EPAPERDonald Trump|Alza precios alimentos|Lluvias en El Salvador|Selecta|Espectáculos

Un mural narra la historia de Hombres Trans El Salvador

La oenegé HT El Salvador, que trabaja por los derechos de hombres trans salvadoreños, plasmó en un mural momentos emblemáticos que ha vivido desde su inicio

Por Eduardo Alvarenga | Jul 12, 2023- 19:57

Miembros de la organización compartieron con aliados clave como Ana Cisneros, activista de derechos humanos que les ha apoyado desde su fundación. Foto EDH / EDUARDO ALVARENGA.

En 2012, el gobierno salvadoreño había dado un paso adelante hacia la inclusión. Por medio del decreto Ejecutivo No. 56, mandó a todas las instituciones a generar las condiciones para erradicar la discriminación hacia personas lesbianas, gais, bisexuales, trans, intersexuales y otros (LGBTI+).

Parte de esas acciones fue que, en ese año, el Palacio Nacional lució dos banderas de arcoíris gigantes en su fachada. Villy Rivera, un hombre trans que fue uno de los impulsores de la acción, lo recuerda como uno de sus primeros ejercicios de incidencia.

Puedes leer | Thiago, hombre trans, también es padre

Esa postal del Palacio Nacional de El Salvador es el punto de partida de una línea de tiempo transformada en un mural, que ahora luce al interior de la sede de HT El Salvador, en la colonia Santa Fe. Rivera, con el impulso de aliadas como Ana Cisneros, inició a trabajar con otros hombres trans para formar una organización no gubernamental que se especializa en el trabajo con esa población.

El mural contiene momentos importantes en la historia de HT El Salvador. / Foto EDH Eduardo Alvarenga

Un hombre trans es una persona que nació con sexo femenino, pero luego asumió una idetidad y expresión de género masculina. Para 2012, en El Salvador este era un concepto nuevo, incluso dentro de la misma población LGBTI+.

“El reto más importante fue validarse como hombres trans dentro de la comunidad LGBTI+. En mi opinión, los hombres trans no tienen las mismas oportunidades de conseguir alianzas con las organizaciones, conseguir recursos, porque son vistos como mujeres lesbianas masculinizadas”, asegura Cisneros.

La activista de derechos humanos también explica que estas personas se enfrentan con estereotipos sociales, como el hecho de que un cuerpo femenino no puede creerse hombre. Esta idea se vuelve un limitante para el desarrollo de la persona con su nueva expresión de género.

Todo este contexto, sumado a la falta de políticas plurales en el Estado salvadoreño y la discriminación estructural, llevó a Cisneros a organizarse y formar una ONG, con la cual buscaran una respuesta interseccional, especializada a sus casos, muy distinta a la que pueden requerir otras personas de la comunidad LGBTI+.

Atención | Los fines de semana se cometen más crímenes contra LGBTI en El Salvador

Legalmente, el trabajo de HT El Salvador comenzó en 2014 y ha estado marcado por distintos retos. “Llegar a esta altura es gratificante porque nos damos cuenta de que hemos avanzado. Creemos que es importante tener esa mirada hacia atrás, ver de dónde partimos y todo lo que hemos logrado”, valora Rivera.

Para decidir el diseño del mural, la organización entrevistó a personas que han sido claves en su trabajo, entre ellos: la misma Ana Cisneros, defensora de derechos humanos; Karla Avelar, mujer trans activista; Cruz Torres, del Ministerio de diversidad sexual de la Iglesia Anglicana; y Roberto Zapata, de Amate El Salvador.

Con la información obtenida en esas entrevistas, los miembros de HT El Salvador pudieron identificar las actividades más emblemáticas que la organización realizó desde su fundación y algunas acciones previas, para darles vida en el mural.

La línea de tiempo está representando por una bandera trans de franjas celestes, rosadas y blancas. “Este mural es un arte casi que comunitario porque todos los de la organización y otros voluntarios han venido acá a ayudarnos, a detallar, a pintar… a montarlo en sí. No es un arte de un pintor, sino creado con nuestras propias manos”, explica Rivera. La iniciativa del mural fue apoyada por la organización Diversidad en Movimiento.

El contexto actual

“Desde la carencia de una ley de identidad casi que todos nuestros derechos son nulos”, asegura Rivera. Él explicó que, debido a que los hombres trans no cuentan con un documento que refleje su expresión de género, al buscar ejercer derechos como la educación son objeto de discriminación, y esto les lleva a abandonar el proceso académico. A su vez, el dejar a medias los estudios les limita en sus posibilidades laborales.

Además de la educación y trabajo digno, la salud es otro de los derechos en los que se ven limitados. Debido a esto, HT El Salvador ha logrado gestionar con el Ministerio de Salud para que se les dé una atención digna.

“Hemos logrado que se nos respete nuestros cuerpos trans, muestra de ello es que en este año se logró que en un hospital público empezaran a atendernos y hacer histerectomías”, señaló Rivera. Una histerectomía es un proceso quirúrgico por medio del cual se extrae el útero de una mujer, lo que interrumpe la menstruación.

KEYWORDS

Comunidad LGBTI Comunidad LGBTI+ Comunidades Derechos Humanos Transgénero Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad