NOTICIAS | Ley de compras públicasNOTICIAS | Multas de tránsitoNEGOCIOS | PensionesDEPORTES | Primera División

Jaraguah, un paraíso escondido entre las montañas de Chalatenango

Es un destino que ofrece cabañas ecológicas inspiradas en la arquitectura asiática, pero con un toque original salvadoreño, que atrapas a propios y ajenos al hacer contacto con la naturaleza.

Por Óscar Orellana | Dic 27, 2022- 06:00

Las cabañas son ideales para pasar momentos de calidad con amigos y familiares. Fotos: cortesía Bryan Cano

Jaraguah Unique Eco Cabain es un paradisiaco lugar que se esconde entre las montañas verdes del municipio de Dulce Nombre de María, en el departamento de Chalatenango, al norte de la capital. Un lugar ideal para hacer turismo interno y conocer las maravillas que se encuentran en el país.

Y es que es un destino único en su especie en El Salvador, pues muchos visitantes se dejan atrapar por sus encantos, se desconectan del mundo tecnológico y del ruido de la ciudad, para entrar en contacto con la flora y la fauna.

Este es un proyecto innovador que nació en 2017 en manos de Bryan Ábrego Cano, un joven arquitecto, de 35 años, oriundo de Dulce Nombre de María, quien utilizó su talento y sus conocimientos en la arquitectura asiática para construir cabañas ecológicas entre la naturaleza.

“La arquitectura de indonesia me pareció que se parecía a un poco en peculiaridad a la arquitectura salvadoreña y la inspiración cuando comenzó el proyecto era Bali, esta isla en Indonesia; pero ese tipo de arquitectura balinesa no quería que la gente dijera ‘es una copia de lo que está en Bali’, por lo que mi papá me comentó que en el cantón donde él creció, El Rosario, a las afueras de Dulce Nombre de María, las personas construían sus casas con zacate de Jaragua y así comenzó todo”, explicó Bryan Cano.

También lee: "La mejor noticia de mi vida": ¿Larissa Graniello está embarazada?

Al ser una zona cálida, las regaderas y tinas se encuentran al aire libre para que la aventura sea más satisfactoria. Foto: cortesía Bryan Cano

Según el arquitecto, el nombre de su proyecto rinde honor a ese tipo de zacate que abundaba mucho en esa zona. “Las personas no tenían mucha capacidad económica y no tenían ese acceso a poder tener un techo regular de tejas, por lo que utilizaban el material más próximo que estaba en la zona, que era el zacate”, resaltó.

Además, recordó: “mi papá siempre me contaba cómo él creció viendo estos pequeños ranchitos de zacate, cómo los construían y las personas que habitaban en ellos. Entonces cuando comenzamos a hacer la conceptualización del proyecto, el zacate de Jaragua fue el punto de partida”.

Para aquel entonces, Jaraguah arrancó con una cabaña ecológica y en la actualidad son tres, diseñadas con una capacidad para cuatro personas. Estas cuentan con dos niveles: en el primero hay sala de estar, cocina con encimeras de hormigón, baño y ducha al aire libre; mientras que en el segundo se encuentran las habitaciones con dos camas acogedoras y con vista panorámica a la abundante naturaleza que resguarda el municipio.

El diseño de las cabañas es en marco de A y el arquitecto las ha bautizado como “Jaraguah”, “Pangolera” y “Sorgo”. Estas han sido construidas con materiales como madera de pino, roble y teca, zacate jaragua y bambú.

Te puede interesar: "Me retiro de la TV": la Tenchis Céliber se despide de la televisión salvadoreña

Bryan Cano es un joven arquitecto de profesión que le apuesta al turismo en Chalatenango. Foto: cortesía

Además, poseen las duchas en el exterior, construidas con bambú para que los turistas se conecten con todo lo que les rodea. Asimismo, las personas pueden hacer sus propios alimentos en ellas, pues están equipadas con cocina y utensilios, aunque también está la opción de salir a comprar comida a los restaurantes del pueblo que se encuentran a cinco minutos.

“Se fue conceptualizándose la idea de reutilizar madera, conseguíamos madera de segunda mano para las partes estructurales, le dábamos una segunda vida útil. Luego comenzamos también a comprar o conseguir mobiliario antiguo que las personas ya no lo querían como puertas y ventanas, las cuales las restaurábamos y las ocupábamos para el proyecto”, indicó Bryan.

Para este joven soñador, hacer las paces con la naturaleza es lo más esencial, pues también busca demostrarles a los visitantes que se puede disfrutar de la flora y fauna de una forma ecológica y reutilizando materiales amigables con el medio ambiente.

También lee: Yanira Berríos asegura que ella y su baile no pasan de moda

Las habitaciones tienen una vista panorámica a las espesas montañas chalatecas.

“Al final creo fue bien bonito porque el mismo presupuesto nos hizo expandirnos un poco en la parte creativa y de diseño, salirnos un poco de lo convencional y decir ‘okay, podemos comenzar a jugar con cosas usadas, antiguas, recicladas’ y de esa forma comenzar con la idea principal que era la parte del diseño de la cabaña”, recordó.

Las personas que visitan Jaraguah se encuentran con un alojamiento todo equipado y con un espacio para pasar tiempo de calidad con amigos y familiares en medio de la naturaleza.  Acá no hay internet, tampoco agua caliente, todo es ideal para los que quieren despojarse de lo estresante de la ciudad y conectar con el aire fresco y la vegetación.

 “Cuando llegas a un lugar lo primero que haces es pedir la clave del Wifi y luego cada quien está en su mundo, pero aquí te obligás a pasar tiempo de calidad con las personas que venís en un espacio totalmente abierto donde estás en contacto con mosquitos o insectos”, aseguró el chalateco.

Los turistas tienen la opción de hacer sus propios alimentos o disfrutar de los platillos que los restaurantes ofrecen en el municipio.

Por ello es importante destacar que las cabañas no son aptas para personas que le tienen miedo a dormir en lugares remotos o a convivir con insectos, pues como se sabe es 100% ecológica y en ellas se convive con todo tipo de especies de insectos.

Desde que se inauguró Jaraguah, turistas locales y de países como Suecia, Italia, España, Alemania, Francia, Japón, Australia, India, Argentina, Colombia, Canadá, México y Estados Unidos se han hospedado en estas hermosas y cálidas cabañas.

Jaraguah está a dos horas de la ciudad de San Salvador, en el Barrio El Carmen de Dulce Nombre de María, las personas que deseen conocerlo deben hacer una reservación previa en www.airbnb.mx o incluso seguirlo en sus redes sociales @jaraguah.

KEYWORDS

Chalatenango Destinos Turísticos Dulce Nombre De María Trends Turismo De Aventura Turismo Rural Vacaciones Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad