EPAPERDonald Trump|Alza precios alimentos|Lluvias en El Salvador|Selecta|Espectáculos

Rubén Zamora: “La comunidad internacional ha visto cómo Bukele se acerca cada día más a la dictadura”

El exembajador en Washington señala que el mandatario salvadoreño tiene una imagen “muy negativa” ante la Organización de las Naciones Unidas.

Por Miltón Rodríguez | Dic 18, 2022- 21:54

Rubén Zamora fue embajador de El Salvador en Washington por lo que conoce los entresijos de cómo se maneja la política exterior en la capital estadounidense. Foto: EDH / Archivo

Rubén Zamora, exembajador salvadoreño en varios países del mundo y diplomático explica cómo la comunidad internacional pasó de tener una actitud positiva, desde los inicios del gobierno de Nayib Bukele, hacia una actitud de rechazo por sus acciones antidemocráticas que cada día lo acercan más a la dictadura. De hecho, señala que debido a ese caminar contrario a la democracia ya han empezado algunos castigos hacia el mandatario y como ejemplo mencionó la decisión de Estados Unidos de añadir a varios funcionarios de Bukele en la lista Engel (que incluye a corruptos y antidemocráticos).

El analista político hizo una evaluación del papel de la comunidad internacional durante este 2022, principalmente ante las múltiples violaciones a derechos humanos denunciados en el país, que vive bajo un régimen de “excepción” desde marzo pasado. Esto dijo:

LEE TAMBIÉN: "Este podría ser el inicio de la dictadura en El Salvador", afirma periodista de CNN Fernando del Rincón

¿Qué papel ha jugado la comunidad internacional ante los fuertes señalamientos de actuaciones violatorias a derechos humanos en el actual gobierno?

Hay que tomar en cuenta que cuando el señor Nayib Bukele inició su periodo presidencial tenía una apreciación internacional muy alta y favorable, pues por aquello de ver que era un joven, con ideas y cosas de estas, nuevas. Eso, pues, esperanzaba entre la gente que sigue el caso salvadoreño.

“El país está entrando a la dictadura. Esto que he visto, que Bukele quiere seguir en el poder, ya es el final. si todos los gobiernos terminan en eso, quedándose en el gobierno, hasta que los votan. Martínez, ese fue su problema.”

Rubén Zamora

¿Y qué pasó con ese aprecio?

Eso empezó a quebrarse, dijéramos, después del primer año, con lo sucedido el 9 de febrero del 2020, en el intento del presidente Bukele de tomarse la Asamblea Legislativa. Ahí empezaron a ver qué es lo que pasaba aquí en el país, empezaron a tomar dudas y poco a poco, a partir de ahí, no ha habido un momento en que hayan visto una cosa positiva, a nivel internacional, sobre El Salvador.

¿Ni una cosa positiva?

Lo único que podría llamarse positivo es la introducción del bitcoin, pero eso es para una comunidad de personas que sí fue muy positivo, pero no es diplomático, en absoluto. Incluso ahora, ya hay gente que se muestra a favor del bitcoin y de la lucha por derechos humanos a la vez, uno de ellos dijo que aquí ya no es posible eso, porque este señor (Bukele) va para la dictadura y que eso no se puede apoyar, pues cada vez se van acumulando más cosas antidemocráticas por parte del gobierno.

En términos sencillos ¿de qué ha sido testigo la comunidad internacional últimamente?

Para mí, la comunidad internacional ha pasado de una actitud de expectativa positiva hacia el nuevo gobernante salvadoreño, a una actitud que cada día más lo acerca la dictadura, eso es lo que yo resumo y de hecho ya han empezado algunos castigos, como es el caso de la de la lista Engel, que a los que más ha golpeado es a los funcionarios públicos del presidente Bukele.

¿Cómo evalúa el rol de la comunidad internacional ante las violaciones de DD.HH. como las que se denuncian en el país?

Yo creo que Naciones Unidas se está moviendo poco a poco, pero eso es Naciones Unidas, no es la comunidad. No obstante, es donde la comunidad internacional se junta y ahí (Naciones Unidas), la percepción que hay en este momento de Bukele es muy negativa.

ADEMÁS:  Asamblea aprueba novena prórroga del régimen de excepción

¿Por qué negativa?

Porque en los dos años que Bukele ha participado, en sus discursos se ha dedicado a regañar a las Naciones Unidas y a despreciarlas, y en la última ocasión pidió que ya no lo ataquen, esto es como pedirles agua.

En el mundo también hay países distanciados de los procesos democráticos ¿Cómo han sido las relaciones de El Salvador y estas naciones?

Por otro lado, todavía hay algunas dictaduras que están moviéndose hacia Bukele, empezando por China, pero de ahí con Nicaragua, que al principio de su gobierno, Bukele estaba en contra, decía que eran dictadores, pero ahora está haciendo tratos con gente de ese gobierno.

Ante este panorama ¿Cómo ven a El Salvador los países democráticos?

En el mundo democrático u occidental, el gobierno salvadoreño ha perdido el respeto, eso sí se puede decir. En África ni lo voltean a ver y en la mayor parte de Asia tampoco porque es muy chiquito el país.

Y de cara al futuro ¿cómo visualiza el actuar del cuerpo diplomático respecto al país?

La diplomacia nunca lleva la velocidad que llevamos en la política, sino que es de lo más lento posible, porque tiene que juntar un montón de opiniones favorables para lo que quiere hacer y eso no es fácil, se lo digo yo que estuve tres años en Naciones Unidas, de embajador. En Naciones Unidas, en general la diplomacia es cuidadosa y poco a poco va moviéndose, pero ese movimiento va hacia considerar negativamente a la gobernanza o el gobierno de el señor Bukele, ese es el camino que se ha tomado últimamente en Occidente.

Algunas organizaciones de sociedad civil creen que no es suficiente que se hagan pronunciamientos en contra del actuar de Bukele y piden más firmeza. ¿Qué opina usted?

Eso, hasta cierto punto, es correcto porque para la velocidad que lleva el camino hacia la dictadura del presidente Bukele, que ya es de saltos y de saltos gravísimos, como es por ejemplo, meter presos a miles y miles de gentes que no tienen nada que ver con el problema de las maras. Bueno, eso que para nosotros es una cosa inmediata, ellos lo ven más despacio y así es y así fue con El Salvador durante la guerra, incluso Napoleón Duarte, cuando ganó fue muy aceptado, pero cuanto vieron que seguía con la misma cosa y los militares seguían matando, empezó Duarte a tener problemas con un montón de gobiernos y rechazos a nivel internacional.

¿Qué diferencia lo ocurrido en el gobierno de Duarte y Bukele?

La diferencia es que en aquel momento, el que estaba en el gobierno de EE.UU. era un republicano, más anticomunista que mandado a hacer, que era Ronald Regan, y entonces él apoyó a El Salvador, pero en Latinoamérica no hubo apoyo y al contrario hubo fuertes denuncias que se fueron construyendo.

¿En el futuro podría haber una intervención de la comunidad internacional, más inmediata?

Los gobiernos funcionan a base de lo que tienen enfrente, y El Salvador no está en frente de todo el mundo. Empieza a tener una mayor presencia en Estados Unidos, en Canadá también he visto, pero esto es muy lento, No es con la velocidad que fue en los 80, porque en los 80 ya era una cosa de matarse, hoy es de entrarse en la dictadura. Esto que he visto, que el quiere seguir en el poder, ya es el final, si todos los gobiernos terminan en eso, quedándose en le gobierno, hasta que los votan. Martínez, ese fue su problema.

Expertos han manifestado que la comunidad internacional podría ayudar a que el país recupere el rumbo democrático, dado que ésta jugó un papel importante en la firma de paz.

Quien lo jugó fue un grupo de países que hicieron un trabajo diplomático importante para el país, pero una vez sacados los acuerdos, estos han sido para Naciones Unidas como un ejemplo para otros países. El gobierno de Estados Unidos jugó un papel diplomático importante en México, no se diga Colombia, Cuba también apoyó en el proceso de paz en El Salvador, pero claro, la gente no iba a seguir vigilando a El Salvador a lo largo de 30 años, pues tiene un montón de problemas cada país, pero hoy están algunos países volviendo a poner sus ojos y dicen ‘qué pasa ahí, si había paz y por qué están haciendo esto’, es decir, todavía estamos como empezando otra vez y así debe de ser.

En el contexto actual, ¿qué rol deben jugar las organizaciones no gubernamentales del país?

Yo insisto en que es necesario que las organizaciones de sociedad civil proclamen, hablen y hagan del conocimiento de la sociedad exterior lo que realmente está pasando en El Salvador.

Algunas ONGs han dicho que les es difícil dar a conocer su voz a nivel internacional, debido a la maquinaria de propaganda de Bukele.

Una cosa es la diplomacia, que son los gobiernos, y otra cosa es la sociedad civil en el exterior, que también lleva su ritmo. Es importante que la sociedad civil de Estados Unidos, de Canadá, de Europa y del resto de América Latina conozcan lo que pasa en el país y eso es un proceso que se está dando, mientras tanto, pues la publicidad que Bukele hace con los salvadoreños en Estados Unidos, pues es muy fuerte, pero aún así él ha ido perdiendo organizaciones, de gente incluso de peso en la sociedad civil salvadoreña, por ejemplo el señor que tiene unos restaurantes muy grandes en Washington, pues cuando Bukele estaba de candidato lo veía progresista y lo apoyaba, pero hoy está completamente en contra de él porque es un dictador, entonces hay organizaciones que se van pasando de estar neutrales o incluso haber apoyado a Bukele, a abandonarlo.

KEYWORDS

Dictadura El Salvador Gobierno Nayib Bukele Política Rubén Zamora Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad