EPAPER Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Selecta | Espectáculos

Cumbre en Brasilia: Presidentes Lacalle Pou y Gabriel Boric critican a Lula da Silva por defender el régimen de Maduro

Por primera vez en casi una década, los dirigentes de las naciones de Suramérica se encontraron para discutir proyectos de cooperación e intentar recomponer la integración regional, luego de que la Unasur naufragara en medio de los giros políticos en los países.

Por AFP | May 31, 2023- 08:10

Miembros del movimiento estudiantil se enfrentan con miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en los accesos de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas. Foto/ EFE

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, llamó este martes en Brasilia a sus pares suramericanos a superar las diferencias "ideológicas" y a trabajar en la integración regional, pero las disensiones sobre Venezuela volvieron a dividir.

Por primera vez en casi una década, los dirigentes de las naciones de Suramérica se encontraron para discutir proyectos de cooperación e intentar recomponer la integración regional, luego de que la Unasur naufragara en medio de los giros políticos en los países.

Podría interesarle: Bukele y su régimen de excepción: un retroceso en derechos humanos

"Dejamos que las ideologías nos dividieran e interrumpieran esfuerzos de integración, abandonamos canales de diálogo y mecanismos de cooperación, y con eso todos perdimos", afirmó Lula antes de la cita a puerta cerrada en Itamaraty, sede de la cancillería.

"Los elementos que nos unen están por encima de las diferencias ideológicas", añadió.

Sin embargo, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, dio cuenta del peso de las divisiones.

El mandatario de centroderecha criticó que Lula defendiera en la víspera a Nicolás Maduro al asegurar que las denuncias de autoritarismo en Venezuela son una "narrativa".

"Quedé sorprendido cuando se habló de que lo que sucede en Venezuela es una narrativa", dijo Lacalle durante su discurso ante los mandatarios.

"Lo peor que podemos hacer es tapar el sol con un dedo (…) Pongámosle (a Venezuela) el nombre que tiene y ayudemos", afirmó Lacalle, que califica a Maduro de "dictador".

En la misma línea, el presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo que la situación venezolana "no es una construcción narrativa" sino "una realidad, seria". "Los derechos humanos deben ser respetados siempre", apuntó.

El mandatario chileno apoyó a la vez el reiterado pedido de Caracas de llamar a Estados Unidos y la Unión Europea a desmontar las sanciones que pesan sobre Maduro y su gobierno.

Maduró respondió señalando que esos países "tienen una visión" y Venezuela, "otra". "Lo más importante es que ha habido un debate", afirmó, anunciando "una nueva etapa" de la integración suramericana.

La salida del líder venezolano del edificio al fin de la tarde atrajo una multitud de periodistas y se produjo una confusión que acabó con agresiones de efectivos de seguridad brasileños contra los comunicadores.

¿Y Arabia Saudita, qué?

Lula, que retomó los lazos diplomáticos con el gobierno venezolano rotos por su predecesor, el ultraderechista Jair Bolsonaro, recibió el lunes con honores a Maduro en Brasilia y celebró el "inicio del regreso" del líder chavista al plano suramericano.

Tras la cita regional, Lula reiteró que "existe una narrativa en el mundo de que en Venezuela no hay democracia y de que Maduro cometió errores", y contrapuso que el país caribeño vive una "tranquilidad" inusitada.

"La misma exigencia que el mundo democrático hace para Venezuela no la hace para Arabia Saudita", señaló en rueda de prensa.

El recibimiento de Lula a Maduro irritó particularmente a la oposición bolsonarista.

Falta de proyectos comunes

Once dirigentes regionales participaron en el encuentro, definido por Lula como un "retiro" para hablar de forma distendida y con franqueza.

Además de Lula, Maduro, Boric y Lacalle, a la cita asistieron los mandatarios de Argentina, Alberto Fernández; de Colombia, Gustavo Petro; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; el de Ecuador, Guillermo Lasso; el de Bolivia, Luis Arce; el de Guyana, Irfaan Ali, y el de Surinam, Chan Santokhi.

Perú estuvo representado por el jefe de gabinete, Alberto Otárola.

La cita se cerró con una declaración consensuada en pos de fortalecer la integración para "afrontar los desafíos compartidos" y aumentar el intercambio comercial y las inversiones, pero sin acuerdos concretos.

También se creó un grupo de trabajo conformado por los cancilleres de los doce países, que deben reunirse en 120 días para analizar los avances.

Suramérica "en discursos está unida, pero no en proyectos concretos", había dicho Petro a periodistas al llegar.

"Hermandad" vs "pluralidad"

El último encuentro entre los líderes suramericanos había sido en 2014, durante una cumbre del Unasur en Quito.

Creada en 2008 por Lula (2003-2010), el argentino Néstor Kirchner y el venezolano Hugo Chávez para contrarrestar la influencia norteamericana en la región, la Unión de Naciones Sudamericanas fue criticada durante años por algunos por su sesgo izquierdista.

"Era una hermandad", dijo Lula. "Eso ya no existe, (ahora) es más plural, necesitamos aprender a convivir con esa pluralidad".

Paralizado luego de triunfos conservadores en la región y las desavenencias entre países por la crisis venezolana, el bloque está actualmente sin presupuesto y sin sede.

Solo siguen en Unasur Bolivia, Guyana, Surinam, Venezuela y Perú -que nunca lo abandonaron-, además de Brasil y Argentina, que regresaron este año.

KEYWORDS

Crisis En Venezuela Internacional Nicolás Maduro Moros PDVSA Venezuela Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad