EPAPER Puente de Baltimore | Precios de la gasolina | Eclipse parcial solar | Selecta

La plaga del gusano cogollero, el calor y pocas lluvias afectan cosecha de maíz

Los habitantes de la zona Paracentral del país han comenzado a doblar sus milpas de la primera cosecha. Aseguran que la falta de lluvia y el intenso calor de este año afectaron al maíz, además de propiciar una plaga que provoca pérdidas significativas.

Por Menly González | Sep 13, 2023- 23:22

Foto EDH/ Menly González

La Caldera en San Vicente es un cantón donde hay más milpas que viviendas. Por décadas los agricultores de la zona han sembrado maíz, frijol y otros cultivos que cosechan para uso personal y para comercializar, pero este año están considerando guardar más para sostener a su familia y no vender, porque la siembra no rindió lo que debía a causa de los estragos del calor, falta de lluvias y la proliferación de la plaga del gusano cogollero.

Transito Osorio es un agricultor de la zona que piensa que la situación está difícil. “Puede que empiece la extinción de la agricultura”, dijo; el campesino se expresó de esta manera por la decepción que siente al ver que su trabajo invertido es su cultivo tuvo como resultado poco éxito, pues la plaga del gusano cogollero afectó, según sus cálculos, el 45% de su manzana. “¡Es catastrófico!”, exclamó. Además, recuerda que la última vez que vio esta plaga con tanta magnitud en las plantas de maíz fue en 1998.

Existe una pérdida de 6,418 quintales de granos en la primera siembra, señala CAMPO

Osorio explica que la plaga la produce una mariposa que deposita sus huevos en las hojas y en las mazorcas cuando está tiernas y se combate con veneno, aunque es difícil de matar a las orugas y huevos en épocas más secas, pues el agroquímico no se esparce bien si no cae lluvia. “La polilla puede morir, pero si ya dejó huevos escondidos en la mazorca es difícil que se mueran”, explicó.

José Lizano muestra los daños que ha producido la plaga del gusano cogollero en las milpas de su familia ubicadas en San Vicente. Foto EDH / Menly González

Durante las últimas semanas las lluvias han sido más copiosas, según Osorio y otros agricultores entrevistados en la zona, pero el agua faltó en el momento más importante para el desarrollo de la planta.  “Llovía, caía una tormenta, pero después pasaban ocho días sin llover. Las milpas se requemaron y la tierra no absorbió los abonos y no retuvo suficiente agua”, explicó el agricultor.

La situación tiene preocupados a Osorio y sus colegas pues también se enfrentaron al aumento del precio de la semilla para siembra. La bolsa de 40 libras costaba $165 el año pasado, ahora cuesta $185 en los agroservicios. También hay poca mano de obra disponible y el precio es alto para obtenerla. “Los cipotes agarran rápido camino para Estados Unidos, es mentira que hay menos migración, y los que se quedan piden $10, más alimentos, para trabajar al menos cuatro horas. Ya no trabajan el día”, explicó.

Por estas razones, y el abandono de las instituciones gubernamentales para el sector, afirma que la agricultura está en crisis y en un momento que puede llegar a desaparecer. “Todos estos factores hacen que esta temporada hay manzanas que no se trabajaron”, agregó.

El gusano cogollero penetra en la mazorca y devora los granos. La falta de lluvias fuertes ayuda a que el insecto prolifere con más vigor. Foto EDH/ Menly González

No todos los agricultores consultados afirmaron haber tenido problemas con la inflación de los precios de los insumos o el mismo grado de afectación de sus milpas por el gusano cogollero, pero si comentaron que han tenido que cambiar en sus familias la cantidad de alimentos que consumen para ahorrar. “Hay limitaciones, mi esposa cocía antes tres libras de frijoles, ahora solo prepara una para seis personas y lo complementamos con arroz” ejemplificó Osorio.

Pedro Lizano, otro agricultor de La Calera, ya ha doblado hace pocos días su milpa. También mazorcas de su manzana muestran daños del gusano cogollero, Su familia ha sembrado en este lugar por décadas, y a diferencia de Tránsito Osorio, que es una persona más elocuente, Lizano se limitó decir que en el campo siempre hay dificultades y que él trabajó lo más que pudo para evitar que la plaga afectara a sus plantas.

Su padre, José Lizano, un hombre entrado en años, dijo que la familia ha tenido que enfrentar las adversidades. Por ejemplo, antes los pandilleros llegaban a cobrar hasta más de $300 de extorsión para dejarlos trabajar las tierras. “Al que no lo pagaba, lo mataban”, explicó, y los lugareños afirman que el régimen de excepción ha permitido que trabajen más tranquilos y sin miedo, pero lamentan que han tenido que luchar solos, sin el respaldo del gobierno o los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente para reducir los daños de la plaga.

Según Transito Osorio, necesitan motivación y respaldo de las instituciones gubernamentales. “Las leyes que hace el gobierno no van a hacer que los jóvenes se queden para seguir la tradición de la agricultura. Tanto ellos, como los que ya tenemos años trabajando, necesitamos mejores incentivos y constante apoyo, que se traigan nuevas tecnologías o métodos de agricultura y semilla que se adecue al cambio climático”.

Mientras llega el momento de “piscar” el maíz, algunos ya comenzaron a sembrar el frijol y esperan que lo que quede de la temporada de lluvia ayude a tener una cosecha más provechosa.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería alertó a principios de agosto, a través de redes sociales, que en el departamento de La Paz había una plaga de gusano cogollero y que haría una inversión de $10,000 para combatirlo, pero en San Vicente los agricultores no recibieron la alerta ni la atención para detener a las voraces orugas.

Agricultores doblan la milpa de la primera cosecha que fue afectada por el clima y la plaga del gusano cogollero. Foto EDH / Menly González

KEYWORDS

Agricultor Cosecha De Maíz Granos Básicos Negocios Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad