EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

Bob Odenkirk, el actor que se salvó de seguir en quiebra por su papel en Breaking Bad

Su papel de Saul Goodman también puso fin a una racha de fracasos y el inicio de puros proyectos exitosos.

Por C. Morales | Ago 17, 2022- 15:24

FOTO: AFP

Hace unos días llegó a su fin la serie Better Call Saul, el spin-off del fenómeno Breaking Bad sobre la vida del abogado criminal “Saul Goodman”, personaje que dio vida el actor Bob Odenkirk. Muy famoso y exitoso su papel, pero pocos saben lo que significó para él: salvarse de seguir en la quiebra y el final de una racha de fracasos.  

Fue una mañana de 2008 en que recibió el llamado de su agente con la propuesta que cambiaría su suerte. “Escúchame: no digas que no. Te ofrecen un papel en Breaking Bad, es un muy buen show y el tipo de personaje por el que la gente gana Emmys”, le expresó, pero este dudó y tuvo que hacer un par de llamados para convencerse de aceptar.

Y es que hacía dos años que no le hacía caso a ninguna oferta, además estaba quebrado. Sus dos películas, Let’s go to prison (2006) y The brothers Solomon (2007), habían resultado un fracaso y había tenido que pedir prestados $900,000 para mantener a su familia a flote, según reveló hace unos meses en una entrevista.

LE PUEDE INTERESAR: ¿Indirecta para Nodal? Belinda señala que “nunca ha necesitado un novio para darse lujos”

El showrunner, el guionista y director Peter Gould –que años más tarde crearían juntos a Better Call Saul– lo habían visto actuar en Mr Show, la comedia surrealista de sketches de culto que escribió y protagonizó con David Cross (Arrested Development). El programa del actor de Zoolander fue otro fracaso, pero lo acercó a Cross, a quien lo unía su admiración profunda por los Monty Python.

Aunque la comedia que hicieron para HBO nunca terminó de despegar por fuera de su nicho, se sostuvo cuatro temporadas al aire (entre 1995 y 1998) y fue la vidriera en la que desplegó su carácter en parodias como la de un policía malo, un mafioso, senador afecto a la censura o cantantes de soul o rap que, de tan desafinados, rozaban la genialidad.  Al final fue la oportunidad de oro para que los autores de Breaking Bad descubrieran en él al indicado para ser el abogado de Walter White (Bryan Cranston).

Es así como decidido a salir de la bancarrota, Bob Odenkirk puso todo de sí en ese abogado corrupto, pero querible. Y así, de los tres episodios iniciales que tenía pasó a una participación permanente en las siguientes temporadas de Breaking Bad, mientras se adentraba cada vez más en el papel.

TAMBIÉN PUEDE VER: Actriz salvadoreña Vanesa Tomasino graba película de Hollywood en Canadá

Lo que pasó después es historia conocida para todos los fanáticos: la serie se convirtió en una de las más aclamadas de todos los tiempos, en el podio con The Sopranos, Game of Thrones, Six Feet Under, Lost, Mad Men, y ahora también con la precuela/secuela que la dupla Gilligan-Gould ideó a continuación.

Desde su irrupción con Breaking Bad, todo lo que toca son éxitos: fue nominado cinco veces al Emmy como anticipó su agente, actuó en la miniserie Fargo (2014), Aquí y Ahora (2013), en uno de los especiales de antología de la serie de comedia negra Tim & Eric Bedtime Stories (2014), en The Post (2017), en The Disaster Artist (2017), en Los Increíbles II (2018) y en la versión de Mujercitas de Greta Gerwig (2019).

También recicló con Cross sus sketches de Mr Show en la producción de Netflix W/ Bob and David (2015), produjo y participó en varios episodios del programa de comedia Birthday Boys (2013) y creó su propia productora –Cal Gold Pictures, con sonido y logo muy parecidos a los de Saul Goodman–, que cerró de inmediato un millonario contrato con Sony. Así logró escribir y protagonizar un proyecto que tenía en mente hacía más de quince años, Girlfriend’s Day (2017, Netflix).

Lejos de la quiebra que lo llevó a ponerse en la piel de Saul Goodman, en 2021 protagonizó el thriller de acción Nobody, que debutó primero en recaudación y fue un éxito de taquilla, además de toda una sorpresa para un improbable héroe de casi 60 años. Ahora, con una fortuna estimada en $16 millones, vive con su familia en una mansión de estilo colonial en Hollywood Hills, valuada en $3.3 y en abril pasado puso su estrella en el Paseo de la Fama, justo al lado de la de Cranston.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Actor Famosos Pobreza Series Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad