EPAPERDonald Trump|Alza precios alimentos|Lluvias en El Salvador|Selecta|Espectáculos

Samuel A. Purdie, misionero cuáquero en El Salvador

Entre 1896 y 1897, un misionero cuáquero estadounidense fue el primer protestante establecido en San Salvador. Su trabajo pastoral duró poco, debido a las consecuencias de un accidente.

Por Carlos Cañas Dinarte | Oct 22, 2022- 05:00

El reverendo cuáquero Samuel Alexander Purdie Howard, su esposa e hijo, en una foto familiar tomada en Tamaulipas, México, hacia 1887-1888.

Luego de la expulsión violenta del reverendo inglés Frederick Crowe, en septiembre de 1858, entre 1862 y 1863 la Sociedad Bíblica Americana fracasó en sus intentos de enviar a Frederick Hicks y William H. Norris como colportores hacia la región centroamericana, sumida en guerras y fuertes inestabilidades políticas. Debido a ello, hasta 1892 no hubo mayor movimiento en la distribución de Biblias, Nuevos Testamentos y otra documentación evangélica en El Salvador y el resto de las repúblicas del istmo.

Para superar esa situación de ausencia presencial en dichos territorios, la American Bible Society requirió los servicios del colportor profesional italiano Francesco G. Penzotti (Chiavenna, 26/9/1851-Buenos Aires, Argentina, 24/7/1925). Radicado en Uruguay desde 1864, se convirtió a la fe metodista en enero de 1876. A partir de 1883, desplegó una intensa actividad como promotor de literatura evangélica por casi todos los países suramericanos, lo que le ganó muchos apoyos en zonas remotas, pero también amenazas judiciales y encarcelamientos para buscar frenar sus labores como propagandista de los Evangelios.

Llegado a bordo del vapor estadounidense Colima al puerto salvadoreño de La Libertad, a las 06:00 horas del sábado 11 de febrero de 1893, “J. Penzatti” fue registrado ese mismo día en el Hotel Europa, en el centro de San Salvador. Permaneció alojado hasta el 15, cuando “F. Penzatt” se marchó hacia la ciudad de Santa Tecla. Es muy probable que los nombres mal escritos y su indicación de salida hacia la urbe tecleña fueran parte de una estrategia para evitar el ataque directo de las autoridades católicas, que llegaron a señalar en sus medios impresos que Penzotti se alojaba al poniente de la calle de Saldaña (ahora Delgado), “en la casa de la señora Francisca Ramos”.

TE PUEDE INTERESAR: El primer pastor evangélico en El Salvador

Durante las tres semanas que permaneció en el territorio salvadoreño, Penzotti defendió sus posturas y la validez de sus Biblias y Nuevos Testamentos mediante la distribución de una hoja informativa, publicada por la imprenta capitalina del Comercio y calzada con las iniciales F. P. Sus prédicas eran escuchadas por entre 30 y 200 personas, entre ellas decenas de mujeres, masones y otras personas descontentas con el catolicismo reinante.

En su misión centroamericana de 1893, el colportor Penzotti vendió un total de 12,377 libros evangélicos, la mayor parte durante su paso por El Salvador. Por el éxito obtenido, la American Bible Society lo designó su agente en Centroamérica, pero no pudo asumir su cargo sino a partir de 1895. Permaneció en el puesto hasta 1899, cuando fue trasladado a la isla de Cuba.

Entre 1896 y 1897, Penzotti realizó otras visitas a El Salvador, para apoyar la misión no denominacional del reverendo Samuel A. Purdie, enviado por The Central American Mission (CAM), entidad religiosa no denominacional fundada en Dallas-Paris, estado de Texas, en noviembre de 1890.

Samuel Alexander Purdie Howard nació en Columbus, Chenango, estado de Nueva York, el 5 de marzo de 1843. Fue el quinto hijo del inglés Samuel Purdie (Norwich, 12/6/1804-Chenango, 12/nov/1891) y Waity Howard (1804-1886), en cuyo hogar también vinieron al mundo James, Deborah S. (1840), Lucinda A. (8/8/1841-10/6/1896) y William H. (1837-21/12/1900).

Desde 1865 hasta 1871, el joven Samuel Alexander se radicó en Randolph County, Carolina del Norte, donde se dedicó a labores de enseñanza y de predicación al servicio de la Sociedad de Amigos, nombre de la comunidad cuáquera desde el siglo XVII, caracterizada por su pacifismo y su ausencia de un credo universal de carácter institucional. Por ese motivo, en muchas ocasiones citó a ese lugar como su sitio de nacimiento. Allí fue donde conoció y se casó con Gulielma Maria Hoover (1850-1936), con quien gestó a su único hijo Joseph Moore Purdie Hoover (Matamoros, México, 19/9/1880-Annapolis, Maryland, 3/1959).

Entre 1871 y 1895, el reverendo “Samuel Alejandro” Purdie y su esposa “Guillermina María” vivieron, predicaron y publicaron materiales de la Sociedad de Amigos en Matamoros, en el estado mexicano de Tamaulipas. En ese lugar, en 1872, Samuel Alexander fundó el mensual La rama de olivo, primer periódico evangélico de los Estados Unidos Mexicanos. Además, impulsó la venta de Biblias y otros materiales religiosos en la zona, a la vez que protagonizó la fundación y desarrollo de escuelas dominicales para formación religiosa.

En febrero de 1888, presentó una ponencia para describir sus escuelas dominicales en Matamoros ante la audiencia asistente a la Asamblea General de las Misiones Evangélicas, que se desarrolló en la capital mexicana.

Debido a algunos ataques vandálicos que sufrió en su imprenta desde mediados de mayo de 1886, desarrollados por grupos de decenas de jóvenes no mayores de 13 años, Purdie perdió tipos de metal para impresiones, lámparas y diversos libros. Aunque algunos de los hechores fueron capturados por las autoridades, los ataques en contra del reverendo protestante no cesaron. En abril de 1891 se trasladó con su familia a Ciudad Victoria, siempre dentro de la comprensión estatal tamaulipeca, donde permanecieron hasta 1895.

LEE TAMBIÉN: Un presidente contra un ciudadano

En 1895, tradujo al castellano las 312 páginas de Oficios del Espíritu Santo (The Offices of the Holy Spirit), publicado en 1878 por su coterráneo y colega cuáquero Dr. Dougan Clark (1828-1896). Esa versión la imprimió en Ciudad Victoria y la puso a la venta en ediciones rústica y de lujo, a 10 y 50 centavos de peso mexicano, respectivamente.

Trasladado a Carolina del Norte a mediados de 1895, Purdie trabajó en las obras de la Society of Friends en esa zona estadounidense, como el Instituto Bíblico de Blue Ridge Mission, en Surry County, y visitó diversas obras cuáqueras en las cercanías. A las 19:40 horas del miércoles 26 de marzo de 1896, abordó el tren del sur en la estación de Greensboro, para dirigirse hacia el puerto de New Orleans y, después, embarcarse con rumbo a su nuevo destino misionero en Centroamérica.

A las 06:00 horas del domingo 12 de julio de 1896, “S. A. Purdis” (así fue registrado por el oficial de la aduana) arribó al puerto salvadoreño de Acajutla, como enviado no denominacional de la Misión Centroamericana (CAM, por sus siglas en inglés). Durante su viaje, Samuel realizó la traducción al castellano de La Biblia en cuadros e historietas, con la finalidad de difundirla gracias a las facilidades otorgadas por la Constitución de 1886 y la Ley de imprenta vigentes en el territorio nacional.

Registro aduanal del reverendo Purdie, hecho a su llegada a El Salvador por vía marítima. Fotografía del Diario Oficial, procedente del archivo histórico de la Imprenta Nacional, San Salvador.

Establecido en una casa alquilada en la ciudad de San Salvador, el reverendo Purdie comenzó sus prédicas evangélicas en la capital y en la vecina localidad de Ilopango, donde revivió sus escuelas dominicales para compartir materiales religiosos entre los lugareños.

Desde el martes 6 de abril de 1897, los Purdie recibieron en su hogar al estadounidense de origen alemán Robert Hermann Bender (Troy, New York, 17/4/1870-San Salvador, 23/5/1934), a quien alojaron en la casa que alquilaban en la intersección de la 8ª. calle oriente y la calle de La Chacra, ahora 1ª. calle oriente y avenida Cervantes. Bajo su orientación, el misionero Bender -enviado también por los directivos de la CAM- comenzó labores como colportor en ministerio ambulante y como predicador en los cultos desarrollados en el templo provisional de la CAM, inaugurado en el número 60 de la 9ª. avenida norte, actual 2ª. avenida norte o avenida monseñor Romero, en el centro de San Salvador.

Con sus conocimientos de imprenta y su experiencia editorial lograda durante sus casi 25 años de labores pastorales en territorio mexicano, en julio de 1897 el reverendo Purdie publicó dos números de La luz de la verdad, primer periódico protestante habido en El Salvador. Mientras tanto, en la localidad tamaulipeca de Ciudad Victoria, continuaban los tirajes mensuales de La rama de olivo, fundado por Purdie en 1872.

Esos dos ejemplares bastaron para desatar una fuerte oposición religiosa en contra de los Purdie y Bender. Los ataques principales surgieron de los púlpitos y de su medio impreso oficial El católico. Los misioneros quisieron defenderse y contraargumentar, pero Bender y el joven Purdie Hoover estaban fuera de la ciudad en labores de evangelización, en tanto que el reverendo Purdie mantenía activos los cultos y la imprenta.

El 21 de julio de 1897, mientras cortaba papel para poder imprimir ejemplares de su traducción de La vida de Daniel Wheeler  (cuáquero, 1771-1840, su libro de memorias fue publicado en Londres, en 1842), el reverendo Purdie sufrió un accidente y se cortó buena parte del índice de su mano izquierda. Para el 28, el tétanos o trismo ya estaba presente. El 2 de agosto, los efectos de la infección lo obligaron a guardar cama, en medio de fiebres, dolores y espasmos musculares generalizados.

Portadilla del libro póstumo del reverendo Purdie, con una fotografía de su rostro. Imagen digital proporcionada por el sistema bibliotecario de la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos de América

El reverendo cuáquero Purdie falleció a las 05:00 horas del viernes 6 de agosto de 1897. Fue sepultado en la Sección de Hombres Ilustres del Cementerio General de la capital salvadoreña. En su partida de defunción, asentada en la alcaldía municipal bajo el nombre de “Samuel Purdy”, quedó consignada que su profesión era la de “ministro protestante”.

En su edición del 15 de septiembre de 1897, el periódico evangélico mexicano El Faro le dedicó una sentida necrología, a la vez que le ofreció su pésame a los colegas tamaulipecos que continuaban el esfuerzo editorial iniciado 25 años antes por Purdie.

ADEMÁS: Con historia de amor fantástica, balletista salvadoreña se despide de los escenarios

La viuda y huérfano de Purdie abandonaron El Salvador por vía marítima, el 8 de octubre de 1897. A cargo de la imprenta y de la misión salvadoreña se quedó Bender, que también atravesaría por su propio calvario personal en las décadas venideras, debido a la precaria salud de su esposa.

La vida, obra y cartas del reverendo Purdie fueron rescatadas por su sobrino James Purdie Knowles, quien publicó todo ese material en un tomo de 251 páginas, impreso en inglés por la Sociedad de Amigos en Plainfield (Indiana, Estados Unidos de América). Nunca se ha traducido a la lengua castellana.

En la actualidad, parte de su archivo personal se encuentra entre las colecciones especiales del sistema bibliotecario del Haverford College (Pennsylvania, Estados Unidos de América), pero no contiene mayores referencias a s us años finales en territorio salvadoreño.

Tres de las hojas del cuaderno manuscrito del reverendo Purdie, conservado en el Haverford College, Pennsylvania. Imágenes por cortesía de Sarah Horowitz, curadora jefa de la Sección de Libros Raros, Manuscritos y Colecciones Especiales de esa institución cuáquera estadounidense.
Tres de las hojas del cuaderno manuscrito del reverendo Purdie, conservado en el Haverford College, Pennsylvania. Imágenes por cortesía de Sarah Horowitz, curadora jefa de la Sección de Libros Raros, Manuscritos y Colecciones Especiales de esa institución cuáquera estadounidense.
Tres de las hojas del cuaderno manuscrito del reverendo Purdie, conservado en el Haverford College, Pennsylvania. Imágenes por cortesía de Sarah Horowitz, curadora jefa de la Sección de Libros Raros, Manuscritos y Colecciones Especiales de esa institución cuáquera estadounidense.

¿Habrá alguna biblioteca o archivo salvadoreño, centroamericano, estadounidense o europeo, privado o público, que conserve alguno de los ejemplares de La luz de la verdad, ese periódico protestante iniciado por Samuel Alexander Purdie Howard?

KEYWORDS

Carlos Cañas Dinarte Cultura Entretenimiento Historia Historia Salvadoreña Redes Sociales Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad