EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

El Salvador enfrenta déficit de casi 8 millones de quintales de granos básicos

Gremiales citaron que, de acuerdo con la FAO, en el país hay 800 mil familias en crisis alimentaria y podrían llegar a un millón en el presente año.

Por Juan Carlos Mejía | Mar 10, 2023- 22:03

El maíz es el grano de mayor consumo en el país, pues forma parte de los ingredientes de los principales alimentos, como las tortillas. Foto EDH / Archivo

El sector agrícola y de los alimentos en El Salvador podría enfrentarse, nuevamente, a un año difícil en este 2023.

La Asociacion CAMPO y la Mesa Agropecuaria alertaron de faltante de 8 millones de quintales en granos básicos del año 2022 y problemas para la siembra de 2023.

Las gremiales citaron que, de acuerdo con la FAO, en el país hay 800 mil familias en crisis alimentaria y podrían llegar a un millón en el presente año.

Podría interesarle: Wall Street cierra en rojo tras la mayor quiebra bancaria en EE.UU. desde la crisis de 2008

Según los representantes del sector, quienes estuvieron en la entrevista Frente a Frente de TCS, factores como la inestabilidad y falta de planes en el Ministerio de Agricultura salvadoreño, la guerra en Ucrania o la tormenta tropical Julia, que afectó al país en 2022, son algunas de las causas.

Puntualmente, el presidente de la Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (CAMPO), Luis Treminio, señala que para el ciclo de consecha 2022-2023 ya hay un déficit entre lo que se produjo y lo que se consume en el país.

Según el agricultor, los granos más golpeados por este déficit son el maíz, el frijol, el arroz y el sorgo pues, para el caso del maíz, el consumo nacional para el ciclo ronda los 18 millones de quintales, cuando la producción cerró en 15 millones de quintales.

En el caso del frijol, Treminio señala que la cantidad necesaria para suplir el consumo es de 2.4 millones frente a una producción total de alrededor de 2 millones.

Por otra parte, el sorgo y el arroz cerraron con una producción de 2 millones de quintales el primero y 695,000 quintales el segundo, cuando las cantidades necesarias para el consumo nacional son de hasta 2.9 millones de quintales para el sorgo, y 900,000 quintales para el arroz.

En este sentido, el presidente de CAMPO recordó que desde marzo de 2022 se advirtió sobre la posibilidad de que el país enfrentaría déficit en la producción, algo que podría derivar en una crisis alimentaria en este año.

¿Pero cuáles son las principales causas? En primera instancia los productores señalan que fue la pandemia el detonante, pues luego de esa crisis y los posteriores problemas en la cadena de distribución de mercancías a nivel mundial, los precios de los insumos agrícolas se disparó significativamente, llegando a incrementar hasta más del ciento por ciento en algunos casos.

Debido a esas coyunturas, el coordinador nacional de la Mesa Agropecuaria Rural e Indígenas, Mateo Rendón, apunta que la situación actual es “una guerra anunciada” desde hace tiempo, pues ese aumento en los insumos, más la crisis bélica entre Rusia y Ucrania ya se consideraban como posibles causantes de la reducción en las cosechas para este año.

En este punto, Rendón señala que, en términos más claros, “los datos sobre el déficit de granos también tienen que ver con la reducción de las áreas de producción”, esto porque muchos agricultores dejaron de cultivar grandes porciones de terreno debido a los altos costos.

El año pasado, ambas asociaciones de productores señalaban que el costo para producir granos en una manzana de terreno pasó de $400 a $800, por lo que Rendón afirma que el déficit actual es porque muchos campesinos prefirieron cultivar una manzana en lugar de dos, por ejemplo, por el alto precio de los insumos como fertilizantes y pesticidas.

Por ello, el agricultor señala que desde abril o mayo “los precios de los granos básicos se van a disparar”, pues ha habido un acaparemiento de los granos, algo que se suma al déficit ya existente.

En este sentido, subraya que en esos meses “habrá gente que pasará hambre”, por lo que considera que la única alternativa que podría compensar el déficit es recurrir a las importaciones, aunque ese punto también ha sido ampliamente cuestionado por el sector.

Lo anterior debido a que señalan que no existe una regulación, la cual debería establecer que se debe importar solo lo necesario, pues según Treminio si la necesidad es importar 40% de la producción en granos, no se deben importar 120% para no afectar a los productores locales.

Inestabilidad en MAG y ausencia de planes

Desde que el actual gobierno llegó al poder, en 2019, por la principal oficina del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) han pasado hasta 4 diferentes ministros, y también ha habido cambios de viceministros.

Además: Las mujeres siguen teniendo más dificultades para encontrar trabajo que los hombres

La situación, según señalan los representantes del sector agrícola en el país, les ha afectado debido a que cada cambio ha significado un estancamiento o, incluso, un retroceso en los planes de acción con respecto al agro, algo que, de hecho, ha afectado en buena parte a la producción de granos básicos que registró el país en el ciclo agrícola 2022-2023.

Este ciclo estuvo caracterizado, principalmente, por el alza desmedida que tuvieron los insumos agrícolas (insecticidas, pesticidas y fertilizantes) desde mediados de 2021, lo que provocó que el costo que conlleva cultivar la tierra en el país se disparara.

A estos factores se sumaron a los daños que experimentaron los cultivos tras el paso de la tormenta tropical Julia por el país en 2022, la cual dejó pérdidas de hasta 31,250 manzanas de frijol y unas 21,739 de maíz, lo que ha influido en la caída de la producción para este año.

Pese a que esos factores que dieron origen a la crisis son meramente externos o de origen natural, y que son considerados como las causas principales, los constantes cambios no han permitido tomar medidas idóneas para frenar la situación, o para prevenir los escenarios que se esperan para los próximos meses.

El presidente de la Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (CAMPO), Luis Treminio, señala que en lo que va del actual gobierno “tuvimos intentos de coordinación con los distintos ministros, pero el problema es que, como no existe una Política Nacional Agropecuaria, la agricultura se maneja según el criterio del ministro que va llegando (…) cuando ya estamos a punto de ejecutar algún acuerdo, hay cambios y volvemos a iniciar de cero”.

En este sentido, y debido a esas complicaciones, algunas propuestas del sector, como eliminar el IVA a los insumos agrícolas, o crear la política nacional, no han prosperado, pues cada cambio de titular del MAG frena los avances.

KEYWORDS

Agricultura FAO Hambre Ministerio De Agricultura Y Ganadería Negocios Seguridad Alimentaria Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad