EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Inundaciones atormentan a más de 100 familias del Barrio San Esteban

El colapso de tuberías, aparición de cárcavas y la falta de soluciones permanentes por parte de las autoridades mantienen en vilo a habitantes de esta zona del centro de San Salvador, desde mayo de 2021

Por Carlos López Vides | Sep 21, 2023- 23:19

Colapso de tuberías, cárcavas y falta de soluciones definitivas de instituciones de Gobierno mantienen en zozobra a habitantes del barrio San Esteban, desde las tormentas registradas en 2021. Video / Carlos Vides y cortesía.

Cada vez que llueve, María Cristina de la Luz Palacios de Barón entra en crisis. “Me pongo nerviosa. Yo padezco de hipertensión, duermo mal y mis años ya no resisten. Hasta un infarto espero”, expresa la adulta mayor, con angustia, al describir cómo son sus noches cuando hay tormenta, desde que el 7 de mayo de 2021 hubo inundaciones en el Barrio San Esteban que han dejado en esas aguas de miedo a más de 100 familias.

Cada gota representa el riesgo de que otra inundación someta su casa y les obligue a salir huyendo, abandonar el espacio que llama hogar desde la década de 1950, aproximadamente.

La anciana confirma lo que le dijeron a El Diario de Hoy otras ocho personas de la zona, sobre la 4a. Calle Oriente y la 12a. Avenida Sur, en las inmediaciones de la Plaza Zurita: que han recibido visitas de personal y autoridades del Gobierno y de la alcaldía capitalina, quienes han detectado cárcavas, han hecho intervenciones temporales, pero el problema de inundaciones en las casas persiste y, dos años y cuatro meses después, no les han dado una solución permanente.

VER: Suspenden clases presenciales en algunos municipios por incremento de lluvias

En buen salvadoreño, según las voces de las personas afectadas, en todo ese tiempo se han “tirado la bola” representantes de instituciones como Ministerio de Obras Públicas, ANDA, Protección Civil, Alcaldía de San Salvador, Ministerio de Gobernación y el Ministerio de Vivienda.

“Pedimos que nos ayuden, que encuentren dónde está realmente el defecto, para ver qué hacemos con nuestras propiedades”, expresa doña María, quien explica que lo último que les dijeron es que una constructora española se encargará, “porque del MOP ya habían agotado todos los conocimientos y recursos de ellos, y no hallaban el problema”.

A la izquierda está el portón viejo con candados que colocó el MOP en diciembre en la entrada hacia las casas de la familia Martínez, dos de las cuales fueron destruidas tanto por las inundaciones como por las maquinarias que metió la institución para, en teoría, reparar el daño. Foto EDH / Jonatan Funes

La casa donde doña María platica con este medio es la número 743, la cual se sigue inunando, aunque menos, cuando hay tormentas fuertes.

La construcción de estas casas tiene una particularidad que las hace diferentes a las más modernas, pues fueron hechas con una segunda planta pero subterránea; estos espacios han sido de los más afectados por las inundaciones, convirtiéndose en verdaderas piscinas en medio de las lluvias.

Por eso cada gota atormenta a doña María. Y su siguiente frase es lanzada con firmeza: “Yo pido que nos den una solución, ¡pero que no me vayan a botar las casas, como pasó con la familia Martínez!”.

El drama de las Martínez

Unos metros más abajo sobre la 4a. Calle Oriente, en la propiedad 761, hay un portón con candados que impide el paso. Adentro están los restos de las casas de la familia Martínez, que comenzaron a hundirse por las inundaciones de mayo 2021 y que, después, fueron destruidas directamente, por la intervención de la maquinaria del MOP.

Guadalupe Martínez narra con profunda tristeza cómo pasaron de la angustia de las inundaciones al dolor de abandonar las casas en las que vivieron por décadas, para luego verlas destruidas y, ahora, estar en completo abandono y sin respuesta de las autoridades.

“Mi casa estaba buena, la de mi hermana tenía segunda planta y ya las columnas se habían debilitado, pero con la vibración de las máquinas y todo eso, la debilitó más. La de mi hermana le desmantelaron el frente, que estaba bueno, pero ellos la destruyeron porque iban a meter una maquinaria más grande”, narra Guadalupe, con impotencia.

Ese portón y esos candados fueron puestos por el MOP entre agosto y diciembre de 2022, cuando según las Martínez, les dijeron que harían obras para darles una solución total. No fue así. Y desde entonces, no han podido entrar y del MOP les dijeron que, para la institución, es un caso cerrado y ya no hará nada, así como tampoco habrá respuesta económica por parte del Estado, por las casas destruidas.

Vista aérea de las propiedades de la familia Martínez, que ahora están pobladas de vegetación, en abandono. El MOP cerró el acceso desde diciembre 2022 y las habitantes no han tenido respuestas. Foto EDH/ Damaris Girón

“Somos cinco familias las que fuimos afectadas, nueve personas, incluido mi papá, de 93 años y que tiene Alzheimer.

La casa de mi hermana fue la que sufrió mayores estragos, porque se hundió casi toda, literal, un baño, dos cuartos.

Se hizo la cárcava como de tres metros de ancho y una gran profundidad”, narra Guadalupe, sobre lo que vivieron inicialmente en mayo de 2021.

“Desde esa fecha acudimos a las instancias y no tuvimos respuesta, desde Protección Civil, Gobernación, Alcaldía, ANDA, MOP”, describe con absoluta frustración.

En junio de 2021, la tormenta Bonnie azotó El Salvador y el problema en la casa de las Martínez se agravó.

Narran que personal de ANDA visitó la zona entonces. Recibieron un reporte inesperado: que había una conexión ilegal de aguas negras y que, por ello, la institución no podía hacer mucho, salvo meter tubería para redireccionar las aguas negras y un poco de las aguas lluvias.

Pero esos trabajos, que incluyeron un pozo cercano al Parque Zurita, siempre sobre la 4a. Calle Oriente, no funcionaron.

Lee también: Emiten alerta amarilla en El Salvador por fuertes tormentas

Tres habitantes del área cercana al pozo enviaron videos recientes a este medio, donde con las fuertes lluvias de septiembre, es evidente cómo el agua rebalsa del pozo e inunda las casas colindantes.

Guadalupe cuenta que “unas señoras del departamento de seguros del ANDA nos iban a reconocer un pago de seguro por cada propiedad, porque sí identificaron que hubo explosión de tuberías de aguas lluvias, que era culpa de la institución; pero luego no lo aceptaban, por lo de esa tubería de aguas negras que supuestamente es ilegal. Nosotros estamos aquí desde 1964, y ya no funcionaba esa tubería a la quebrada”.

En julio de 2022, El Diario de Hoy publicó su caso y, en respuesta, llegó personal del MOP y se vino la intervención con obras en el lugar, entre agosto y diciembre de 2022. Pero tampoco funcionó.

“Entre septiembre y octubre de 2022 perforaron ocho metros más de profundidad, y el operador (del MOP) me dijo que nunca hallaron el dichoso tubo ni la bóveda que dicen que existe”, comenta Guadalupe.

Foto EDH/ Jonatan Funes

Sin dinero para alquiler

Como emergencia, al principio las tres hermanas Martínez, sus hijos y su padre se fueron a la casa de un vecino en la misma colonia, en la casa 759, pero, un año y medio después, el vecino les pidió salir porque iba a iniciar -justamente- obras de reconstrucción por el daño de las inundaciones.

Tuvieron que dividirse en dos grupos y alquilar casas en otras zonas.

Esto es un gasto extra para el que estas familias no estaban preparadas, por lo que pidieron la ayuda gubernamental que sí han tenido personas afectadas en otras zonas, como en la Colonia San Francisco. Pero esta ayuda tampoco ha llegado.

“No nos han dado respuesta para pagar los alquileres, que forzosamente hemos tenido que adquirir. Fuimos a Protección Civil y dijeron que no había llegado ni una nota. Un ingeniero de Protección Civil vino en julio de 2021, que iba a hacer un estudio. Vino en 2022 en julio disque a hacer otro estudio, y no se volvió a asomar”, describe Guadalupe.

Se sienten en un callejón sin salida. No tienen dinero para adquirir casas nuevas y tampoco pueden seguir sosteniendo el pago de alquiler; pero no reciben respuesta por sus viviendas destruidas.

A la lista de promesas no cumplidas se suma, según las afectadas, la Alcaldía de San Salvador.

Mercedes Martínez, dueña de una de las casas destruidas, comenta que personal de la municipalidad capitalina “nos estuvo mintiendo por dos años, que nos iban a ayudar, que les diéramos las escrituras, que les diéramos el inventario de lo que perdimos, que le comprobáramos que éramos los dueños… Hemos colaborado con todo y nunca hubo respuesta”.

En agosto de 2023, el presidente de ANDA, Rubén Alemán, visitó la zona. Según las habitantes presentes en dicha visita, el funcionario explicó que colocarían tuberías para redireccionar las aguas negras, pero avisó que el problema era mayor y que se necesitaba intervención de otras entidadas, entre ellas el MOP, para solucionar el problema de las aguas lluvias.

Pero tal solución no ha llegado, las casas de las Martínez tienen nueve meses de abandono, la supuesta compañía española que se encargará no aparece y el riesgo sigue latente en 119 viviendas de esta zona del Barrio San Esteban, según un censo reciente que levantó el Ministerio de Vivienda, explican las familias del área.

Guadalupe vive ahora lejos de los restos de su casa, pero respira la misma angustia que doña María en cada tormenta, consciente de que una nueva inundación puede causar aún más destrucción entre los restos de su propiedad.

“No nos importa qué programas o planes tengan para cambiar tuberías, si no lo han hecho en 50 años, a saber cuándo lo van a hacer. Lo que nos interesa a nosotros, ya ahora, es que nos reconozcan lo de los alquileres y que nos rehagan nuestras casas como estaban”, concluye Guadalupe.

Sin respuesta

El Diario de Hoy solicitó información vía correo electrónico a ANDA y al MOP, para conocer el estado de las obras en estas viviendas. ANDA respondió el 18 de septiembre que el requerimiento de información “se trasladará a la unidad competente, para dar seguimiento al caso”. No hubo datos de la autónoma al cierre de esta nota. El MOP no respondió.

También se buscó la postura de la Alcaldía de San Salvador, a través de su jefatura de prensa, pero la gestión tampoco tuvo respuesta.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Comunidades Inundaciones Ministerio De Obras Públicas Ministro De Obras Públicas Obras De Mitigación San Salvador Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad