EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

Hamás masacró a bebés y cientos de civiles israelíes en el kibutz Kfar Aza, cerca de Gaza

Las imágenes de los últimos kibutzs y comunidades recuperadas por el Ejército son espeluznantes con cadáveres dispersos, cuerpos mutilados y quemados.

Por Agencias /EFE | Oct 10, 2023- 18:23

Tropas israelíes liberaron en octubre el kibutz de Kfar Aza, una de las comunidades más próximas a Gaza, donde Hamás masacró a más de cien civiles israelíes. Foto EDH/ AFP

Israel recuperó este martes el control de todo su territorio colindante a la Franja de Gaza, donde Hamás dejó un rastro de muerte y sangre; mientras continúa con los intensos bombardeos sobre el enclave y promete una "ofensiva total" en el cuarto día de guerra con las milicias palestinas, con más de 3,300 muertos.

Las imágenes de los últimos kibutzs y comunidades recuperadas por el Ejército son espeluznantes con cadáveres dispersos, cuerpos mutilados y quemados.

Tropas israelíes liberaron el kibutz de Kfar Aza, una de las comunidades más próximas a Gaza, de tan solo 800 habitantes, y han hallado un horror de cuerpos desmembrados y decapitados, incluidos niños y bebés.

La granja colectiva fue asaltada el sábado por los milicianos del movimiento palestino, infiltrados desde la Franja de Gaza, a apenas dos kilómetros. Imágenes semejantes se vieron ayer en el kibutz Beeri, donde los servicios de emergencia encontraron más de 100 cuerpos.

"Vinieron a masacrarnos", relatan supervivientes del festival israelí atacado por Hamás

Los atacantes "incendiaron las casas, para obligar a sus ocupantes a salir" y luego ametrallarlos, cuenta Omer Barak, un oficial israelí de 24 años.

"Pero muchos prefirieron morir quemados, o intoxicados por el humo, en lugar de morir a manos de los terroristas", afirma. "Encontramos muchos cadáveres dentro de las casas".

Una de las escenas que dejó la masacre de más cien civiles israelíes a manos de Hamás en el kibutz de Kfar Aza. Foto EDH/ AFP

El oficial, que luchó con sus compañeros durante dos días para liberar Kfar Aza, dijo haberse sentido "aterrorizado" con lo que encontró en el kibutz.

"Nunca he visto nada peor. Me vine abajo cuando vi los cadáveres de dos niños asesinados".

"Cuando retiramos los cadáveres de civiles, de niños, pensé en el general Eisenhower, cuando vio los campos de la muerte en Europa", comenta a la prensa el general retirado Itai Veruv.

En Kfar Aza, una cooperativa con césped finamente cortado entre las casas, el odor a muerto es omnipresente. El sitio está sembrado de restos de asaltantes, reconocibles por sus chalecos antibalas negros, algunos hinchados por el efecto de la putrefacción.

Los últimos cadáveres de los habitantes, al mismo tiempo, estaban siendo retirados este martes.

Un paramédico que estuvo en esos lugares reveló a EFE, visiblemente conmocionado, que se encontraron con pilas de cuerpos calcinados y mutilados y varios cadáveres de mujeres violadas. Otro miembro de los servicios de emergencia también explicó que se habían encontrado con cadáveres quemados en estas comunidades.

El Ejército no ofreció detalles sobre esos episodios pero señaló a EFE que "lo que pasó en el kibutz Kfar Aza es una masacre en la que mujeres, niños, bebés y ancianos fueron brutalmente asesinados a la manera del Estado Islámico".

Acompañando a un grupo de periodistas extranjeros en el primer día que el kibutz de Kfar Aza, abría sus puertas, el oficial israelí Itai Veruv aseguró, según cita Reuters: "Ves a los bebés, a las madres, a los padres, en sus dormitorios , en salas donde trataron de ponerse a resguardo y cómo los terroristas los asesinaron".

"No es una guerra, no es un campo de batalla. Es una masacre", declaró el oficial a la cadena cadena i24NEWS, citada por la agencia Reuters.

Infobae publicó que dicha versión comenzó a circular cuando la periodista Nicole Zedeck, de la cadena i24NEWS, señaló que las autoridades israelíes habían hallado víctimas fatales en el kibutz de Kfar Aza, entre las que podía contabilizarse bebés decapitados. La reportera se mostró conmovida por la información, una de las mayores atrocidades que cometió el grupo terrorista Hamas desde que inició sus ataques contra Israel.

La cifra oficial de muertos en Israel supera los 900, aunque los cuerpos encontrados en las zonas liberadas este martes pueden elevar el número, y los heridos superan los 2,900, mientras que los intensos bombardeos sobre la Franja han dejado también 900 muertos y más de 4,500 heridos.

Israel anuncia una "ofensiva total" en Gaza

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, anunció este martes que el país lanzará "una ofensiva total" contra la Franja de Gaza, que cambiará totalmente la situación sobre el terreno.

"He levantado todas las restricciones. Hemos recuperado el control de la frontera y estamos pasando a una ofensiva total", afirmó Gallant, al reunirse con militares israelíes y combatientes de élite cerca de la frontera de Gaza.

Todavía sigue flotando en el aire la posibilidad de una gran incursión terrestre sobre la Franja, donde las milicias palestinas mantienen secuestrados a más de un centenar de rehenes israelíes, lo que dificulta esa operación.

La aviación israelí ha intensificado sus ataques sobre Gaza y en las últimas 24 horas ha atacado más de 250 objetivos y matado a dos altos cargos de Hamás. Pero desde la Franja, las imágenes de bombardeos indiscriminados sobre infraestructura civil revelan una estela desoladora de destrucción: unos 170 edificios residenciales y 1000 casas han sido derruidas.

Los bombardeos han aniquilado por completo a 22 familias, con un total de 150 individuos, y han obligado a 140,000 ciudadanos a huir de sus casas y alojarse en refugios hacinados o en patios de hospitales, indicó el Ministerio de Sanidad de la Franja.

El barrio de Remal, en la ciudad de Gaza, ha quedado devastado, así como la ciudad de Jan Yunis o el cruce de Rafah, en la frontera con Egipto, el único paso por el que entra ayuda humanitaria. Se teme que cientos de cuerpos estén aún bajo los escombros y varios hospitales han dejado de funcionar.

Mientras tanto han seguido los lanzamientos de cohetes desde Gaza, causando dos muertes, ambos trabajadores extranjeros, en la zona de Eshkol, al sureste de la Franja, y alcanzando incluso la periferia sur de Tel Aviv, aunque sin causar heridos.

Al mismo tiempo que la guerra entre Israel y las milicias palestinas entra en su cuarto día sin visos de final, aumenta la tensión en la frontera norte, donde ya se han evacuado algunas comunidades israelíes ante el temor de que el conflicto abra allá un nuevo frente.

Varios cohetes se lanzaron hoy desde el sur del Líbano hacia Israel y el Ejército israelí respondió atacando dos puestos de observación pertenecientes al grupo chií libanés Hizbulá.

Poco después, el mismo grupo anunció que había destruido un tanque israelí mediante dos misiles teledirigidos, ataque que también fue seguido de un bombardeo israelí sobre otro puesto de observación de la formación.

Además, el Ejército israelí respondió hoy con artillería y morteros al lanzamiento de "una serie de disparos" de proyectiles desde Siria, en el primer ataque desde ese país hacia el Estado judío desde el comienzo el sábado de la guerra entre Israel y las milicias de Gaza

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Asesinato De Menores Asesinatos Asesinatos Múltiples Guerra En Israel Internacional Israel Masacre Terrorismo Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad