal Supremo Electoral, el árbitro electoral debe estar claro del panorama electoral y no puede prestarse a un escenario antidemocrático.

Por Andy Failer
Comunicólogo y político

Jugar a las Chibolas (canicas) es muy tradicional en El Salvador. El juego tiene varias formas de jugarse; la manera más tradicional de jugar chibolas, simplemente consiste en sacar las chibolas dentro de un círculo –marcado en el piso– por medio de los tiros que se hagan con una chibola golpeadora, procurando que esta no quede dentro del círculo. Quien logre mayor cantidad de chibolas gana el juego. Resulta que las elecciones de 2024 serán muy parecidas a jugar chibolas, pero con una diferencia muy marcada, las reglas están inclinándose para que un solo jugador, sin mayor dificultad, gane la mayoría de chibolas.

En una de las sesiones plenarias más recientes de la Asamblea Legislativa, la bancada cyan y sus aliados derogaron el artículo 291-A del Código Electoral, con este cambio el oficialismo podrá cambiar las reglas electorales a menos de un año de las elecciones de forma antojadiza y apresurada. ¿Cuál es el problema de esta posible y latente situación? Que la mayoría de chibolas serán, desde antes que se lleve a cabo el juego, para un solo jugador. Todos los demás participantes se encuentran en desigualdad de condiciones frente a un jugador que no solo competirá, sino que también decidirá bajo qué reglas competirán todos.

Planteemos el escenario de 2024 de una forma más sencilla. ¿Qué pensarías si estás convocado a un juego pero te dicen que en cualquier momento antes de la fecha pueden cambiar las reglas del juego? No sabremos cuantos jugadores más podrán participar, tampoco cuales pueden ser consideradas faltas del juego, no sabemos tampoco cuales son las normas para obtener las chibolas, ni tampoco qué rol tendrá el árbitro de este juego. Pero todo esto si lo sabe el contrincante porque claramente está diseñado a su medida.

No son pocas cosas las que están en juego, el oficialismo ha recalcado sus intenciones de reducir los 262 municipios del país a menos de 100 y de reducir los 84 diputados a 60, y esto último no tiene una finalidad legítima o austera que les respalde, sino un cálculo electoral con un trasfondo completamente autoritario. Pero lo crucial no solo es esto, hay más dudas al respecto: ¿seguirán vivos los concejos municipales plurales? ¿La fórmula electoral para elegir diputados a la Asamblea Legislativa seguirá siendo la misma? Pero surge un cuestionamiento más importante al respecto: cómo es posible que a 10 meses antes de las elecciones solo el partido Nuevas Ideas conozca el cambio de la reglas electorales de  las próximas elecciones, ¿quién se beneficia de eso?

La institución que más vigilante debe estar a estos cambios de última hora, es el Tribunal Supremo Electoral, el árbitro electoral debe estar claro del panorama electoral y no puede prestarse a un escenario antidemocrático. En ese sentido, se debe hacer todo lo necesario dentro del marco de la ley para garantizar igualdad de condiciones para todos los actores políticos, sin importar la afinidad partidaria de cada uno de ellos. Si esto no sucede, las chibolas del evento electoral quedarían inclinadas en favor de un partido único.

Desde la firma de los Acuerdos de Paz, probablemente nunca se había puesto en tanta duda la legitimidad de un proceso electoral en El Salvador, la incertidumbre es latente. Y esta realidad no solo es palpable para la oposición democrática, los mismos emisarios del oficialismo lo saben. Por ello la fiscalización, auditoría y participación son cruciales. No hay que enchibolarse, en  2024 elegiremos entre democracia o dictadura.

Presidente de Nuestro Tiempo

KEYWORDS

Elecciones Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad