EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Bukele envía reforma de pensiones a la Asamblea y promete aumentarla a todos

El gobierno indica que la pensión mínima pasaría de $304 a $400, pero en el presupuesto para 2023 no se proyecta un alza en las pensiones

Por Katlen Urquilla | Nov 25, 2022- 17:28

El gobierno modificó las condiciones de los Certificados de Inversión Previsional, que representan la deuda que tiene el Estado con los trabajadores. Foto EDH/ archivo

El presidente Nayib Bukele anunció este viernes, por medio de un tuit, que envió a la Asamblea Legislativa la reforma de pensiones, la cual había prometido entregar hace más de un año.

El mandatario acompañó su mensaje con un video en el que se señala que el actual sistema previsional es “insostenible”. Luego dice que “la pensión aumentará para todos”.

Según datos oficiales, los cotizantes activos en el Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) son 787,987, de casi 4 millones de afiliados.

“Con esta reforma todas las pensiones aumentarán en un porcentaje sustancial. Será una mejor pensión para quienes ya están jubilados y para todos los cotizantes para cuando se jubilen”, dice en el audiovisual.

Sin embargo, en el presupuesto para 2023 que el Ministerio de Hacienda presentó en septiembre a la Asamblea no se proyectan fondos adicionales al promedio anual para el gasto previsional que puedan indicar que habrá un incremento en las pensiones. Según el documento, el financiamiento para el sistema de pensiones del próximo año será de $570.6 millones, lo cual solo representa un aumento de $17.3 millones en comparación a lo proyectado para 2022, que fue de $553.2 millones.

PUEDE LEER: Presupuesto 2023 no contempla fondos para una reforma de pensiones

Además, en el presupuesto se refleja un recorte de más de $14.3 millones para el pago de las pensiones de los militares el otro año.

De momento, el gobierno no detalla de dónde obtendrá los recursos para aumentar las pensiones, como lo está ofreciendo. En todo caso, la Constitución manda que toda erogación de fondos debe quedar claramente especificado en el presupuesto que se apruebe.

Según declaraciones del ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, quien presentó la reforma de pensiones ante la Asamblea junto al ministro de Trabajo, Rolando Castro, la pensión mínima pasaría de $304 a $400. Indicó que son alrededor de 53,000 usuarios los que reciben una pensión mínima.

Pero los datos en el presupuesto 2023 indican otra cosa: la pensión mínima de vejez e invalidez total será de $304.17, mientras que la pensión mínima de invalidez parcial será de $210.

Castro ejemplificó que si alguien se jubila ganando salario mínimo de $365 recibiría una pensión de $400.

En el video que tuiteó Bukele se menciona que el patrono pagará 1% más, el empleado seguirá pagando lo mismo y las AFP recibirán menos.

Los funcionarios solo adelantaron que los fondos para subir las pensiones saldrán de lo que recortarán a las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones).

De acuerdo con las declaraciones del ministro de Hacienda, la aportación mensual al SAP pasaría del 15% al 16%. Actualmente el patrono aporta 7.75% y el trabajador el 7.25%.

Zelaya agregó que la comisión de las administradoras de pensiones bajará del 2% al 1%.

Asimismo, dijo que de la cotización total, las contribuciones pasarían del 8.1 % al 9 % en la Cuenta Individual, mientras que en la Cuenta de Garantía Solidaria pasaría del 5 % al 6 %. Aseguró que tanto las cuentas individuales como la de garantía solidaria se mantendrán vigentes en el nuevo sistema previsional.

No devolverán adelanto del 25%

En el video difundido por el oficialismo también se menciona que los cotizantes que retiraron parte de sus fondos de pensiones no lo devolverán.

La ley actual permite que quien cotiza a una AFP pueda solicitar un adelanto de hasta el 25% de los ahorros de pensiones en su cuenta individual, pero para jubilarse debe devolver el dinero o trabajar más tiempo, para que eso no le afecte su pensión.

En el audiovisual se explica que “quienes ya retiraron un adelanto de sus ahorros no tendrán que devolver el dinero, no pagarán más de lo que ya pagan, se jubilarán a la misma edad y su pensión también aumentará, aunque en un porcentaje menor de quienes no retiraron el adelanto”.

Pero lo que aún no explica el oficialismo es si la pensión se calculará basado en el 75% que quedó en la cuenta del cotizante, o en qué porcentaje se le aumentará a estas personas que ya usaron parte de sus ahorros.

Además, los ministros afirmaron ayer que no se aumentará la edad de jubilación, es decir para las mujeres se mantiene a los 55 años y para los hombres a los 60 años.

También aseguraron que “no se nacionalizarán las pensiones” y que las AFP ahora sí serán “reguladas”. Sin embargo, las administradoras de pensiones ya están supervisadas y reguladas por medio de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF).

Otro aspecto que adelanta el gobierno es que creará el Instituto Salvadoreño de Pensiones (ISP) “para garantizar que reciban lo que les corresponde”. Pero la misma SSF ya cuenta con una superintendencia adjunta de pensiones.

Según dijo Zelaya, el nuevo instituto "absorverá todas las obligaciones que tiene el INPEP" y velará que se sigan cumpliendo.

Y una de las frases que se dice en el video tuiteado por Bukele y que lo reiteraron los funcionarios al presentar la reforma es que “nadie volverá a meter las manos en los ahorros de los trabajadores”.

Ante ello, el economista Rafael Lemus expresó en su cuenta de Twitter que: “De los $10,000 millones usados del fondo de ahorro de pensiones cerca de $1,500 millones los ha tomado y usado el Gobierno de Bukele. Critican pero también lo han hecho. Lo peor (es que) el modelo de pensiones quedará íntegro con maquillaje”.

Datos oficiales indican que es el gobierno el que más usa los ahorros de los trabajadores, pues en instituciones públicas han sido invertidos $9,364.1 millones (79.4%) de los más de $13,000 millones acumulados en cotizaciones en las AFP.

De esta cifra, más de $7,500 millones están invertidos en Certificados de Inversión Previsional (CIP) que financian el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales para que el gobierno pague las pensiones de los jubilados del sistema público.

Otro aspecto que agregó el oficialismo es que los salvadoreños de la diáspora también podrán cotizar “voluntariamente” en el sistema de pensiones para “recibir los beneficios de un ahorro previsional rentable, seguro y en El Salvador”.

KEYWORDS

AFP ASAFONDOS Fondos De Pensiones Nayib Bukele Negocios Pensiones Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad