EPAPER Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Selecta | Espectáculos

FinTech: mercado en expansión para incluir financieramente a más salvadoreños

El ecosistema de empresas de este tipo está calculado en más de 85, con apuestas ya exitosas en el mercado, como Cubo Pago. Llegan para darle a los pequeños negocios, incluso informales, opciones para aceptar pagos más allá el efectivo.

Por Moisés Alvarado | Ene 25, 2024- 20:27

El compromiso económico de BID Lab representa la primera inversión directa en una fintech en Centroamérica, lo que confirma la eficacia de la solución de Cubo para impulsar el desarrollo y éxito de las Mipymes. / Foto Por Cortesía

En El Salvador, más de 7 de cada 10 empleos pertenecen al sector informal, según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM). Eso se traduce en que solo el 35.85% de la población tiene una cuenta bancaria, según los datos para 2021 de The Global Findex, del Banco Mundial. Esto coloca a nuestro país a la zaga en Latinoamérica. Países cercanos como Costa Rica, por ejemplo, tiene casi al 70% de su gente bancarizada.

Hay, por tanto, una alta tasa de personas en El Salvador que han quedado fuera de los servicios de los bancos locales y que, por ello, se limitan al efectivo para realizar sus pagos de todos los días. Para suplir esta necesidad es que entra ese tipo de empresas conocidas como FinTech, que pueden definirse como aquellas compañías que se valen de las tecnologías de la información para gestionar y desarrollar productos financieros.

Es un sector de la economía que, en El Salvador, crece cada día más. Ya para 2022, un reporte publicado por Misión Lunar, un hub de FinTech en Centroamérica, sostenía que en El Salvador existían 32 de estas sociedades. Pero el mercado se hace más grande si se amplía, también, a los emprendedores.

Desde 2019, existe en El Salvador una organización que los aglutina. Se trata de la Asociación Salvadoreña de Fintech (ASAFINTECH), que actualmente agrupa, según su página web, a más de 210 empresas de la cadena de valor FinTech en el país. Este número indica que, aunque no todas estas sociedades pueden ser definidas con precisión con ese nombre, sí participan en el negocio. El ecosistema puntual es de más de 85 empresas.

LEA MÁS: Digitalización de pagos puede incrementar las ventas de las tiendas hasta un 40%

ASAFINTECH tiene 27 empresas 100% FinTech asociadas, entre las que se cuentan Cubo, Fiado, Sostengo y Bisnesito. Incluso está en la lista la compañía Athena Bitcoin, encargada de desarrollar para el gobierno de El Salvador la malograda billetera Chivo Wallet. Aunque Athena fue despedida del manejo de este software, continúa siendo la propietaria de la red de cajeros.

Un cajero de Chivo Wallet en el centro de San Salvador, con bajo uso de parte de la población. / Foto EDH Archivo

Una de las más importantes del grupo es Cubo Pago, que, según Bloomberg, logró levantar $3.5 millones de inversión al cierre de su ronda semilla, en 2023. Incluso se convirtió en el primer emprendimiento en la región en conseguir inversión de Global Founders Capital (GFC), uno de los principales fondos para este tipo de compañías en todo el mundo.

La empresa, en esencia, permite a un negocio aceptar pagos de tarjetas de crédito o débito desde un celular. Su fundador es el salvadoreño Gabriel Gutiérrez, quien vivió fuera del país durante 14 años y trabajó en empresas de tecnología de escala mundial, como Uber, del que fue gerente general en Panamá y el Caribe.

Cubo registra más de 8,000 comercios en todo El Salvador, distribuidos en los 14 departamentos del país. Según información de la empresa, el 70% de estos negocios nunca antes habían tenido un POS para pagar con tarjeta.

Otto Rodríguez fue vicepresidente del Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador entre junio de 2019 y abril de 2021. Antes de eso, desde 2017, ya era uno de los principales animadores del sector a través de la organización de las Tertulias FinTech, en las que se socializaban las virtudes y oportunidades del sector. Rodríguez aportaba desde su experiencia en políticas públicas. Estas reuniones se siguen realizando.

Para Rodríguez, la principal misión de una FinTech es abrir oportunidades donde no las hay. Y pone como ejemplo a un turista extranjero que llega a un pueblo del interior del país, uno que no es una cabecera departamental.

Allí, casi todo el mundo se limita a cobrarle exclusivamente en efectivo, lo que hace que ese hipotético turista no pueda gastar todo lo que le gustaría.

“En esos casos, si tuviéramos una FinTech que le permitiera pagar, consumiría más. Gana el comerciante, gana la FinTech (por sus servicios de intermediación) e incluso ganan las emisoras de tarjetas de crédito”, comenta Rodríguez.

Eso es, precisamente, lo que permite una plataforma como Cubo Pago, que ha llegado para darle una mano, sobre todo, a negociantes que son personas naturales, pues solo uno de casa 10 de sus clientes es una empresa ya constituida.

“Estos negocios son tiendas de colonias, salones de belleza, talleres, emprendedores en bazares, hostales y todas las áreas turísticas del país que antes solo aceptaban efectivo. Entonces, hemos llegado a resolver a una necesidad, a segmentos que antes estaban desatendidos”, comentó el CEO y fundador de Cubo Pago en declaraciones para Bloomberg.

Empresas como esta, comenta Otto Rodríguez, impulsan una mayor inclusión financiera en una población tan poco bancarizada como en El Salvador.

Para el economista, se trata de servicios que no van a cubrir los bancos tradicionales, sencillamente, porque no es un segmento que les interese en particular.

“Los bancos tienen un paradigma bancario, es decir, que les interesa llegar a personas de altos ingresos. Para ellos, el negocio está en la intermediación, no en la parte transaccional per se. Las FinTech llegan, por tanto, a llenar un vacío que nadie más ocupará”, dice.

Las FinTech son perfectas para los pequeños negocios porque, mediante sus desarrollos tecnológicos, permiten bajar al mínimos las tasas de comisiones. Esto permite, por ejemplo, que se realicen pagos por un dólar o menos, lo que sería imposible a través de un POS normal para una tarjeta de débito o crédito.

En el país, según Rodríguez, existe una legislación adecuada para el desarrollo de estas tecnologías. Solo falta algo: una norma que permita que una FinTech, que a veces puede verse como la competencia de un banco, pueda abrir una cuenta bancaria sin trabas.

VOLVER A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

El Salvador Mercados Negocios Pagos Tecnología Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad