EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Frutas y frijoles son los productos con más alzas de la canasta básica en El Salvador

Entre octubre de 2022 y el mismo mes de 2023, la canasta básica aumentó $17.94. Los alimentos esenciales para una dieta saludable son los más afectados por el incremento.

Por Moisés Alvarado | Dic 03, 2023- 20:00

Foto EDH/ Francisco Rubio

La canasta básica es uno de los principales indicadores para tomarle el pulso a la economía del país. Sus subidas y sus bajadas pueden darnos una idea de la salud de esa compleja maraña de relaciones humanas que conforman la nación. Y en El Salvador, su alza sin tregua da cuenta de que vivir es cada vez más caro.

La última cifra publicada por el Banco Central de Reserva (BCR) respecto a la canasta básica corresponde a octubre, por lo que, en este ejercicio, se comparará el mismo mes de 2022 y 2023. ¿Cómo ha subido el costo de la vida en un año?

El aumento ha sido de $17.94, es decir, que cada ciudadano salvadoreño ha tenido que apartar un promedio de $1.50 extras cada mes solo para comprar lo básico. Y en El Salvador se ha dado un comportamiento curioso: la inflación de los alimentos ha mantenido niveles superiores a los del resto de rubros.

precio-canasta-basica-carnes
Foto EDH/ Francisco Rubio

Y, dentro de los productos de la canasta básica, hay algunos que han aumentado más que otros. El pan, según los datos oficiales, es más barato hoy que hace un año. Esto se contrasta con el alza del precio en aquella comida mucho más importante para la conformación de una dieta saludable.

Lee también: Banca privada aumenta su riesgo por trato con Gobierno

Ese es el caso del frijol, ese producto considerado un infaltable en la mesa salvadoreña. Para una familia de 3.73 miembros (esta es la cifra ocupada por el Estado para calcular la canasta básica), el costo mensual ha aumentado en una quinta parte. Luego, el rubro cuyo precio más se ha alzado es el de las frutas, con una subida de un tercio en el costo.

Para Luis Treminio, presidente de la Asociación Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (CAMPO), una de las causas, sobre todo en el caso de los frijoles, es la baja producción registrada por el país en 2022, que tuvo una desafortunada secuela en el presente año.

En concreto, la producción de 2022 fue un 43 % más pequeña que la de su predecesor, pasando de 28 millones a 19 millones de quintales. El gran catalizador fue el alza de los insumos agrícolas: el costo de generar 100 libras de frijoles se duplicó, pasando de costar $35 a $70. Muchos decidieron no sembrar: la oferta local se fue en picada. Lo que no dio la tierra salvadoreña se trajo del extranjero. Y subieron los precios.

Para Mateo Rendón, coordinador de la Mesa Agropecuaria Rural e Indígena, el otro gran golpe a la producción nacional se lo ha dado el cambio climático: El Salvador ahora ha perdido cosechas por falta de lluvias en invierno y por un exceso de precipitaciones a la entrada del verano, con el aparecimiento de sendas tormentas en 2022 y 2023, Julia y Pilar. En efecto, la primera causó pérdidas de hasta 29,000 manzanas; la segunda, de 19,000.

“Por (la alta dependencia a la importación) los precios de las frutas y las verduras suben con mucha rapidez y no tenemos margen de maniobra. Eso lo vivimos con lo de Guatemala”

Luis Treminio, Presidente de CAMPO.

Treminio, de CAMPO, señala a la cada vez más importante dependencia de la importación para la alimentación nacional como otro factor. Eso es más evidente en el caso de las frutas, las que, precisamente, han aumentado más de precio. El 90 % de la fruta que se come en El Salvador viene de fuera de las fronteras.

“Por eso las frutas y las verduras suben con mucha rapidez y no tenemos margen de maniobra. Eso lo vivimos en carne propia con el cierre de carreteras en Guatemala, hace pocas semanas”, comentó.

"Han subido los precios" fueron las palabras de multiples vendedores en el lugar. Foto EDH/ Francisco Rubio

Las mentiras del viceministro

Este sábado, el viceministro de Agricultura y Ganadería, Óscar Guardado, publicó en sus redes sociales un video con la presentación del programa de Siembra de Maíz de Alto Rendimiento (SMAR), para el que, dice, contó con la asesoría del mexicano Ernesto Cruz, quien, según el funcionario, tiene el récord mundial de producción de maíz por hectárea.

También: Especialistas: autoritarismo en el país podría complicar financiamiento internacional

En el clip, asegura que, gracias a esto, lograron que cada manzana sembrada rindiera 140 quintales, comparable al de la elite mundial, la de los agricultores de EE.UU. Dice que este es el “futuro” de la producción agrícola en El Salvador.

Para Treminio, de CAMPO, no es más que otra estrategia publicitaria para la campaña presidencial, pues lo expuesto por Guardado no tiene relación con la realidad de El Salvador. Primero, porque las tierras mostradas en el video son planas. En el país, el 95 % del maíz se siembra en ladera, pues los agricultores no pueden acceder a otro tipo de terreno.

“No parecen cifras realistas. En febrero ya había dado números todavía más inflados, cuando aseguró que el nuevo sistema daría entre 330 y 440 quintales por manzana. Al menos miente de forma más realista”, dice Treminio.

Para el directivo gremial, para que la tierra comience a dar mejores producciones, el gobierno debería procurar a los agricultores, al menos, dos cosas: semillas de calidad y fertilizante suficiente. Con el único apoyo directo que hasta el momento brinda el gobierno, no cubre ni lo uno ni lo otro.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Canasta Básica El Salvador Frutas Negocios Precios Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad