EPAPER Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Selecta | Espectáculos

El crecimiento económico lleva más de un año con una tendencia hacia la baja

Según el BCR, la economía del país creció solo 0.8% entre enero y marzo, el nivel más bajo de los últimos años, excepto de 2020.

Por Juan Carlos Mejía | Jul 05, 2023- 22:59

martes 6 de diciembre 2022 Inauguración de la primera etapa de Millenium Plaza ubicada en el Paseo General Escalon frente a Galerias Foto EDH/ Menly gonzalez

La economía salvadoreña se enfrenta a una fuerte desaceleración en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), algo provocado por distintos factores, tanto externos como internos, que han impactado en el indicador más importante a nivel económico del país.

Así lo refleja el último dato publicado por el Banco Central de Reserva (BCR), el cual arroja que durante el primer trimestre del año, es decir, entre enero y marzo, la economía solo creció en 0.8% con respecto al mismo período del año pasado. Esta cifra se convierte en la más baja de los últimos años, a excepción de 2020 que fue atípico por el impacto de la pandemia de covid-19.

PUEDE LEER: | La economía del país crecerá solo 2% en 2023, según S&P

Ese porcentaje de crecimiento del PIB viene a demostrar la tendencia hacia la baja que ya se vio durante todo el 2022, pues en el primer trimestre del año pasado la economía salvadoreña creció 4% luego de haber crecido 5.6% en el último trimestre de 2021.

En los siguientes trimestres, es decir, en el segundo y en el tercero de 2022, el PIB creció ya con cifras menores: 3% y 2.2%, respectivamente, antes de llegar a la cifra de 1.3% que alcanzó en el último trimestre del año pasado.

Esta situación, además, es una réplica del clima de incertidumbre que hubo durante todo el año anterior, y que aún persiste, en Estados Unidos, según explica el economista Luis Membreño, quien añade que los riesgos de una recesión y la propia desaceleración económica en ese país ha tenido impacto directo en El Salvador.

¿Por qué incide? Las principales razones se dan por dos indicadores clave: las remesas que envían los salvadoreños en ese país y las exportaciones, debido a que Estados Unidos es el principal cliente de las empresas salvadoreñas.

Pero la alta inflación en el territorio estadounidense ha minado la capacidad adquisitiva de los habitantes de ese país. Y pese a que el ingreso de remesas al país ha crecido, lo ha hecho a un ritmo menor y no ha sido suficiente para compensar la balanza comercial salvadoreña.

Según Membreño, la misma inflación y el alza en los costos de los alimentos aquí en el país también ha provocado que los salvadoreños reduzcan el consumo, un factor clave para impulsar sectores como el comercio, el cual presentó una contracción en el primer trimestre del año pues cayó en 0.1%, con respecto a 2022.

Por otro lado, la caída de las exportaciones, que entre enero y mayo cayeron hasta un 7.9%, respecto al mismo período de 2022, también es un punto clave que ha tenido incidencia en el bajo crecimiento del PIB en el primer trimestre de este año, sobre todo en el rubro de la industria.

Como ya lo reportó recientemente El Diario de Hoy, entre marzo de 2022 y marzo de 2023, ese sector perdió hasta 9,288 puestos de trabajo. Ese indicador, según economistas, tiene relación con la caída en el Índice de Volumen de la Actividad Económica (IVAE), el cual refleja la dinámica económica de los distintos sectores y sirve para determinar o proyectar cuál será el comportamiento del PIB.

ADEMÁS: Standard & Poor’s: La escasa transparencia del gobierno mantiene una baja inversión extranjera

En ese sentido, la industria tuvo números no tan positivos entre finales del año pasado y principios de este, por lo que el número negativo en los datos sobre el crecimiento económico podría tener su causa en esa caída del IVAE, según señala Membreño.

El economista apunta que para abril el dato del IVAE, en general, reflejaba una leve recuperación con respecto al mes anterior pues pasó del 2.9 al 3.9%, algo que podría considerarse como una señal de que el crecimiento del PIB para el segundo trimestre podría ser mejor al del primero; sin embargo, Membreño explica que eso es algo incierto debido a los muchos factores que intervienen.

Entre esos factores señala que están la situación climática y las crisis geopolíticas, las cuales podrían impactar en la producción mundial de alimentos y de sus precios, lo que derivaría en nuevas alzas y, por ende, en un aumento en la inflación tanto del país como de economías como la de Estados Unidos de la cual depende mucho la salvadoreña, debido a que está dolarizada y millones de compatriotas residen en esa nación.

Aún así, y pese al bajo crecimiento que tuvo el PIB salvadoreño en los primeros tres meses de este año, ciertos rubros de la economía sí tuvieron números muy buenos, como el caso de la construcción o de la energía eléctrica, los cuales crecieron hasta 17.9% y 15.5%, respectivamente.

Los servicios administrativos y profesionales también crecieron; los primeros en 6.1% y los segundos en 7.8%.

KEYWORDS

BCR Crecimiento Económico El Salvador Negocios Recesión Económica Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad