EPAPER Segundo mandato de Bukele | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Selecta | Espectáculos

“El Salvador tiene enorme oportunidad de invertir en infraestructura y en su gente”

El CEO del grupo empresarial Progreso, José Raúl González, opina que la inflación pasa factura al sector de la construcción pero es optimista en que se supere.

Por Katlen Urquilla | Nov 17, 2022- 07:00

José Raúl González se graduó en Administración de Empresas de la universidad Francisco Marroquín de Guatemala y tiene una maestría. Foto EDH

José Raúl González, quien tiene 10 años de ser el CEO del grupo empresarial Progreso, destaca de entrada que El Salvador es un socio comercial muy importante para su país y para la empresa en la que trabaja, por lo que se estaban preparando desde hace años para volver.

Explicó que en octubre de este año completaron los trámites regulatorios para comenzar las operaciones con Cementos Progreso y conocieron las instalaciones del centro de distribución que tendrán aquí, así como a los empleados de la compañía a quienes están trasladando la forma de trabajo de la empresa centenaria.

El alto ejecutivo está optimista del panorama económico que ven para sus negocios y esto es lo que destacó en entrevista con El Diario de Hoy.

Puede interesarle:  Amazon planea despedir a unos 10,000 trabajadores

¿Cuál es el plan de expansión para El Salvador?

Buscamos traer el portafolio de Cementos Progreso a El Salvador progresivamente para atender las necesidades de los consumidores salvadoreños y los clientes en la industria de la construcción. Vamos a hacer un plan para poder crecer tanto en la presencia geográfica como en los productos.

¿Cuánto están proyectando invertir en los próximos años en el país?

En este momento estamos invirtiendo en la adquisición de la empresa, pero también tenemos la ampliación del centro de distribución para tener suficiente inventario para atender las necesidades del mercado.

Pero en lo que más nos interesa invertir es en un buen servicio al cliente y en indicadores de satisfacción del cliente.

Y hay muchas cosas que son intangibles y creemos que no solo son inversiones monetarias, sino que hay aspectos que son igualmente valiosos que tienen que ver con la cultura empresarial, la ética, con ser un ciudadano corporativo responsable.

Planta cementera “San Gabriel” de la empresa Progreso en Guatemala. Foto EDH / Cortesía

¿Qué motivó al grupo empresarial Progreso a venir a invertir a El Salvador en la industria cementera?

Cementos Progreso se estaba preparando desde hace muchos años en poder ampliar su presencia más allá de Guatemala. Comenzamos a crecer hacia Panamá, Colombia, Belice.

Lo que nos motiva mucho es poder replicar el ejemplo de la integración centroamericana… Venir a El Salvador nos dio mucha ilusión porque no es la primera vez que estamos acá, ingresamos hace 35 años. Ya conocíamos el mercado salvadoreño y estábamos preparándonos para poder ingresar en algún momento y ese momento llegó.

¿Dado el contexto económico internacional con la alta inflación, problemas de suministros, cómo ven el sector de la construcción en este momento?

Son retos que ya están pasando la factura con el aumento de los costos de transporte y la logística tan complicada, pero creemos que son los ciclos por los que pasa la industria de la construcción y de la infraestructura; en toda la región es una industria muy resiliente y nosotros conocemos muy bien las necesidades de los déficit habitacionales que hay en nuestros países, la necesidad de infraestructura que aún es muy precaria y de mejorarla tanto en puentes, carreteras, vivienda; entonces creemos que el futuro de la infraestructura en la región es positiva, porque tenemos los indicadores que nos permiten deducir que que hay mucha inversión por hacerse y que las nuevas generaciones van a aspirar a tener su propio hogar.

¿Cuáles son los retos que ve y cómo los están enfrentando como empresa?

Somos optimistas porque nuestra compañía que tiene 123 años ha pasado por múltiples crisis, pasamos la primera pandemia de 1917, la Primera Guerra Mundial, la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial, conflictos armados en la región, pero las compañías centroamericanas se quedan en la región y cremos que tenemos una misión más allá de tener utilidades.

La resiliencia es la característica que nosotros resaltamos en esta crisis.

Además: Gráfico: El Salvador le compra mucho más a China de lo que le vende

¿Cómo ven la industria de la construcción en El Salvador?

Todo sector está sujeto a los vaivenes nacionales e internacionales, pero en el largo plazo El Salvador tiene una enorme oportunidad de continuar invirtiendo en infraestructura y en su gente y quizá la inversión que le da más dignidad a un ser humano es su casa propia.

En ese sentido creemos que El Salvador tiene la oportunidad de crear esa riqueza y esa dignidad; creemos que tenemos la oportunidad de contribuir con el material más importante en la construcción: el cemento y el concreto.

¿Cómo ve el contexto económico y político salvadoreño de cara a la inversión que están haciendo?

Creemos que la coyuntura vigente es la que es, pero nosotros creemos en la resiliencia de los salvadoreños y en sus instituciones que a lo largo del tiempo, y al igual que lo ha demostrado Centroamérica, ha pasado por momentos difíciles pero el salvadoreño se ha caracterizado por ser una persona extremadamente resiliente, trabajadora y optimista.

KEYWORDS

Cemento El Salvador Empresas Empresas Constructoras Grandes Empresas Inversión Inversión Industrial Inversionistas Negocios Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad