EPAPERDonald Trump|Alza precios alimentos|Lluvias en El Salvador|Selecta|Espectáculos

Patricia López es la reina de los tamales en Cuscatlán Norte ¡Elabora más de 20 variedades!

La salvadoreña elabora más de 20 variedades de tamales, desde los tradicionales de pollo, pato y chompipe hasta los más exóticos, como los de elote con frijol y chile, azúcar y piña, loroco con chile, nixtapite y ticuco.

Por Óscar Orellana | May 20, 2024- 16:00

Conoce a Patricia López, la salvadoreña que elabora más de 20 tipos de tamales. Foto EDH/ Jessica Orellana

La cuna de los tamales se ubica en el pintoresco pueblo de San Pedro Perulapán, en el departamento de Cuscatlán. En este distrito, perteneciente al municipio de Cuscatlán Norte, se celebra cada año en el mes de agosto el Festival del Tamal, una actividad gastronómica que atrae a miles de personas para disfrutar de una variedad de platillos.

Pero este evento no sería posible sin la sazón y las habilidades culinarias que poseen las mujeres de esta localidad. Una de ellas es Patricia López de Díaz, quien en la comunidad Pueblo Viejo de San Bartolomé Perulapía— en las cercanías de San Pedro Perulapán— ha logrado conquistar el paladar de propios y ajenos.

Patricia, de 40 años, se ha convertido en un ícono local gracias a sus habilidades para crear más de 20 tipos de diferentes tamales, deleitando a todos con sus recetas únicas y sabor inigualable.

Patricia López elabora más de 20 tipo de tamales en San Pedro Perulapán. Video: EDH/ Óscar Orellana

Desde los tradicionales tamales de gallina, chompipe, pato, pisques y de elotes hasta los más peculiares, como los de pescado, de elote con frijol y chile, de azúcar con piña, de costilla de cerdo, de loroco y chile, de queso con loroco, de frijol blanco, de frijol y chipilín, y los de especialidades nixtapite y ticuco —que son identitarios de San Pedro Perulapán— forman parte de la gama gastronómica de López.

El nixtapite es elaborado con masa de alguashte, vegetales y jugo de limón, cuyo relleno es una tilapia frita entera y camarones. Se envuelve en hojas de huerta tierna, pero dentro de esta se le coloca una hoja de caña de Cristo para darle un sabor exótico.

Mientras que el ticuco está hecho a base de masa de maíz y se rellena con frijoles blancos, alguashte y hoja de alcapate. Este tamal se moldea en forma de pastelito y se envuelve en hoja de bijagua.

También lee: Tecoluca invita al VIII Festival del Cangrejo

Su amor por la cocina lo heredó de mamá, Carmen Pérez, de 63 años. Foto EDH/ Jessica Orellana

"Para el Festival del Tamal se hacen 23 variedades de tamales. Yo he ido innovando, por ejemplo, antes el tamal de azúcar solo se hacía con azúcar y canela, pero yo comencé a innovarlo, ya el relleno se lo puse de piña con dulce de atado y de frutos de temporada, como, fresa, melocotón, nances y jocotes", agregó la originaria de San Pedro Perulapán.

Según la salvadoreña, su pasión por la cocina inició a los siete años de edad, cuando viendo cocinar a su abuela y su mamá, aprendió las técnicas tradicionales. Ahí se dio cuenta de que su misión de vida sería cautivar el paladar de las personas que prueban sus platillos.

"Yo lo aprendí de mi abuela y de mi mamá, y a mí me gustaba estar en la cocina. Siempre andaba viendo qué hacían y cómo lo hacían, y así fue cómo me fue gustando. Y ya después me dediqué de lleno a la elaboración de los tamales, por lo que hoy soy conocida aquí", relató Patricia.

El proceso de elaboración de este delicioso platillo salvadoreño es meticuloso y lleno de amor. Cuando a Patricia le hacen un pedido, trata de dejar el maíz cocido desde un día antes para que en la mañana siguiente se lleve al molino y todo esté listo para elaborarlos.

La jornada comienza a las 4:00 de la madrugada con la selección de los ingredientes, el lavado del maíz, la cortada de las hojas donde se envolverán los tamales y, por supuesto, se enciende el fuego donde serán cocidos.

Desde los tradicionales tamales de gallina, chompipe, pato, pisques y de elotes hasta los más peculiares, como los de pescado, de elote con frijol y chile, de azúcar con piña, de costilla de cerdo, de loroco y chile, de queso con loroco, de frijol blanco, de frijol y chipilín, y los de especialidades nixtapite y ticuco —que son identitarios de San Pedro Perulapán— forman parte de la gama gastronómica de López. Foto EDH/ Jessica Orellana

"Cuando son pedidos grandes me ayuda mi mamá, mis hijas y otra señora, pues a veces me piden de diferentes ingredientes y hay que sacarlos a una determinada hora. Ha habido días en que me han pedido hasta 1000 tamales", aseguró López.

Su inigualable sazón la llevó a crear el emprendimiento "Tamales y Típicos El Mago-Pueblo Viejo", el cual está ubicado frente a su hogar. Hasta ahí llegan muchas personas a comprar estos deliciosos tamales durante la semana.

"Trabajamos ya sea por pedidos o para vender aquí, y la cantidad que hacemos depende de cuántos quieren las personas. Aquí es al gusto del cliente", explicó Patricia.

También reveló que los tamales más buscados por los comensales son el tamal con azúcar y piña, el nixapite y el ticuco. Esto es debido a la explosión de sabores que provocan en el paladar de las personas. "Estos solo se hacen por pedidos", acuñó.

La popularidad de los tamales de Patricia ha crecido rápidamente y su negocio ha florecido, ya que no solo los residentes del distrito son sus fieles clientes, sino también personas de otras partes de El Salvador que acuden a su local para probarlos. También se han enviado a Estados Unidos.

Te puede interesar: Rollers City, diversión sobre ruedas en Santa Tecla

Foto EDH/ Jessica Orellana

El precio de los tamales varía según los ingredientes y el tamaño, y puede oscilar entre $0.50 y $3.50. Las personas interesadas en adquirir sus deliciosos tamales, pueden hacerlo a través de la página Tamales y Típicos Mango 503.

Además de su talento culinario, Patricia es conocida por su generosidad y espíritu comunitario, pues es parte de las organizadoras del Festival del Tamal, del mercadito nocturno y también trabaja en pro del medio ambiente.

El próximo sábado 25 de mayo, liderará un conversatorio sobre el recorrido histórico, cultural y gastronómico de esta comida ancestral. El evento se llevará a cabo en el restaurante Casa Flamenco Suchitoto, a las 4:30 de la tarde.

La entrada tiene un costo de $12 dólares por persona. Los asistentes serán parte del conversatorio, degustarán más de 5 variedades de tamales, bebidas calientes y quesadillas. La reservación se puede hacer a través del número 7476-2955.

Foto: cortesía/ Casa Flamenco Suchitoto


Los tamales originarios de San Pedro Perulapán

Nixtapite: Su masa está elaborada con alguashte, vegetales y jugo de limón. Sobre hojas de huerta y una hoja de caña de Cristo se coloca la masa de alguashte y se rellena con un pescado frito y camarones. Posterior, se ponen a hervir por aproximadamente una hora. Su textura es única y provoca una explosión de sabores en el paladar.

Ticuco: Sus ingredientes son frijol blanco, hoja de alcapate, alguahte y masa de maíz. Se coloca la masa de maíz y se rellena con los frijoles blancos en alguashte, mezclados con la hoja de alcapate, posterior, se moldea en forma de pastelito y se envuelve en hoja de bijagua.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Gastronomía Mujeres San Pedro Perulapán Tamales Trends Turismo Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad