EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

Expertos advierten que hay desorden presupuestario por baja ejecución del gasto

A tres meses de iniciado 2023, el Ministerio de Hacienda ya envió a la Asamblea varias solicitudes de traslados e incorporaciones de fondos para distintas carteras de Estado, las cuales ya tienen luz verde de las comisiones.

Por Jessica García | Mar 28, 2023- 21:26

En la cartera de Salud Pública, en 2023 empezó con un residuo de fondos del programa para el mantenimiento del Covid-19 del año anterior que deberán ser reasignados. Foto EDH/ Menly Cortez

Los fondos del Estado para el año fiscal en curso no fueron aprobados con base a todas las necesidades en los rubros de Salud, Infraestructura rural y Turismo, esto según varias solicitudes de reformas a la Ley de Presupuesto de 2023 presentadas hace unos días a la Asamblea Legislativa por un monto cercano a los $50 millones y que fueron avaladas por la Comisión de Hacienda este lunes 27 de marzo para ser aprobados en la plenaria del jueves 30 de marzo.

Por ejemplo, Salud Pública empezó el año con un residuo de fondos del programa para el tratamiento del Covid-19 del año anterior, por lo que se deberán reasignar este año.

Expertos en economía, consultados por El Diario de Hoy, coinciden en que esta práctica es constante en los presupuestos anuales, lo cual refleja la “baja ejecución del gasto y el desorden presupuestario”.

En ocho meses de ejecución presupuestaria del año pasado, el Ministerio de Hacienda apenas reportaba una inversión pública del 30%, una de las más bajas registradas en los últimos años, según el economista Rafael Lemus.

Este dato se conoció faltando un mes para que el ministro del ramo, Alejandro Zelaya, llevara a la Asamblea la propuesta del gasto para funcionamiento de 2023.

LEA ADEMÁS: Proyecto de presupuesto para 2023 asciende a $8,902 millones, que equivale a $935 millones más que en 2022

Ministerios como el de Salud Pública son de los que más destacan en su baja ejecución, pese a ser de las carteras de Estado a las que el gobierno ha ido incrementando su presupuesto desde 2020.

“El ramo de Salud requiere utilizar los saldos pendientes de programar hasta por un total de $18 millones, con el propósito de continuar con la ejecución del programa de inversión “Programa de Respuesta de El Salvador ante el Covid-19”, se lee en la correspondencia entregada. Sin embargo, la reasignación no sería para contrarrestar el Covid.

La distribución del dinero busca financiar la compra de “un tomógrafo computarizado, equipo de radiología y oftalmología, así como adecuación de infraestructura para diferentes hospitales nacionales y Unidades Comunitarias de Salud Familiar (UCSF), la adquisición de plantas de tratamiento de aguas residuales para establecimientos del Primer Nivel de Atención y mobiliario médico para las UCSF, entre otros”, explica el documento publicado en el portal de la Asamblea.

“Ese es el punto a cuestionar, la baja capacidad de ejecución (de fondos) que han tenido. Aunque el nombre de los préstamos suene bonito, en el caso de Salud se identifica que muchas veces van orientados a cubrir gastos generales en bienes y servicios y no directo a la atención de Covid-19, como en este caso”, resaltó la legisladora del FMLN, Anabel Belloso. Los fondos en mención provinieron de préstamos con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

Otra asignación que el gobierno olvidó en 2022, fueron $600,000 para la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA).

De un monto inicial en 2021, de $6 millones para que el Ministerio de Obras Públicas y CEPA trabajaran en conjunto el plan “Ampliación y Contenedores del Puerto de Acajutla (Sonsonate), etapa II” se destinaron $5.4 millones y para el proyecto “Construcción y Equipamiento de la Nueva Terminal de Pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Ilopango” $600,000, pero solo el primero de estos fue ejecutado por ambas instituciones.

Por tanto, el Estado deberá reorientar los $600,000 a CEPA como una “cuenta por cobrar de años anteriores”. El proyecto del aeropuerto de Ilopango tendrá como objetivo “mejorar la prestación de servicios” en esa terminal aérea, aumentando la capacidad instalada que permita generar una nueva imagen a los clientes inversionistas”, dice la petición.

La última vez que se destinaron altas cantidades de fondos para el mejoramiento de la infraestructura del lugar fue en 2017, cuando se anunció la inversión de un millón de dólares para la construcción de un food court (zona de comidas) y del primer Operador de Base Fija en esa terminal.

Los caminos rurales es otra inversión que se busca añadir en el Presupuesto General de la Nación de 2023, con recursos provenientes de un préstamo aprobado por $100 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2022 para el MOP, y el gobierno solicita $15 millones, para iniciar la ejecución del proyecto “Programa de caminos rurales a nivel nacional”.

LE PUEDE INTERESAR: Nuevas Ideas oculta plan de gasto legislativo para 2023, denuncian otros diputados

Los $15 millones iniciales se pretenden distribuir para contratar las obras y supervisión de los proyectos “Mejoramiento del Camino Rural -Tecoluca al Playón) en la zona paracentral del país, “Rescate del Anillo Periférico La Montañona - Ruta turística” en Chalatenango, por $12.8 millones. En el monto inicial también se incluye la adquisición de equipo, software y mobiliario para dependencias del ramo de gestión del proyecto por $406,100.

Con esto, se incrementan las asignaciones de la unidad presupuestaria, línea de trabajo, inversión en infraestructura, inversiones en activos fijos con el mismo monto y fuente de financiamiento.

“Desorden presupuestario”

Para la economista, Tatiana Marroquín, en el gobierno de El Salvador existe el fenómeno del “desorden presupuestario”, pues a pocos días de que acabe el primer trimestre del año, ya hay seis solicitudes de reformas de reorientación y de incorporación de fondos.

“Si a tres meses de haber aprobado el presupuesto están haciendo modificaciones, podría ser considerado como una forma de una carencia en el ordenamiento de las finanzas públicas”, explicó Marroquín a El Diario de Hoy. Además, la economista sostiene la idea del desorden presupuestario a partir de que lo mismo ocurrió en el presupuesto 2022: “El desorden presupuestario se evidencia no sólo en las modificaciones de presupuestos, sino que también hay muy bajas ejecuciones en unos ministerios y otros muy por encima de lo planificado”, explicó.

Asimismo, el economista Rafael Lemus, lamenta que los presupuestos del país vayan perdiendo “su razón de ser”, en tanto que para 2022 también hubo altas cifras de modificaciones.

“El presupuesto en el camino ha ido perdiendo su razón de ser, un instrumento de planificación, en el sentido de que el presupuesto, se supone, es algo que el gobierno planifica como ingresos y gastos, pero el año pasado por ejemplo, modificaron más de mil millones de dólares en presupuesto. Este año vamos por la misma ruta”, advierte el experto.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Alejandro Zelaya Asamblea Ministerio De Hacienda Política Presupuestos Del Estado Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad