EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

Presupuesto 2023 no incluye subsidio a los combustibles

La última prórroga aprobada a la fijación de estos precios vence el 31 de diciembre de 2022, por lo que el beneficio ya no seguiría vigente el próximo año, según lo plasmado en el documento de Hacienda.

Por Katlen Urquilla | Dic 27, 2022- 22:36

El galón de diésel tendrá un aumento de hasta 28 centavos de dólar. Foto EDH / Archivo

Los automovilistas comenzarán el 2023 sin recibir más subsidio en el costo de la gasolina y el diésel, por lo que tendrán que pagar el precio de mercado.

Después de tres prórrogas en casi 9 meses de fijación de precio a los combustibles, aprobada en abril de este año, y luego de que el precio internacional del petróleo haya bajado en los últimos meses, el gobierno decidió no incluir más presupuesto para seguir dando el beneficio el otro año.

Eso es lo que se desprende de la información plasmada en el Presupuesto 2023 que aprobó la Asamblea Legislativa y ha sido confirmado por el Gobierno.

LEE TAMBIÉN: Hacienda gasta $450 millones en subsidios de gas y combustibles

Según el documento que el Ministerio de Hacienda entregó a los diputados en septiembre pasado, se mantendría el subsidio al gas licuado, pero no el de los hidrocarburos. En las más de 600 páginas de la Ley de Presupuesto no hay detalle de ese gasto para el próximo año.

En la distribución de gastos y transferencias de fondos para el período fiscal 2023 no se incluyó una partida destinada a subvencionar el rubro de combustibles.

$450 millones

Según el ministro de Hacienda, es lo que se ha gastado en el pago del subsidio a los combustibles a octubre.

El dato que sí aparece es el del subsidio al gas, para el que Hacienda ha programado $82.9 millones. De hecho, en la penúltima plenaria aprobaron que este subsidio se siga dando directamente a las empresas envasadoras y cubrirá del 31 de diciembre hasta el 28 de febrero 2023.

Lo que Hacienda contempla en el presupuesto es el pago de $48.7 millones de un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) destinado al “Programa temporal de apoyo ante la crisis de combustibles en El Salvador”. Serán $40 millones de pago de capital y el resto es para intereses.

La Asamblea oficialista aprobó en agosto un crédito con el BCIE por $200 millones cuyo propósito era financiar el alza de precio de los hidrocarburos, pues la guerra de Rusia en Ucrania que estalló en febrero disparó los costos a nivel internacional. Sin embargo, dicho préstamo fue utilizado para recomprar bonos que vencen en 2023 y 2025.

Eso implicó que el gobierno usara dinero de los ingresos corrientes para pagar mes a mes el subsidio.

De acuerdo con declaraciones del Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, el gasto en dicho beneficio ha sido de $50 millones mensuales. Además mencionó que hasta octubre se había gastado $450 millones para subsidiar tanto los combustibles como el gas propano.

Las tres prórrogas

A petición del gobierno, la Asamblea aprobó un decreto el 13 de marzo que redujo por 15 días el cobro del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) a los combustibles. Del 13% lo dejó en 4.75% en el caso de la gasolina especial; 5% para la regular y 1.75% para el diésel.

De acuerdo a los datos oficiales, esa medida significó que Hacienda dejara de recibir alrededor de $8 millones en ingresos.

TAMBIÉN: Gobierno confirma que ya no aplicará subsidio a combustibles desde el 1 de enero

Además los diputados avalaron por tres meses que se dejara de cobrar dos impuestos: el primero fue el Fondo de Estabilización Económica (FEFE), también conocido como “impuesto de guerra”, que asciende a $0.16 por cada galón de gasolina que compran los consumidores.

$48.7 millones

Es el pago que ha programado en 2023 el gobierno de un crédito con el BCIE para subsidiar alzas de combustibles.

El segundo fue el de Compensación Económica y Estabilización de las Tarifas del Servicio Público de Transporte Colectivo de Pasajeros (Cotrans), que se sitúa en $0.10 por galón de combustible.

Según datos incluidos en el presupuesto, hasta agosto 2022, este último impuesto significó un gasto de $11.8 millones para el Estado.

Fue en abril de 2022 que llegó a las manos de los diputados el decreto que contenía la “Ley Transitoria para Fijar Precios Máximos de los Combustibles” que estuvo en vigencia del 5 de abril al 31 de mayo.

Esa disposición estableció que los precios máximos de venta por galón de gasolina especial se mantuviera en $4.31 para la zona central y occidental, mientras que en el oriente se fijó en $4.32.

El costo para el consumidor de la gasolina regular se estableció en $4.15 en todo el país y el diésel en $4.14.

¿Cómo influyeron los precios internacionales?

En aquel momento, los precios del petróleo se dispararon al compás de los misiles que Rusia lanzaba sobre territorio ucraniano.

Cuando se aprobó el subsidio, el barril de crudo de referencia para El Salvador (el WTI de Texas) superaba los $130, su precio máximo en casi 14 años. Y se mantuvo oscilando los $100 por barril en los meses siguientes.

El gobierno salvadoreño pidió en mayo una prórroga a la medida, la cual fue aprobada y se mantuvo vigente del 1 de junio al 31 de agosto. También extendió el plazo para exonerar el cobro de los dos impuestos a los combustibles.

Pero antes de que concluyera ese período solicitó la segunda prórroga, la cual duró del 1 de septiembre al 20 de octubre.

Sin embargo, ya para septiembre el precio del petróleo había comenzado a bajar, incluso llegó hasta los $80 por barril y aunque en algunas semanas subió, no sobrepasaba los $90. En las siguientes semanas bajó aún más hasta costar alrededor de $75 el barril.

Estos precios internacionales del crudo son los que inciden, principalmente en que los costos en las gasolineras varíen hacia arriba o hacia abajo.

Aun así, el gobierno decidió mantener el subsidio y pidió una tercera extensión que se decretó del 21 de octubre al 31 de diciembre 2022. Esta ya no incluía la exoneración de los impuestos FEFE y Cotrans.

Según el Gobierno, estas medidas habrían beneficiado a 1.2 millones de salvadoreños, así como al transporte de mercaderías, transporte público, entre otros, porque amortiguó las alzas de precio debido a la inflación que devino por la guerra en Ucrania.

Pero el pasado 13 de diciembre el Ministerio de Economía anunció la variación de precios de los combustibles, después de no hacerlo en los últimos meses, e indicó que tanto la gasolina superior y la regular costarían menos del valor subsidiado, por lo que la fijación de precio solo aplicaría para el diésel hasta el 26 de diciembre. Y ayer confirmó que desde el 1 de enero 2023 ya no habrá subsidio a los combustibles.

Las prórrogas del subsidio

Marzo: Asamblea aprueba decreto que reduce el IVA y exonera cobro de dos impuestos: Cotrans y FEFE (impuesto de “guerra”).
Abril: El Órgano Legislativo aprueba la fijación de precios para los combustibles del 5 de abril al 31 de mayo.
Mayo: Diputados avalan la primera prórroga del subsidio a los hidrocarburos del 1 de junio al 31 de agosto.
Agosto: Legisladores extienden por segunda vez el decreto que mantuvo congelados los precios del 1 de septiembre al 20 de octubre.
Octubre: Asamblea da luz verde por tercera ocasión a la fijación de precios del 21 de octubre al 31 de diciembre.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Combustibles Gobierno Ministerio De Hacienda Negocios Subsidio Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad