EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

La costarricense Gisela Sánchez será la primera presidenta del BCIE

Llega para relevar en el puesto al señalado Dante Mossi. Promete aumentar la eficiencia de la entidad, sobre todo en sus controles.

Por Moisés Alvarado | Nov 17, 2023- 22:32

Foto EDH/ EFE

La costarricense Gisela Sánchez fue elegida ayer como la primera mujer presidenta en la historia del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), anunció el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves. Ella era la propuesta oficial del país.

“Esto es un triunfo para los países miembros y un gran honor para Costa Rica”, expresó Chaves en una conferencia de prensa, en la que agradeció el voto de España, Corea del Sur, Panamá, México, Colombia, Belice, República Dominicana, Argentina, Nicaragua y El Salvador.

 Sánchez se impuso, así, sobre los otros dos finalistas: Bernardo José Alfaro Araya, también de Costa Rica; y el actual vicepresidente del BCIE, Jaime Roberto Díaz Palacios.

Durante su carrera, la ahora presidenta del BCIE ha estado en distintos puestos de liderazgo en empresas como BAC Credomatic, Florida Ice & Farm Co (Fifco), Global Endevours, Fundación Avina, Citibank, el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae) y Nutrivida. Además, ha sido presidenta de la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (Amcham).

Sánchez sucede al hondureño Dante Mossi, quien deja como principal legado su apoyo a rajatabla a mandatarios sin respeto por el orden constitucional y las instituciones democráticas. Sobre todo, Daniel Ortega, en Nicaragua. Por ello, recibió el mote del “banquero de los dictadores”.

Imagen de carácter ilustrativo y no comercial/ https://www.facebook.com/photo.php?fbid=662456075990775&set=pb.100066791643519.-2207520000&type=3

A cambiarle la cara al banco

“Mi objetivo es poder liderar una transformación positiva del BCIE hacia afuera”, subrayó Sánchez en una rueda de prensa. La transformación, explicó, pasa por “maximizar el impacto de las iniciativas que apoyamos, pero no solamente desde la perspectiva económica y financiera, sino también desde el impacto positivo social en nuestra gente y el impacto ambiental”.

El guatemalteco Manfredo Marroquín, fundador de Acción Ciudadana (capítulo para ese país de Transparencia Internacional), opina que el de la costarricense es el perfil que “mejor se adecua a las reformas urgentes” que deben realizarse al banco para que este supere todos su vicios, pues no cuenta con controles estrictos a la hora de aprobar un préstamo para sus países miembros. Mucho menos para asegurarse de que utilicen el dinero para los fines acordados.

“Creo que, entre los finalistas, ella era la mejor… bajo su liderazgo el BCIE quizá pueda comenzar a cumplir con su cometido, que no es otro que el de llevar desarrollo a los pueblos centroamericanos”, dice Marroquín.

Y como muestra de esta deuda menciona a todos aquellos proyectos de infraestructura que, por ejemplo, en su país han quedado incompletos, por lo que han tenido un impacto negativo en las vidas de los guatemaltecos. Lo ilustra con la construcción de la carretera que del Sur del país debía conducir a la frontera con Guatemala, de la que no se llegó a cubrir ni un 10 %. Los fondos, por lo tanto, fueron desviados, en uno de los tantos casos que ahora tienen tras las rejas a Alejandro Sinibaldi, ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda de 2012 a 2014.

“Dentro de ese banco aprueban muchos préstamos porque saben que el retorno está garantizado, porque lo respalda el Estado. Su objetivo ha sido endeudar a los países, no desarrollarlos. Esperamos que la tendencia, al fin, cambie”, dijo.

A algo de eso hizo mención Sánchez en su primera comparecencia como presidenta del BCIE: dijo que buscará trabajar en el fortalecimiento financiero del BCIE y el control del mismo, dos elementos que considera “fundamentales para asegurar la confianza” de los entes calificadores. También que pretende “aumentar la eficiencia” del banco para que se utilicen de “la mejor manera los recursos que se reciben y se colocan” y trabajar en el capital humano. En la anterior gestión, en el banco hubo de todo, menos control.

Por ejemplo, en el caso de El Salvador: Nayib Bukele desvió $200 millones de un préstamo de la entidad para financiar su apuesta por el Bitcoin, a pesar de que en el contrato se prohibía explícitamente hacerlo. A propósito de esto, el expresidente del BCIE, Dante Mossi, dijo que el mandatario tenía todo el derecho de hacerlo, pues los fondos eran “fungibles”.

El mismo día de la elección de Sánchez como presidenta de la entidad, el Banco Central de Nicaragua informó que renovó un préstamo por hasta $200 millones del BCIE para apoyar la gestión de liquidez de este país centroamericano, cuyo gobierno ha sido señalado de violar los Derechos Humanos de sus ciudadanos.

Esta es la décima cuarta renovación de la línea de crédito concedida por el BCIE, la cual tiene carácter revolvente (se puede volver a disponer de los recursos, una vez que se haya pagado parcial o totalmente el monto), con vigencia de un año a partir del 21 de agosto de 2021.

REGRESAR A LA PORTADA

KEYWORDS

BCIE Costa Rica Negocios Presidente Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad