EPAPERHarris vs. Trump|Dengue|Alza precios alimentos|Selecta|Espectáculos

Un Black Friday con menos afluencia por el alto costo de la vida

La concurrencia a los centros comerciales del país fue menor a la de años anteriores para Black Friday. Comprar alimentos esenciales y pagar servicios acapara un porcentaje demasiado alto del salario de los salvadoreños. La Defensoría del Consumidor comprobó que la gran mayoría de comercios cumplen con las ofertas publicitadas.

Por Moisés Alvarado | Nov 24, 2023- 17:37

"Estamos haciendo cola desde las 4 am" comentaron las personas en el lugar, en el marco del Black Friday. Foto EDH/ Francisco Rubio

El Black Friday de 2023 estuvo marcado, además de por descuentos, por una bajada en el poder adquisitivo de las familias salvadoreñas. Esto tuvo su expresión visual en una afluencia no tan grande en los centros comerciales del país. Metrocentro San Salvador, el icono local de estos sitios, fue un elocuente ejemplo. Abrió sus puertas a las 5 de la mañana.

Hubo familias que llegaron desde la madrugada para estar entre los primeros en adquirir las mejores ofertas. Álex Mariona estaba en el sitio desde una hora antes de que se habilitara el acceso. La sonrisa bajo el bigote y la gorra era notoria, pues, dijo, logró comprar varios pares de zapatos a mitad de precio.

Alex Mariona llego a las 4 am para hacer cola. Él comentó que logró comprar varios pares de zapato a mitad de precio Foto EDH/ Francisco Rubio

En los locales, el cartel más común era el que marcaba el 40 % de descuento. Otras tiendas, sobre todo las zapatería, ofrecían ofertas escalonadas. Por ejemplo, el primer par a 30 % menos; el segundo al 50%; el tercero al 70. Por eso, no sorprendía que la bolsa negra de MD, que fue una de las que implementó esta modalidad, se repitiera más entre aquellas personas que llevaban más bultos.

LEA MÁS: Centros comerciales están listos para un nuevo y extendido Black Friday

Carlos Arévalo afirma que el Black Friday se ha convertido en su día específico para adquirir productos que no están entre aquellos de primera necesidad, como los electrónicos. Por eso, dice, ahorra durante todo el año para poder hacer compras al contado que no aumenten sus deudas.

Claudia ayuda a su esposo Francisco a medirse un par de zapatos. Foto EDH/ Francisco Rubio

“Es una cuestión de disciplina, no es que uno tenga eso allí disponible solo para venir a gastar. Son compras en las que hemos pensado mucho”, comenta, mientras mira a su acompañante, que junto a él cuida varias bolsas de Almacenes Siman. Y ahorrar ha sido una tarea difícil todo este año.

Según afirma, en 2022 ocupaba un promedio de $100 cada 15 días solo para adquirir comida. Esa cifra se ha duplicado este año: ha llegado a gastar $200 o $250 en el mercado solo por lo más básico.

Lo expresado por Arévalo se condice con las cifras oficiales: La canasta básica urbana pasó de costar $213.43 en enero de 2022 a $257.81 en octubre de 2023. Es decir que los salvadoreños deben destinar casi $45 dólares más solo en alimentos esenciales en apenas 22 meses.

“Sí, se mira menos afluencia que el año pasado. Creo que es porque la gente no tiene, en este momento, para andar gastando más que en lo estrictamente necesario”, dice Arévalo.

Leonardo Nolasco espera mientras sus familiares hacen fila para reclamar sus premios, obtenidos gracias a compras mayores a los 25 dólares. Son promocionales de marcas patrocinadoras, como Tigo. Se queja porque no encontró todas las promociones que esperaba, aunque sí algunas, sobre todo en ropa y zapatos. También es otro de los afectados por el aumento del costo de la vida.

“Aprovechamos de venir ahora porque así nos ahorramos algunas fichitas, que, en estos tiempos, no caen mal”, comenta.

El concejal de Chalatenango, Joel Aguilar busca la manera de que entren en su baúl los 300 pares de zapatos que compró durante el Black Friday. Él comentó que lleva los zapatos para revenderlos en su negocio en Nueva Concepción, Chalatenango. Foto EDH/ Francisco Rubio

El salvadoreño promedio ha tenido que ir ajustando sus ingresos al aumento de gastos. Algunos, por ejemplo, han modificado su dieta, sacando del presupuesto los alimentos de mayor valor. En este grupo se encuentran, sobre todo, los compuestos en su mayoría de proteínas, que tienen origen animal.

Según datos recogidos por el no gubernamental Centro para la Defensa del Consumidor, los salvadoreños han dejado de consumir carne de res en un 75.3 %; 40.3 %, en el tema del pollo; 32.2 %, respecto a los huevos; y el 23 % ya no come lácteos. La dieta ahora la conforman, sobre todo, opciones ricas en carbohidratos, que son más baratas.

Las tiendas hicieron su mayor esfuerzo para ofrecer precios bajos a sus clientes. Para Julio González, vendedor en una tienda de Omnisport, el día había estado ajetreado desde temprano, pues las personas comenzaron a llegar apenas abrieron sus puertas. Este viernes vendió mucho más que cualquier otro día del 2023. Los clientes aumentaron, al menos en comparación con un día normal de fin de semana.

Y Metrocentro San Salvador estuvo listo para recibirlos con estilo, con sus kioskos de café y galletas gratis y su variada oferta de entretenimiento en vivo, que incluyó a artistas salvadoreños como Gaby Tobar, Rocío Cáceres, Florence Umaña y Carlos Ruano.

Respeto en las ofertas

Según publicó la Defensoría del Consumidor en sus redes sociales, esta semana realizaron 137 inspectorías en diversos comercios a escala nacional.

La tónica es una de cumplimiento: casi el 94 % de los locales aprobó los diferentes criterios evaluados, como contar con precios acordes a los que ofrecía en la publicidad, ofertas reales y “buenas prácticas hacia los consumidores”.

Por tanto, solo en el 6 % de los casos se activó un proceso sancionador. El sector con más faltas fue el de las ópticas (4), seguido por almacenes (3). A una tienda de tecnología y a un restaurante también se les encontraron hallazgos.

En Metrocentro, la entidad contó ayer con un kiosko de atención al usuario. Según las técnicas que se encontraban en el lugar, su función era responder de manera automática ante las quejas. La idea es que todas las advertencias de clientes insatisfechos se transformaran en inspecciones a los negocios.

Los mostradores de los locales lucen aglomerados de personas. Foto EDH/ Francisco Rubio

VOLVER A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Black Friday Comercio El Salvador Negocios Pobreza Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad